Etapa 2B: Jaca - Arrés (por San Juan de la Peña) | Al Loro

Distancia: 
39,2 km
Duración: 
10 horas 30 mins
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
4

Hoy tenemos una variante interesantísima: la que pasa por los monasterios, el nuevo y el viejo, de San Juan de la Peña. Si nos decidimos por ella el final lógico de la etapa es Santa Cilia, con buen albergue de peregrinos. El inicio de la variante, a 5 km de Jaca, está perfectamente señalizado con un indicador vertical.

El albergue de Santa Cilia permite pernoctar dos días a los peregrinos que quieran visitar San Juan de la Peña; ello posibilita hacer la etapa de Jaca a Santa Cilia por el camino oficial y dedicar el día siguiente a la visita de los susodichos monasterios. Creemos que, para los que están en forma, es mejor tomar directamente la variante.

La variante por San Juan de la Peña, señalizada como GR 65.3.2, va por caminos de montaña, a tramos pedregosos y con fuertes desniveles. Incrementa la distancia en 13,8 km y presenta un desnivel positivo de 500 metros. No hay pasos complicados y la señalización es buena, pero sólo es recomendable para peregrinos con experiencia en este tipo de caminos; desaconsejamos ir en solitario.

A salida de Santa Cruz de la Serós, a 200 metros de la iglesia de San Caprasio, debemos dejar la carretera para tomar un camino a mano izquierda; algunos no ven el giro y pasan de largo.

Los caminos de subida y bajada a San Juan de la Peña no son apto para ciclistas; la mejor alternativa es la carretera que sube por Santa Cruz de la Serós.

El bonito pueblo de Atarés, en plena subida a San Juan de la Peña, tiene fuente y una taberna social de horario exiguo e imprevisible. Así pues, desde Jaca al monasterio nuevo de San Juan de la Peña (hay bar y restaurante), son 17,6 duros kilómetros sin servicios de restauración. Luego, de bajada, en el precioso pueblo de Santa Cruz de la Serós, sí hay bares y restaurantes. También hay servicios de restauración en Santa Cilia, en el camping Pirineos, y en Puente la Reina de Jaca (localidad 300 metros fuera del camino).

Pasada la encrucijada a Puente la Reina de Jaca hay una variante, bien señalizada, que evita el pueblo de Arrés; ahorra 800 metros de distancia y 100 metros de desnivel, pero Arrés es una pequeña aldea que bien merece una deferencia.

El interés cultural de la etapa se centra en el monasterio nuevo y, sobre todo, el monasterio viejo (o Real Monasterio) de San Juan de la Peña, con su excepcional claustro románico bajo una enorme roca. A éstos, hay que añadir la monumental iglesia de Santa María, en Santa Cruz de la Serós, de la cual tenemos una preciosa estampa en la bajada.