De Oviedo a Santiago por el Camino Primitivo, 2017

Nombre: 
José Juan
Cómo: 
A pie
Cuándo: 
Marzo de 2017
Recorrido: 
De Oviedo a Santiago de Compostela
Etapas: 
11
Experiencia: 

Sin desperdicio hasta que llegas al Francés.

Dificultad: 

Lo recorrí por segunda vez (la anterior por el antiguo trazado) y con un familiar que recibía su bautismo peregrino, y nos resultó tan arduo como cabía esperar a pesar de que solemos caer por la montaña. Y pienso en la zona montañosa hasta la provincia de Lugo, desde donde, salvo un par de puertos y unos cuantos repechos, te recibe con una orografía más suave. 

El perfil no corresponde en casos muy muy puntuales, como en Dóriga-Salas (que es llano-bajada), en la salida de Tineo (mucho menos abrupto), las inmediaciones de Montouto (llano y bajada), y poco más.

Entre El Pedregal y Villaluz es un barrizal.

Hay un carril de grava prensada desde aproximadamente Fonfría más o menos liso y más o menos existente casi todo el recorrido.
Seguimos pisadas de lobo unos cientos de metros en el mismo Camino hasta antes de Paradavella.

También hasta Paradavella hay obras en el carril (creo que la cuesta se llama "del sapo") que hacen la bajada literalmente intransitable si ha llovido, debiendo andar por el muro y tirar ruedas o piedras para no hundirse en el fango.

De Paradavella a A Lastra se recorre un camino vecinal con muchísima pendiente que por carretera es casi llano y de igual longitud (lo vimos a toro pasao).

La entrada a Vilar de Cas tiene doble señalización: mejor recto.

En la pista del pinar entre O Cadavo y Vilaba, de seguir el mojón, ignorar la raya cruzada de PR (amarilla/blanca) y los troncos bloqueando el camino y tirar por ahí, que se llega estupendamente.

Señalización: 

Salida de Oviedo perfectísimamente señalizada. 

Algunas conchas están en oblicuo cuando deberían estar horizontales, por lo que hacen seleccionar mal la ruta, pero en seguida percibes que por ahí no ha pasado nadie en mucho tiempo (no sumas cinco hasta Santiago).

En Grado hay equívoco en la señalización de entrada (en el cartel de la calle, nosotros fuimos por la derecha y avanzamos bien), la señalización envía al albergue sin especificarlo aunque el desvío es mínimo y hay una flecha que no se sigue recta en el desvío porque te fijas en la grande que lleva al mismo. 

Continúan las obras entre Dóriga y Salas.

Ya en Lugo, hay conchas tachadas con spray de pintura: ignorar el tachado.

También desde la provincia de Lugo hay ambigüedad en la dirección de las conchas: en Asturias, salvo las tres o cuatro oblicuas, están correctamente dirigidas, pero en Galicia es conveniente seguir exclusivamente las flechas hasta el mismo Santiago.

Continúa el desvío provisional por la LU530...

La Xunta impone su trayecto hasta Lugo (y más allá...)

A la entrada de A Fonsagrada las flechas a izquierda y derecha guían a algunos de los albergues sin identificar el Camino (es la de la izquierda).

Antes de Melide hay dos bifurcaciones señalizadas, nosotros cogimos siempre las de la derecha (la segunda nos llevó a una zona de albergues y bares, la otra llevaba a un camino vecinal).

Albergues: 

El albergue de Oviedo recibe peregrinos desde las 17h (y no desde las 14h como he leído). El hospitalero jovencillo es muy dispuesto. Está muy cuidado. La puerta desde la que se accede al parque en que se encuentra el albergue se abre desde el telefonillo. 5€.

En La Dóriga, el chigre de Toño no dispone de un albergue como tal, sino de una caseta en la parcela con ocho camas, con un wc y una ducha en el edificio principal. Es muy tranquilo sin olvidar que es un chigre.... Es tienda y restaurante-bar. 10€.

En La Espina nos quedamos en el albergue de Carmen, ¡que funciona con donativo a pesar de ser privado! (en el libro leí a una pareja quejándose de que le pareciía mal que propusiera dar el donativo a la entrada al albergue sin, tela, haber ojeado antes las instalaciones y ajustar el donativo a ello...) Nosotros dejamos 10 euros cada uno, pero un privado podría pedir más. Es la dueña del Covirán que hay debajo, así que no tendríais excesivos problemas de horario. Un pero son los niños correteando en el piso superior, que gracias a Dios se acuestan prontísimo, y un ruido de goteo que puede resultar molesto a los que deberían preferir un hotel. Comimos en el restaurante Dakar por un precio de risa hasta reventar, la cocinera es la imagen de la sencillez y gran poder culinario: así se cocina carne al punto.

Las llaves del albergue de Borres se cogen en el Bsrín, y ahí también está el único sello: no subir la cuesta al albergue.... No vimos a la hospitalera en ningún momento, pero por teléfono parecía maja. Muy bien cuidado, está aquí la primera litera triple que se puede ver, vistas muy agradables. No tiene ni cortinas ni persianas. Había minicroissants de recibimiento. 5€.

En Berducedo, mismo edificio que Borres, hay estufa y vitro, y buen supermercado a unos metros, donde también hay una pensión cuya secadora y lavadora deja usar por los peregrinos (1€ + 1€). 5€.

En Castro las habitaciones tienen dos literas con lámparas individuales y colchones con funda antiácaros, con lavadora y secadora por el mismo precio que Berducedo, y una tiendecita-bar+comidas, salón generoso, calefacción, recién restaurado.... 10€.

El Albergue Cantábrico de A Fonsagrada el es Hilton de los albergues por 10€. Es espectacular: 2 vitros, 4 micros, comedor con cuatro mesas, 4 lavadoras 4 secadoras que funcionan con temporizador, 1 baño-wc para minusválidos y 4 baño-wc para los que no lo son. Habitaciones con dos literas, cuatro taquillas grandes, radiador, lámparas individuales con sus mesitas (arriba y abajo), bajera+funda de almohada + edredón, máquina autoventa dentro, duchas perfectas, fundas de colchón antiácaros y somier de madera, pila, menaje para una boda. Y pegado a la Fuente Sagrada y la iglesia. E, invento que deberían patentar..., secador de botas inventado por ellos.

En O Cadavo (Xunta) tienen vitro (el menaje fue escaso) y suelo radiante, tenderero techado y está junto al centro de salud. No da mantas ni tiene enchufes (en la habitación 1). La hospitalera es voluntariosa y todo carácter...

En Lugo (Xunta) no hay separación entre las dos duchas del baño de hombres, ni mantas, ni prácticamente menaje de cocina, aunque tienen un micro y dos placas, lavadora y secadora. No nos atendió el eterno hospitalero sino una morena de las que hacen babear, sin ánimo de ofender a nadie ni parecer sexista-machista o/y los -istas que sirvan para acusar. Todas las literas en una sola sala, menos mal que sólo dormimos cinco esa noche.....

En As Seixas (Xunta) tampoco hay mantas y es francamente ruidoso porque hace resonancia su diseño hueco. Las botas se quedan en la planta de abajo, la luz de emergencia de la habitación es molesta porque parece activada, y no dispone de calefacción. Hay un bar-restaurante cerca aunque no sirven desayunos. Al lado hay una máquina autoventa. Lavadora y secadora (3€ + 1'5€, no da cambio). La alberguera (vimos la denominación en el de Lugo y la oímos en O Cadavo) es un solete.

En Salceda nos quedamos en el turístico. Sirven comidas, cenas y desayunos por un precio módico. Tienen lavadora y secadora (4€ + 4€) y hay mantas. Tiene pinta de que con calor aquello es un oasis. 

En Santiago fuimos al Estrella de Santiago, que está bien cuidado pero se nota que machacado por llenarlo a menudo. La cocina-comedor es generosa, como los baños, aunque en aquella te ven comer desde fuera y en estos es mejor no andar desnude dentro si se es vergonzoso. Las literas están en habitáculos muy ajustado, con dos mesitas y con una cortina como puerta que, si están corridas, no sabes si albergan gente y la luz del techo (por "educancia") puede tardar en poder encenderse o apagarse.

Sugerencias a los futuros peregrinos: 

Asturias es la dificultad de este Camino. Una vez pasado el límite de provincia, incluso se pueden alargar las etapas por un menor relieve al que hemos ido adaptando las piernas fortaleciéndolas antes de llegar. De hecho, apenas se toca asfalto, al contrario que en Galicia.

En Asturias la ruta es íntegramente por montaña, por lo que hay que valorar que, si el pronóstico da lluvia, nieve, frío o calor, arriba lo va a hacer más, ya que normalmente se cumbrea. Nosotros no llegamos a portar comida, pero la echamos de menos en un par de casos.
Nosotros fuimos con ropa y sacos de primavera (empezamos dos días antes de la fecha oficial) y nos sorprendió el temporal de nieve, al que sobrevivimos gracias a las mantas y radiadores de algunos albergues, y que nuestro cerebro no contempla la retirada.

En Asturias es relativamente raro encontrar fuentes, tiendas o bares, pero agua hay para hartar, así que puede ser bueno llevar potabilizadoras en época de calor.

Muy importante: cámara de fotos.

Por último, la gastronomía es, de normal, marcadamente local, por lo que los productos (huevos, carne,....) suelen ser del mismo pueblo. No, no hay McDonalds, Foster ni Telepizza hasta Lugo.

Amén.

¿Quieres compartir tu experiencia?

¿Has hecho el Camino o algún tramo de él? Comparte tu experiencia para ayudar a los futuros peregrinos.

Rellena y envíanos el siguiente formulario y en unos días lo publicaremos. Muchas gracias