Tres nuevos albergues: León, Hospital de Órbigo y Astorga

En un ambiente no tan favorable como el de hace una década, se siguen abriendo albergues en el Camino Francés

El Camino se reinventa, y especialmente el Camino Francés, donde la incipiente crisis de popularidad comienza a afectar a las etapas más alejadas de Santiago. El nuevo perfil de los peregrinos es un factor decisivo a la hora de concebir los nuevos albergues que pese al ambiente, no tan favorable como el de hace una década, se siguen abriendo. Hemos visitado tres alojamientos que pertenecen a esta última hornada en la provincia de León, cada uno con sus características, atenciones, servicios y filosofía.

hostal-rua-flor.jpg

María Flor en la recepción del Hostel Rúa 35, en León
María Flor en la recepción del Hostel Rúa 35, en León

Un piso reconvertido en albergue

En la ciudad de León, que al igual que Logroño está conociendo un florecimiento de hostels y albergues en virtud del atractivo de sus zonas de vinos (barrios Húmedo y Romántico) para celebraciones de todo género, especialmente los fines de semana, visitamos el HOSTEL RÚA 35 (La Rúa, 35).

En plena calle de los peregrinos en el casco antiguo, y en coincidencia con una de las vías romanas que articulaban la antigua urbe murada, nos encontramos con una casa familiar reconvertida, en la que sobre todo se pretende aportar calor y proximidad a los peregrinos. Un amplio salón, en el que el mobiliario ha sido reaprovechado de otras dependencias, nos da la bienvenida. Por una escalera interior accedemos al comedor, presidido por una gran mesa común y rodeado de antiguas vitrinas repletas de vajilla. A su lado se sitúa la cocina, provista de todo lo indispensable. La limpieza es casi una obsesión, por cierto muy bien valorada por los peregrinos.

Si miramos las habitaciones, las hay con literas o dobles de baño compartido, y los precios van de los 12 € en la primera modalidad a los 20 € en individual, o los 30 € en doble, pero con la inclusión tanto del desayuno como de la lavadora y la ropa de cama de tela. Además, en la nevera siempre hay algo para comer, sin que falten aceite, vinagre y otros condimentos y especias, un detalle que se agradece. El trato de Flor y Fabián, y el ambiente familiar que ofrecen, es lo que más citan los peregrinos.

comedor-hostal-rua.jpg

Salón del Hostel Rúa 35
Salón del Hostel Rúa 35

Una casona del siglo XIX convertida en albergue

Hospital de Órbigo es uno de los pueblos mejor servidos de albergues en la provincia de León: parroquial, San Miguel, Verde, La Encina…, y ahora también, a pie de ruta y junto a los dos primeros, la CASA DE LOS HIDALGOS.

El complutense Juan de Dios, que abandonó el mundo editorial acuciado por la crisis, se propuso comenzar de cero un proyecto personal, y después de examinar todo edificio a pie de ruta con el cartel de “SE VENDE” eligió esta casona del siglo XIX erigida en tapial. La que había sido residencia parroquial, que aún conserva sus baldosas decoradas con la cruz de Malta, estaba en ruina, una situación que se consideró óptima, ya que de este modo se podía proceder a una redistribución sin cortapisas. En el bajo, diáfano, durante la obra incluso apareció un pozo interior, que será integrado en una taberna de tapas leonesas.

En precario ya había comenzado a acoger peregrinos desde septiembre de 2018, pero es ahora, en la nueva campaña que ha dado comienzo con la primavera, cuando ya todo está dispuesto. Al preguntarle por la competencia, Juan de Dios la soslaya indicando que la receta del éxito está en la especialización, pues cada uno tiene su estilo.

Aprovechando al máximo lo que había, en la primera planta cuenta con un dormitorio de 18 plazas en literas-nido o de cápsula, que tan buena aceptación están teniendo últimamente. Se mantienen los techos de madera y, además, se han habilitado tres habitaciones dobles. En la trasera de la taberna, en cuyo comedor no falta la estufa de leña, hay un pequeño patio con jardín.

Los precios son de 12 € en litera, de 40 € en la habitación doble de baño compartido, y de 60 € en la doble con baño, más 4 € para el desayuno.

camas-nido-hidalgos.jpg

Dormitorio de la Casa de los Hidalgos
Dormitorio de la Casa de los Hidalgos

Una peregrina brasileña abre el tercer albergue en Astorga

Pese a haberse convertido en un fin de etapa clásico, e incluso en punto de partida para muchos peregrinos de medio recorrido, la monumental Astorga seguía siendo una de las poblaciones del Camino francés con menos albergues, acaso porque los dos que hasta ahora existían, el de los amigos del Camino-Siervas de María y el privado San Javier (respectivamente con 156 y 110 plazas), son de los grandes. Parecía por lo tanto complicado que hubiese espacio para una nueva iniciativa, pero ha sido posible por la voluntad de una familia de Brasil, con Patrícia Hilgemann a la cabeza, bajo el título SÓ POR HOJE (Solo por Hoy).

Situado en la calle Rodríguez de Cela 30, en el casco antiguo y muy cerca del Camino, lógicamente ha optado por un modelo opuesto a los existentes: una pulcra casa familiar, provista únicamente de 10 plazas en el sugerente bajo-cubierta, un bonito salón-comedor, y con el añadido de una infusión o tapa de bienvenida, y de una cena comunitaria de bufé a base de platos brasileños. Todo ello a partir de esta primavera, por lo que se encuentra de estreno. Su precio, en la línea del estilo que predomina en Francia: 30 € por la pensión completa.

Patrícia, del estado del Río Grande do Sul, vivió una experiencia fuerte en el Camino de la que ha dado testimonio en el libro Só por hoje… quilómetros sâo só detalhes, editado por Chiado Books a finales de 2018. El inicio de su relato, puro sentimiento, explica la motivación del viaje, la promesa realizada a Santiago para que su padre no sufriera en una rápida enfermedad, con el compromiso de dejar al pie de la Cruz de Ferro una piedra en su memoria.

Es así como nuestra peregrina cumplió su promesa y mucho más que eso, pues transformada por la magia y el poder curativo y reconfortante del Camino, que como ella misma expresa siempre ofrece al peregrino lo que necesita, tuvo un presentimiento, en el vigésimo primer día de su ruta, al pasar por la capital maragata: “Astorga encantadora… nela sonho viver um día, entrego a Deus essa possibilidade e se Sâo Tiago me quiser por perto, me ajude, me leve para lá…’

Una vez más el deseo se materializó, al modo de un nuevo, anónimo y pequeño milagro del Camino, en esta ciudad tan próxima a esa primera meta del Camino Francés sita en la Cruz de Ferro, enclave emblemático, simbólico, magnético, sentimental y me atrevería a decir que indispensable para todo peregrino que se precie. De este modo, fruto de la transformación personal que propicia el Camino, da comienzo una nueva vida para una familia que se traslada a un nuevo hogar, una aventura guiada por la intuición y en procura del crecimiento personal y, ¿por qué no decirlo?, la felicidad.

De esta bella historia nace también la oportunidad que a partir de ahora se brinda a los peregrinos para compartir sus vivencias con la familia de Patrícia.

albergue-hoje-patricia.jpg

La brasileña Patrícia en la cocina de su albergue con su libro, Só por Hoje
La brasileña Patrícia en la cocina de su albergue con su libro, Só por Hoje

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador