Etapa 30B: A Gudiña - Laza | Al Loro

Etapa larga, solitaria y montañosa; por fin nos alejamos de las principales vías de circulación un día entero. Excepto Campobecerros, las demás aldeas son minúsculas. Sin duda, estamos frente a una de las etapas más bonitas de la Vía de la Plata.

Podemos acortar la etapa pernoctando en Campobecerros; su albergue público de peregrinos cerró en el año 2012, pero en 2014 se abrió uno de privado. También hay alguna casa rural.

En la pequeña plaza Mayor (con cruceiro) encontramos bien señalizada una importante bifurcación: para los peregrinos pedestres recomendamos ir por Laza, pues el camino es más montañoso y aproximadamente 16 kilómetros más corto; los ciclistas, en cambio, tienen la opción de ir por Verín, una variante más llana y rápida, pues sigue el eje de la N-525.

Los que opten por la variante de Verín, una vez lleguen a dicha ciudad tienen de nuevo dos opciones para regresar al camino principal: la más rápida, pues son unos 17 kilómetros, es remontar el valle del río Támega hasta Laza; la otra es seguir toda la variante (señalizada con flechas amarillas) hasta la parroquia de Venda do Río, unos 11 kilómetros antes de la catedral de Ourense.

Es la única localidad intermedia con servicios; en la peculiar casa-bar-tienda Da Rosario ofrecen menú casero a precio de derribo.

A la salida hay una agradable zona de descanso, con fuente, bancos y mesas de madera a la sombra.

Cuenta con todos los servicios. En el centro, a pie de camino (rúa da Picota, 13), hay un punto de apoyo al peregrino de la Asociación de Amigos del Camino del Santiago "O Portón da Picota": un lugar de reposo con bebida, comida, información, sellado de credenciales, botiquín, apoyo a ciclistas, etc. Abierto de 6:00 a 21:00, de abril a noviembre.

Antes de ir al albergue hay que pasar por Protección Civil (junto al Ayuntamiento) para registrarnos y recoger las llaves.