Adiós a Rosa de Orio (Camino del Norte)

El Camino Norte ha perdido a una de sus más entrañables hospitaleras en noviembre del año pasado. Hemos dejado pasar algo de tiempo para no caer en la crónica necrológica, siempre tópica, e impregnarnos, quizá, del más poético lamento elegíaco. En tal sentido, asentando los pies en la tierra, como hacemos los peregrinos cuando avanzamos por un sendero de montaña, preferimos dejar hablar a quienes disfrutaron de su presencia y de su albergue, personas afortunadas que tras recalar en el hospitalario albergue de Irún, y acaso en el que tenía la asociación donostiarra en San Sebastián, en Orio confirmaron la bondad de la acogida del Camino Norte por parte de Rosa, Patxi, Nadhet. Como pequeño muestrario seleccionamos algunas opiniones de Gronze, Google o Eroski Consumer:

rosa-orio.jpg

Rosa Arruti en su albergue San Martín, Orio.
Rosa Arruti en su albergue San Martín, Orio.

«Solo decir que Rosa hace que el ambiente del albergue sea fabuloso. Solo por eso el albergue merece la pena». Manuel.

«Albergue genial, la atención por parte de la hospitalaria estupenda…». Peregrino7.

«Excelente refugio, los hospitaleros son verdaderos ángeles del Camino». Reneo Montiel.

«Qué decir de Rosa, que mantiene intacto el espíritu fuerte y acogedor de la gente de Orio… Un beso y sigue siendo tan auténtica y protectora, se agradece…». Adniel.

«Rosa encantadora y auténtica peregrina, una compañera tenía una ampolla y no dudó ni un segundo en curársela, es muy buena anfitriona…». CrisRoad.

«Excelente Albergue, Rosa y su sobrina se desviven por los peregrinos son un encanto, manteniendo las instalaciones en perfecto estado». Arcángel García.

«Encontrar este albergue el primer día como peregrina fue lo más maravilloso que pueda pasar». Marina Monsavane.

«Tout est parfait dans cette auberge, du sourire à l’accueil en passant par les installations et en terminant par le petit déjeuner». Jerome.

«El albergue es perfecto... pero lo mejor de él es Rosa. ¡¡¡Qué gran mujer!!! ¿Se puede tener más amor al Camino y a los peregrinos?». Maria47.

«…El trato en el albergue de Orio exquisito, gracias Rosa y Patxi, una pareja inusual donde los haya....el mejor albergue del Camino sin duda,…». 7porConsumer.

«Best albergue I have stayed in during the Camino. Rosa the owner is a sweetheart!». Nina Jaksic.

«Por muchas palabras que escriba no podré agradecer a Rosa y su hermana el trato que me dispensaron el pasado 16 de julio, cuando llegué al albergue con seis hermosas ampollas en la planta de los dos pies.
Desinteresadamente emplearon su tiempo y su material en curarme por la tarde y hacerme una cura al día siguiente antes de iniciar la etapa.
Gracias por el trato que me distéis. Personas así son las que hacen falta en el Camino». Eruga.

«Molto bella l’accoglienza e la disponibilità». Fabrizio Rubagotti.

«El lugar espectacular, pero sobre todo la acogida». Lei Xexu.

«Rosa se portó genial con nosotros, no tenía hueco y nos dejó una habitación de su domicilio,…». Nury the best.

«Sólo por conocer a Rosa ya merece la pena. Uno de los pocos que van quedando en los que se vive el espíritu del Camino». Stuka1964.

«Una de las joyas del Camino del Norte. Acogedor, buen trato del personal (con Rosa a la cabeza)…». Guakas. 

«Un accueil comme il n’y en a pas d’autres pour les pèlerins. Rosa et Nadhet sont les hôtes le plus sympathiques et serviables que j’ai rencontrés». Patrice Rueda.  

«Eternamente agradecidos a Rosa por su hospitalidad y amabilidad». Ángela GL.

--------

Y podríamos seguir…, ¡casi dos décadas de hospitalidad!, porque los comentarios positivos, y las demostraciones de gratitud, son innumerables.

Las personas, con su generosidad, entrega y gran corazón, son las que construyen el Camino espiritual, complemento indispensable del físico. Tanto los peregrinos, a través de nuestras vivencias, que son únicas e intransferibles, como quienes nos acogen fieles a una secular tradición. En este sentido, el Camino Norte tiene sus albergues y hospitaleros emblemáticos, que todos conocemos y no vamos aquí a citar para que nadie, si olvidásemos alguno, se sienta ofendido. Pero de lo que no cabe la más mínima duda es de que Rosa, desde su albergue San Martín, en la Casa Arteta de Orio, era una de ellas. Adiós a Rosa Arruti, para los peregrinos Rosa de Orio, por siempre en Buen Camino, en nombre de todos los que hemos tenido la fortuna de conocerte.

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador

Comentarios
David Rod
Imagen de David Rod
Gran albergue y gran hospitalera, me deje caer por ahí en Julio 2021, todo un acierto. Dep.
Batiste
Imagen de Batiste
sin lugar a dudas una gran hospitalera, el día que llegue allí, había perdido la cantimplora, al momento su sobrina me dió una, que todavía tengo después de hacer el camino, ir a Fisterra, Muxia y volver hasta Hospital D.E.P. Su sobrina si sigue no tengo duda que también será una gran hospitalera del Donejakue Bidea