Agosto 2017: Aportaciones sobre el Camino Lebaniego

Un peregrino nos envía el siguiente mail, con informaciones útiles sobre éste camino. Lo publicamos sin editar.

Buenas tardes,

Estoy realizando el Camino Lebaniego en Agosto, aprovechando el año Jubilar. Quisiera compartir con la comunidad de Gronze algunas observaciones que, a buen seguro, resultarán de utilidad a los viajeros-peregrinos:

A) Efectivamente, la senda fluvial del Nansa es muy bonita para disfrutar si hay un Buen Día y si se tienen ganas de aumentar en casi 10 km (y no 8,5 km) la etapa, ya que en días de calor La temperatura es muy agradable, debido al río y a que la senda discurre a la sombra. No obstante, de lo que nadie te advierte es que la superficie es arenosa y por lo tanto, debido a la humedad y a la semana lluvias acaecidas, hay tramos peligrosos y a veces intransitables.

B) la segunda bifurcación de la senda (200 m pasando Serdio) genera dudas y confusión. Teniendo en cuenta que es todo bajada y teniendo en cuenta la humedad, recomiendo continuar por el camino de asfalto hasta Muñorrodero, ya que van en paralelo y además permite para por delante de un bar-restaurante.

C) A pesar de ser año Lebaniego, la señlética es escasa y a veces poco perceptible para el viajero. En lugar de haberse invertido Recursos en el proyecto "Peregrino Lebaniego Digital" (que adolece de falta de practicidad y utilidad) podrían haber destinado el dinero a señalizar convenientemente.

D) Antes de llegar a Serdio aparece una señal que indica el nombre del pueblo a la derecha y sin embargo la semana señales indican hacía delante con el único fin de obligarte a pasar delante del Torreón de los Estrada (con baños) que no te indican previamente, que están reconstruyendo y que te obliga a realizar un rodeo de unos 400 m.

E) Antes de llegar a Cades existe otra bifurcación de la que nadie te advierte, con un letrero hecho a mano y bastante ilegible que genera confusión: camino largo y camino corto (a 400 m agua). Yo escogí el corto, aunque tenía agua.

F) Al llegar a Cades nadie te advierte que vas iniciar uno de los tramos más complicados del día, al tener que recorrer una distancia de 7 km catalogada de Alta montaña, muy estrecha, con desniveles, sin arcenes y con tráfico. Cuando La terminas (sano y salvo) llegas a un cruce: a la derecha indica Sobrelapeña (1 km) y a la inquierda QUINTANILLA. En lugar de 1 km de desvío, son en realidad 500 m y se agradece llegar a un bar-restaurante y a un pequeño supermercado regentado por la misma familia. A la entrada del pueblo y sin dar rodeo alguno deben coger la carretera sentido Cires que enlaza con Sobrelapeña.

G) A pesar de ser año Lebaniego, los servicios de información turística del Ayuntamiento de SAN VICENTE y del Gobierno de Cantabria ignoran mucha información sobre el camino y no resuelven dudas importantes. Por otro lado, han editado mapas en los que podían detallar con más precisión la existencia de fuentes, así como de alojamientos alternativos a los albergues públicos, cuyas plazas son escasas. Podían aprovechar la existencia de una Asociación de Turismo Rural en Cantabria que cuenta con base de datos.

H) Si se sale desde San VICENTE, recomiendo encarecidamente acudir y consultar a las Guías medioambientales de NATUREA que se encuentran en el faro, donde se ubica El Centro de Interpretación de Oyambre. SON LAS ÚNICAS QUE REALMENTE HAN REALIZADO EL CAMINO, y resuelven las dudas. Curiosamente, no dependen de la Consejeria de Turismo sino de Medio Rural.

Espero que toda esta información resulte de utilidad.

BUEN CAMINO!

Un saludo, Luis CF

lebaniego.jpg

Señalización del Camino Lebaniego
Señalización del Camino Lebaniego
Comentarios
jonate
Imagen de jonate
Acabo de llegar de hacer el Camino Lebaniego-Vadiniense desde Muñorrodero a Mansilla. Confirmo lo comentado por Luis, y añado otras cositas por si pueden servir de ayuda. Nosotros hicimos una primera etapa bastante larga, Mulorrodero-Cicera. Los que vayáis a pernoctar en Ciciera y hayáis reservado en la Posada del Molino, tened cuidado porque os podéis quedar sin cama, ya que esta señora, por llamarla de alguna manera, va ocupando camas sin importarle la reserva que haya hecho previamente. En el pueblo le llaman "la Faraona", queda todo dicho. Aparte del albergue, hay otro alojamiento como es la Posada de la Escuela, donde nos quedamos nosotros, que tiene bar. Y para comer está el Bar Marcel, que también te vende frutas o te prepara bocadillos para el día siguiente. Lo digo, porque la "Faraona", también te dice que no hay nada más en el pueblo para que comas en su establecimiento.