Etapa 31B: Laza - Xunqueira de Ambía | Al Loro

Etapa interesante, con dos mitades bien diferenciadas; hasta Vilar de Barrio, por monte y zona rural, y de ahí en adelante, por llanura agrícola.

Podemos acortar la etapa pernoctando en el buen albergue de la Xunta de Vilar de Barrio, o en el bonito refugio rural de Alberguería.

Hoy afrontamos una subida a considerar, desde Tamicelas (540 m) hasta la cruz del monte Talariño (965 m), pasando por el pueblo de Alberguería (910 m); son 425 metros de desnivel, con los tramos más pronunciados en los primeros 4,3 km.

El único servicio, a parte del albergue, es un curioso bar tapizado con vieras y regentado por un amante del camino.

Minúscula aldea abandonada en proceso de recuperación, a mitad de camino entre Alberguería y Vilar do Barrio, a 350 metros del camino (desvío señalizado; luego no hay que retroceder). Allí, la Asociación Amigos del Peregrino y de Veredo, ofrece a los peregrinos café, té, zumos, bocadillos...

Cuenta con todos los servicios.

Una asociación ha abierto un local a pie de camino, donde tomar un refrigerio, café o bocadillo (abierto cada día de 8:00 a 22:00).

El albergue de peregrinos está a pie de camino, 300 metros antes de la localidad.

Entre Vilar de Gomareite y Bobadela cruzamos la llanura en la que existió, durante millones de años, la mítica laguna de Antela, de 42 kilómetros cuadrados. En la década de los 50 se desecó para ganar tierras de labranza.

El monumento más relevante de la población es la preciosa colegiata de Santa María la Real, cuyo origen es un antiguo monasterio fundado en el siglo X; del conjunto destaca la iglesia románica (siglo XII), el bonito claustro (siglo XVI), y el órgano del siglo XVIII, recientemente restaurado.