Etapa 29B: Lubián - A Gudiña | Al Loro

La etapa es agradable, plácida y plenamente rural, sin dificultades a reseñar; además, excepto al inicio y al final, caminamos alejados de la nacional y de la autovía. Hoy entramos en Galicia en el Alto de A Canda.

En la subida al Alto de A Canda (1.265 m) ganamos 310 metros de desnivel en 4 kilómetros (desde el Santuario de la Tuiza); excepto en algún corto trecho, la pendiente es suave.

La subida por camino de tierra a A Canda no presenta dificultades especiales; aun así, en época de lluvias, podemos encontrar algunos tramos anegados. Hay la posibilidad, no recomendada si no hay circunstancias que lo justifiquen, de ascender al puerto por el arcén de la nacional N-525; en este caso, 400 metros después del Santuario de la Tuiza debemos cruzar la autovía por un paso elevado para subir a la nacional y seguirla por la izquierda. Carretera nacional y camino toman un contacto puntual en el alto.

La subida a A Canda por el camino no es ciclable. La alternativa es la nacional N-525.

Hoy no encontramos ningún servicio hasta Vilavella, en el km 10,9 de la etapa; casi a pie de camino hay el bar On (desayunos, bocadillos...), y en la parte alta, a pie de la nacional, hay el hotel Spa Vilavella, con restaurante, de 4 estrellas. O Pereiro no cuenta con servicios (el hotel-bar-restaurante Cazador está a 1 km en fuerte subida, a pie de nacional, señalizado en el pueblo). A Gudiña cuenta con todos los servicios.