Camino Primitivo | Experiencias

¿Has hecho este camino o un tramo? Comparte tu Experiencia para ayudar a los futuros peregrinos. Rellena y envíanos el siguiente formulario, y en unos días lo publicaremos en esta misma página. Gracias.

Sin desperdicio hasta que llegas al Francés.

Es, sin ningún tipo de duda, una de las experiencias vitales que mantendré en mi memoria durante el resto de mis días. Es un cúmulo de sensaciones y un reencuentro con nuestro yo más puro, una forma de vivir que te hace abrir los ojos y en la cuál, aprendes y redescubres a cada paso.

El camino es espectacular, el paisaje de Asturias es extraordinario y el gallego también ,en el camino te empapas de naturaleza, durante el camino en incontables ocasiones escuchas el silencio, un camino mágico hasta Melide.

El camino es muy bonito. La naturaleza da esta fuerza para seguir adelante. La parte asturiana es más bonita. Lo encuentro duro, además no hay mucha gente, dato muy bueno, para mí. Es perfecto para ponerte a prueba en cada sentido, y conocerte.

Pese haberlo hecho en la primera quincena de agosto he de decir que la experiencia ha sido brutal. Encorajo a quien se lo esté pensando que lo haga. La parte asturiana es increíble y día tras día no te deja de sorprender. En Galicia el panorama cambia un poco y en Mélide, que es la conjunción de todos los caminos, ya ni hablamos. El resto genial.

Este camino me ha encantado sobre todo la parte Asturiana por el paisaje de montaña. La experiencia ha sido buena en general, sin embargo en el mes de agosto he encontrado bastante masificación y dificultad para encontrar sitio en los albergues. Es una lástima que este camino se está volviendo ya como el camino Francés o el del Norte, donde la gente madruga para ir a la carrera y encontrar plaza en los albergues.

Ya hice hace tres años el Camino Francés de Sarria a Santiago. Este tramo del Primitivo es mucho mejor porque al ser más exigente no hay tanta masificación.

Era mi segundo camino, en 2014 realicé un tramo del Camino Francés desde Foncebadón. Solo puedo decir que este camino lo inicié solo y para mí ha sido una experiencia única en positivo. No puedo decir nada malo sobre él solo que acabó. Es algo duro físicamente si se compara con el camino francés, pero todo el mundo con una previa preparación puede realizarlo y sobre todo disfrutar de su belleza. Sí es verdad que a partir de Lugo cambió su concepto, pero sigue siendo camino.

He realizado el Camino Primitivo en 11 días (más 4 etapas más hasta Fisterra y Muxía). En cuanto dejé Oviedo y me encontré en plena naturaleza, me invadió una sensación de bienestar increíble. Me encantó Asturias, su frondosidad verde, sentirme completamente sola en esos bosques, la exigencia física del terreno, las abuelas asturianas. 

He disfrutado de la soledad, de los encuentros con los habitantes y de la compañía de otros peregrinos. He conocido personas muy interesantes. Algunos me han llegado hondo. Ciertos detalles, como recibir un caramelo o una manzana, me han emocionado...

Fue mi primer camino, y encontré absolutamente todo lo que pretendía encontrar. Naturaleza, amigos, techo, comida, paz, paz y paz, eso sí, hasta Melide. A partir de aquí, ya no es lo mismo. Las gentes de Asturias, impresionante. Siempre una sonrisa en sus caras, sonrisas que casi no contemplarás en Galicia, pues ya están hartos y acostumbrados al peregrino. 
Si buscas un camino competitivo físicamente, tranquilo y bien equipado, este te garantiza las tres cosas.

Experiencia increíble. Y muy recomendable.

De belleza incomparable para hacerla sin prisas, viendo muchos paisajes, muy, es que muy, recomendable.

Fue mi primer camino y como el primer amor siempre te parece que fue el mejor. Tal cual me lo había imaginado unos senderos increíbles con el verde Asturiano en un principio y con la agradable geografía gallega en la segunda parte. La gente que lo transitaba excelente, solidaria, respetuosa y alegre al compartir en el albergue. No está comercializado como el Francés, es mucho más auténtico y como es un poco más exigente no van turigrinos. Creo que los peregrinos de este camino son viajeros no convencionales a los que les gustan los desafíos.

Me ha gustado mucho. Ha sido una experiencia muy enriquecedora. Si pudiéramos volveríamos a hacer otro Camino.

Podéis leer nuestro relato del Camino: http://bit.ly/1WElo8A

 

Muy buena experiencia, lo valoro muy positivamente y es un camino precioso sobre todo la parte asturiana que no tiene nada de asfalto.

La parte de la montaña Asturiana es bonita pero en general me ha parecido un camino en el que abunda el asfalto en exceso. Anteriormente hice el Sanabrés hace 4 años y lo recuerdo con mucho más camino de tierra. Además mucho tramo de asfalto es por carretera nacional, que por mucho arcén que tengan no deja de ser peligroso.

Es un camino exigente, pero bello. Los paisajes merecen la pena, el paisaje humano, también.

Una experiencia inolvidable. Primitivo es un camino solitario, pero si buscas compañía, casi siempre la encontrarás. Los paisajes son preciosos, sobre todo la Ruta de los Hospitales...

La experiencia general es maravillosa. Era mi primer camino y sin duda voy a repetir en este septiembre (2015). Fui con un amigo y creo que fue una gran idea porque pudimos reafirmar nuestra amistad aunque es cierto que el camino lo hace uno solo. Todas las personas con las que nos cruzamos o eran repetidores o querían repetir, lo que resume su experiencia.