Dónde comenzar el Camino Aragonés: ¿Oloron, Somport o Jaca?

Puntos a favor de cada una de las tres posibilidades

Aunque el Camino Francés por Aragón, lamentablemente, no acaba de levantar cabeza, vamos hoy a ocuparnos de nuevo de él para tratar un tema recurrente, objeto de debate entre los peregrinos dispuestos a iniciarlo: ¿de dónde partimos?

En su día habíamos planteado el mismo dilema al tratar otros pasos fronterizos entre Francia y España, así Saint-Jean-Pied-de-Port o Roncesvalles, en el Camino Francés Navarro, y Bayonne o Irún, en el Camino Norte. Quien haya leído estos artículos ya puede intuir por dónde van a ir los tiros.

camino-somport-6.jpg

Parque Nacional de los Pirineos Occidentales, subiendo a Somport
Parque Nacional de los Pirineos Occidentales, subiendo a Somport

A favor de Jaca

Esta es la opción, sin duda, de quien no quiere complicarse la vida, la más cómoda si atendemos al relieve, la más recomendable para quienes tengan un calendario ajustado.

Se trata de una elección funcional para quien se plantee caminar únicamente el ramal aragonés del Camino Francés hasta Puente la Reina en una semana, incluyendo los desplazamientos hasta la capital del Alto Pirineo y la vuelta a casa.

Si desde Jaca realizamos la etapas clásicas por la Canal de Berdún y Navarra, serán cinco jornadas (Arrés, Ruesta, Sangüesa, Monreal y Puente la Reina), más el día de llegada para conocer la ciudad de Jaca. No podemos olvidar que Jaca posee varios lugares de obligada visita (la catedral y su museo, la ciudadela y el suyo, el casco antiguo con su zona de vinos, el puente medieval de San Miguel…).

Llegar al punto de partida, al tratarse de una pequeña ciudad relativamente bien comunicada por autobús o tren desde Huesca, Zaragoza o Pamplona, resulta más fácil que hacerlo, por ejemplo, a Roncesvalles o Saint-Jean-Pied-de-Port.

Y una vez en ella, dispondremos de todo tipo de servicios para comenzar nuestra ruta, también alojamientos para todos los gustos que en la temporada de peregrinos no suelen estar llenos (sí en la época de la nieve).

Además del albergue municipal del Hospital Viejo, que dispone de 32 plazas, Jaca también cuenta con el de Casa Mamré, con 56 plazas, y el de las Escuelas Pías, nada menos que con ¡255 plazas!, por lo que salvo que toque el concierto del siglo o hecatombe, no será ningún problema pernoctar en ellos aunque no hayamos reservado o lleguemos tarde.

ciudadela-jaca.jpg

Ciudadela de Jaca, con los Pirineos al fondo
Ciudadela de Jaca, con los Pirineos al fondo

A favor de Somport

Durante bastante tiempo ha sido la opción preferida por los peregrinos españoles, que al menos nos consolábamos pensando que ascendíamos a la divisoria de aguas, en el paso pirenaico, pisando la frontera a 1.632 m de altura (el cartel, que no coincide con los datos del Instituto Geográfico Nacional, pone 1.640 m).

Hasta el puerto es muy fácil llegar desde Jaca. A diario circula, durante todo el año y con refuerzos en la temporada de esquí, un autobús que comunica los principales núcleos del Alto Valle del Aragón, agrupados en una mancomunidad compuesta por seis municipios que presta el servicio. La línea, con cinco salidas diarias, pasa por la estación invernal de Candanchú y concluye en la de Astún, y la parada de Somport se encuentra entre ambas (40 minutos de trayecto, 2,80 euros). Los horarios actualizados se pueden ver en www.mavaragon.es.

En tren solo se puede llegar a Canfranc Estación, por lo que resulta más recomendable el autobús.

A diferencia de Jaca, aquí podremos vivir al menos una etapa pirenaica, en realidad el descenso de Somport a Canfranc, desde donde ya se sigue por un valle que se va ensanchando. Algo es algo, que diría el otro, sobre todo si no hay tiempo para más, y la contemplación de los picos calizos, de tonalidades grisáceas, rojizas y blancas, gran parte del año nevados, constituye una imagen difícil de olvidar. Con todo, la mediterraneización del bosque es rápida, y a las dos horas ya nos podemos olvidar de los hayedos, sustituidos por coníferas y toda clase de plantas espinosas.

somport4.jpg

Inicio de la bajada desde Somport
Inicio de la bajada desde Somport

A favor de Oloron-Sainte-Marie

Entre los argumentos que justifican esta apuesta, que es la nuestra, se nos ocurren los siguientes:

1. A la montaña siempre se sube, no se baja sin más, por lo que comenzar un Camino en lo alto de un monte nos parece absurdo y anti-histórico. Por otra parte, ya hemos hablado de la grata experiencia de cruzar los Pirineos a pie, hollando un puerto largo y completo. El esfuerzo es un valor del Camino, y superar una barrera de tal magnitud, coronando una cumbre histórica (aquí prestaba su servicio el hospital de Santa Cristina de Somport), nada tiene que ver con llegar a ella en bus o taxi.

2. La dimensión internacional del Camino siempre es importante, y máxime cuando hablamos de una unidad paisajística, la de un Pirineo que separa países, pero que también une a comunidades que han compartido pastos y practicado un modo de vida similar en ambos valles (Aspe y Alto Aragón).

3. Los caminos de este tramo poseen tramos muy hermosos, por sendas al borde del río Aspe, y los bosques del húmedo y lluvioso valle son mucho más densos que los de la parte aragonesa, aunque el bojeral está últimamente afectado por la peste.

4. Al hacer dos o tres etapas más desde Oloron, el recorrido del Camino Aragonés se puede alargar hasta los 8-9 días, aproximándose ya a una experiencia de media distancia, de las que dejan mayor poso al peregrino.

5. Llegar a Oloron no es complicado desde Pau (bus y tren), pero tampoco desde Canfranc-Estación, de donde a diario parte un autobús de la compañía francesa SNCF (sale a las 19:45 y llega entre las 21:00 y las 21:25 según la época del año). Hay más servicios de bus, pues la línea férrea está interrumpida desde hace años, hasta Bedous, y desde este pueblo del valle ya se puede seguir en tren a Oloron.

6. Algunos lugares emblemáticos jalonan la ruta, varios de ellos formando parte del ecomuseo del valle, así el decadente balneario de Saint-Christau con sus jardines y paseos, el monasterio-santuario de Nôtre-Dame-de-Sarrance, los bien conservados núcleos de Accous y Bedous, el pueblo medieval de Borce o el inverosímil fort du Portalet, que aparece colgado de una montaña sobre el Camino.

7. En el plano de la acogida, y descontando las diferentes opciones de Oloron, que también dispone de un estupendo albergue de peregrinos (Relais du Bastet), cabe reseñar la acogida cristiana del padre Pierre en el convento de Sarrance, el pequeño Hôpital de Saint-Jacques manteniendo su función en Borce o, por su modernas instalaciones, la gîte de Urdos, denominada La Compostelle. Hay más albergues en otros pueblos del valle como Osse-en-Aspe, Accous y Etsaut.

8. En el tramo de Urdos a Somport, el GR 635 (Camino de Arles) se introduce a lo largo de tres horas en el Parque Nacional de los Pirineos Occidentales, lo que propicia un tránsito maravilloso entre hayedos y praderías de altura donde no será difícil avistar fauna salvaje, por ejemplo aves de presa y cérvidos.

9. En breve se van a instalar unas espectaculares pasarelas, para suprimir el paso por la N134 junto al fort du Portalet, que por ir colgadas de la montaña constituirán, por sí mismas, un notable atractivo en el tramo.

10. Por último, Oloron-Sainte-Marie es una ciudad peculiar y encantadora, constituida por tres núcleos antiguos, cada uno con su templo de referencia: la sobria iglesia románica de Sainte-Croix, la catedral románica y gótica de Sainte-Marie, declarada por la Unesco Patrimonio Mundial, y el vistoso templo decimonónico de Nôtre-Dame, junto al que se sitúa el albergue de peregrinos.

Por lo tanto, la conclusión está clara: ¡que nadie se pierda el ascenso al Pirineo y apostad por Oloron!

gave-aspe-oloron0.jpg

Casas junto a la Gave de Aspe, Oloron-Sainte-Marie
Casas junto a la Gave de Aspe, Oloron-Sainte-Marie

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador

Comentarios
Carlos Gonçalve...
Imagen de Carlos Gonçalves - Açores
yo opté por comenzar el Camino en Oloron en septiembre de 2018.. Cogí el autobús Oprto (Portugal) a Pau y luego el tren de Oloron. Me alojé en el albergue Relais du Bastet. El paso de Francia a España por Somport es increíble. A pesar de todo me gustó mucho el camino por Aragón. 30 días después terminé mi quinto camino a Santiago. Ultreya.
João Batista Campos
Imagen de João Batista Campos
Olá Carlos. Tem ônibus de Porto a Pau na França? Qual empresa? Obrigado João joaobatistacampos1@gmail.com
Bicigariano Mtb
Imagen de Bicigariano Mtb
Conozco Oloron-Sainte-Marie porque he estado allí en varias ocasiones. Es un lugar que merece la pena conocer. Además, los pueblos y aldeas que hay entre Oloron y la frontera son dignos de verse, los he andado (pero no estaba haciendo el Camino, conste) y os lo garantizo. Sólo por eso recomendaría salir desde allí. No dejad de visitar la iglesia románica, con una bóveda califal en su crucero que quita el hipo. Claro está que la subidita hasta España no es pequeña, pero no recuerdo tramos complicados.