Peregrinos con maletas: Los nuevos tiempos

Tras departir estos días con algunos hospitaleros del Camino, han surgido dos problemáticas que están suscitando diversidad de reacciones en los albergues. Son cuestiones que vienen ya de atrás, pero la noticia está en que ambas, ahora diremos cuáles, están experimentado un notable incremento. De buenas a primeras nuestro comentario fue un tanto fatalista: resignación, son los tiempos que corren, qué le vamos a hacer, no se puede con la deriva turística del Camino, tendremos que emigrar a itinerarios menos transitados o, como Sanzzi, al invierno. No obstante, y bien pensado, claro que hay posibilidad de resistencia, una capacidad que no solo pasa por la pedagogía, que solo dará frutos a medio o largo plazo, sino por fijar normas, ya mismo, para regular la acogida.

peregrinos-maletas.jpg

Peregrinos con maletas a la puerta de un albergue en Sarria.
Peregrinos con maletas a la puerta de un albergue en Sarria.

Los problemas de los que hablamos son: 1. la proliferación de maletas y maletones, en lugar o como complemento de las mochilas, entre el equipaje de los supuestos peregrinos; y 2. la exigencia, cada vez por parte de un mayor número de usuarios, de la ropa de cama completa, alegando como principal motivo que pasan olímpicamente de cargar el saco de dormir.

Cuando alguien se enfrenta a los nuevos tiempos, que en cierto imaginario se equiparan a modernidad, y ésta a progreso, automáticamente puede ser catalogado como retrógrado o reaccionario, y en el mundillo del Camino quizá como «purista», ese calificativo al que tanto recurren algunos para definir a la vieja guardia de las asociaciones, a los peregrinos veteranos o a aquellos que, simplemente, entendemos la peregrinación de un modo tradicional, aquel que precisamente lo diferencia del turismo.

Los beneficiarios de las nuevas modalidades de peregrinación más próximas al turismo, que son muchos y de diversos campos, tanto en la economía como en la política, suelen despacharnos, a los que combatimos estas extravagancias, como nostálgicos. Con un tono paternalista y sobrado, y siempre dispuestos a darnos unas palmaditas de consuelo en la espalda, nos espetan que no entendemos o, peor todavía, no queremos entender, que las cosas están en constante evolución, y que el Camino que nosotros conocimos, o soñamos que algún día vivimos, ya no existe. Pero bajo tal repertorio de falsas seguridades, edulcoradas con sofismas, lo que se oculta es esa concepción neoliberal del mundo disfrazada de un fraudulento halo de libertad: la cantinela de que cada uno elige su Camino, de que toda forma de peregrinar es válida, que nadie debe juzgar a los demás, y otros tantos eslóganes aprendidos en los mass media como el vive y deja vivir y gaitas similares, convertidos en muletillas del pensamiento débil.

A la panoplia argumental genérica, se suma la pragmática de los usuarios, que hablan con mucha claridad y defienden a capa y espada, negándose a dar su brazo a torcer, sus convicciones:

- Asunto primero: ¿Y por qué voy a renunciar, aunque haga el Camino, a llevar ropa para cambiarme por la tarde y sentirme a gusto mientras paseo, visito un lugar o me tomo unas cañas? A mí no me importa que tú sigas con tu ropa deportiva, a veces técnica y carísima, ¿por qué tienes que juzgar mi indumentaria o la cantidad de ropa que muevo de etapa en etapa? Además, ¿acaso hemos venido al Camino a sufrir y a estar como cerdos, con ropa mal lavada y cutre todo el día? Yo soy peregrino por la mañana, y por la tarde un viajero, ¿pasa algo?. Y además, tanto tiene transportar una mochila como una maleta, se paga lo mismo por el servicio, así que el formato poco importa, ya que la furgoneta también va llena de mochilas. ¡Menos hipocresía, por favor! Por último, si a ti te sobra todo será porque eres masoquista, o un ermitaño, o porque has hecho voto de pobreza (me da la risa), pero yo necesito mis cosas, mi confort, por encima de todas las cosas mi ropa, el secador de pelo, los potingues, mi portátil, mi osito (esto lo dice Mr. Bean), mi… lo que cada uno quiera añadir hasta llenar un baúl.

peregrinos-mochila.jpg

Peregrinos con su mochila y saco de dormir.
Peregrinos con su mochila y saco de dormir.

- Asunto segundo: Pues hay que ser un poco tonto, digamos que gilipollas perdido, para andar cargando ese objeto inútil llamado saco de dormir. Bien que los avances técnicos han reducido su peso sin que hayan perdido prestaciones en el logro de una buena sensación térmica y el confort, pero, incluso así ¿para qué? Ni siquiera el saco-sábana, aunque liviano qué porquería. No señor, yo no soy tonto, que inventen y que laven ellos. Hoy en día todos los albergues tienen la obligación de darnos las sábanas, aunque nos cobren un pequeño suplemento, y así cargaremos menos peso, o el mismo pero con cosas realmente necesarias (otra vez la ropa). ¡Por lo tanto, se ha acabado la era de los sacos de dormir, complementos que pertenecen al Paleolítico del Camino, ya nos podemos pasar a la mochila de 30 litros!

Pues bien, tanto una cuestión como otra no hacen más que reflejar el sino de los tiempos, y el progresivo contagio del turismo en el ámbito de la peregrinación. Los albergues, pese a ser albergues y no pensiones, ni hoteles, ni casas rurales, ni apartamentos, ni viviendas turísticas, por citar las tipologías más conocidas de las categorías de alojamientos reglados, a los que sumar el tropel de pisos reconvertidos que ahora se ofrecen en todas las plataformas de gestión, se están viendo presionados, pese al bajo coste y escaso margen de beneficio que obtienen, a ofertar prestaciones cada vez mayores.

Lo paradójico del asunto es que no solo se exigen estos servicios en los albergues turísticos. Éstos tienen la obligación de ofrecer, por ejemplo, la ropa de cama a los clientes que la soliciten, sea en formato de sábanas desechables (algún día habrá que hablar sobre lo insostenible de este formato, que al igual que las pajitas o recipientes plásticos de un solo uso debería estar prohibido) o de tela lavadas, planchadas y enfundadas, incluidas en el precio (de ahí que se estén disparando las tarifas) o con un coste extra. Asimismo, dichos albergues asumen la recepción de maletas, ya que el negocio es el negocio, y cada palo que aguante su vela. Lo verdaderamente irritante es que también se están comenzando a exigir, y no solo a pedirlas por favor, en los albergues de acogida tradicional, entre ellos unos cuantos de donativo.

La reacción no se ha hecho esperar, y algunos albergues de acogida tradicional, que suelen contar con hospitaleros voluntarios, entre los que aún aceptan recoger equipajes trasladados se están comenzando a plantar y a rechazar las maletas y maletones. Este tipo de equipaje, desde luego, nada tiene que ver con la austeridad del Camino ni con el espíritu de peregrinación, ni siquiera con el senderismo, y sí más con esas películas de los exploradores británicos, por la África profunda, que no estaban dispuestos a renunciar a su taza de té con pastas a las five o’clock, ni al impoluto ropero de prendas blancas que les cargaban los porteadores, los cuales solían salir por patas, tirando la carga por el barranco, cuando llegaban los Gaboni.

Por supuesto que apoyamos a los albergues que se plantan, y que ya en su web, o a la hora de la reserva, van expresando muy clarito que «en este albergue es de uso obligatorio el saco de dormir», adenda en Francia y España cada vez más habitual, y que también añaden que, salvo casos justificados (incapacidad física, enfermedad, lesión…), «no se aceptarán equipajes llegados a la puerta por servicios de transporte», y mucho menos, desde luego, maletas y maletones.

La misma libertad que tienen estos peregrinos del Nuevo Amanecer para elegir la forma de hacer su Camino, la tienen ciertos albergues para establecer sus normas de uso, todos muy libres y contentos. Por lo tanto, si lo que pretenden los primeros es hacer el Camino a su manera, también pueden los receptores, a la suya, preservar su cosmovisión de la ruta y su estilo de acogida. Quien busque en los albergues prestaciones de hotel tiene una fácil solución: que se vaya directamente a un hotel, remedio infalible.

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador

Comentarios
Vicent Pomada
Imagen de Vicent Pomada
Uf, Anton, sólo un pequeño inciso. Al principio has calificado a los peregrinos de maleta como turigrinos de pensamiento débil neoliberal, pero al final los has calificado como peregrinos del Nuevo Amanecer, que es el nombre del partido nazi de Grecia. Buen camino
renato navone
Imagen de renato navone
Sono perfettamente d'accordo con Lei dott. Pombo. Un saluto , e grazie tutte le sue interessanti riflessioni. Renato Navone
Jaor
Imagen de Jaor
Y además todas estas cuestiones que se plantean, cuentan con el beneplácito y la aprobación de los lugares por donde discurre el camino. Mayor capacidad de gastos y menor capacidad de introspección. El camino por desgracia en los 100 últimos kilómetros y en las ciudades de atractivo cultural y de ocio, está adquiriendo un desorbitado y perjudicial desarrollo que está contribuyendo a que el espíritu del camino quede restringido y mancillado en pro de “los nuevos tiempos”, que pretenden encontrar el confort y la diversión del cuerpo. Los sentimientos y pensamientos no forman parte de esta nueva modalidad. Hay que recurrir a buscar caminos solitarios y que dispongan lugares de acogida para tratar de evitar esta situación ficticia, en donde el compromiso y el esfuerzo no logran reconocerse en pro de lo fácil y liviano.
Mapi Ybarra
Imagen de Mapi Ybarra
Antón, huelga decir que estoy totalmente de acuerdo contigo. Soy una purista del Camino y me apena y, a veces, me cabrea ver maletas en los albergues; albergues a los que yo no voy, por cierto. No son Peregrinos, ni siquiera turigrinos, son turistas invadiendo nuestra infraestructura. En fin, siempre hay caminos híper/solitarios y duros donde no caben este tipo de turistas. Ultreia!
David Rod
Imagen de David Rod
Los de las maletas deben ir solo a Albergues privados que además No esten orientados a peregrinos, si lo están,deben ser betados además se les debe negar la Compostela,ya que se les negara credencial alguna y no podrán sellar en ningún sitio ya que no son Peregrinos, nadie peregrina a Santiago con maleta... Es un sinsentido y una aberración que debe ser sancionada con la negativa de obtención de la Compostela. Aparte el turista durante su viaje turístico a Santiago deberá tomar cursos de concienciación obligatorioa en sus hoteles sobre que es la peregrinación.
Rambo11103
Imagen de Rambo11103
My suggestion is NOT to give a Compostela to the people who do the last 100 km on the Camino Frances. Redirect those people to the less traveled caminos. That would give a chance to those hospitaleros to make some money. Give a chance to the pilgrims that have walked 700 km to find a place to sleep. Satisfy the people who want to do a short pilgrimage get a compostela. Mi sugerencia es NO dar una Compostela a las personas que hacen los últimos 100 km del Camino Francés. Redirigir a esas personas a los caminos menos transitados. Eso les daría la oportunidad a esos hospitaleros de ganar algo de dinero. Dar una oportunidad a los peregrinos que han caminado 700 km para encontrar un lugar donde dormir. Satisfacer a las personas que quieren hacer una peregrinación corta consiguen una compostela
David Rod
Imagen de David Rod
Vicent, Están profundamente relacionados, está muy bien tirado, Antón la clava,lo que claro chirría ante lo políticamente correcto.
Avictorgm
Imagen de Avictorgm
Todos los años la lio! Llevo ropa de más o compro algo en el camino q no necesito. Y claro, cargo con peso extra que en algún momento, a fuerza de cansancio e introspección asimiló a algo q me sobra en mi día a día, y no llega a Santiago.. Real o figuradamente, no continuó con ello. El camino me enseña q es un lastre. Y esto es lo que hace famoso al camino. Esta introspección es la que ha dado buena fama al camino. Los turistas o paseantes, porque esto ya no son ni turigrinos, esto nunca lo aprenden. Durante tu peregrinaje eres peregrino 24horas y aguantas los lastres q eliges. Delegar esto, salvo condición médica, no es de peregrinos y no debería concederse la Compostela ni la entrada en los albergues. Permitirlo solo genera gentrificación, falta de compañerismo y roces innecesarios a la llegada a los albergues que algún día van a salir en los periódicos.
AC
Imagen de AC
Esto es normal en los ultimos 100 kms.. el peregrino por lo general viaja solo. Estos son grupos estudiantiles que van los ultimos 100 km para conseguir la compostella. Las comodidades no las pueden soltar. El peregrino suelta bagaje ..
Antonio Retamosa
Imagen de Antonio Retamosa
Todos, todos pueden hacer el camino como quieran, todos menos el peregrino que tiene que soportar las marabuntas y los hábitos de los turigrinos si quiere dormir bajo techo (reservas, buses, taxis, cochesmochila... poca vergüenza) ¿Por qué es el peregrino el que tiene que adaptarse a estar normas impuestas por los comerciantes y turistas? ¿No tendría que ser, al contrario? Si el turista quiere vivir la experiencia del Camino que se adapte a las normas del Camino. Y no hablo de que respeten las creencias, ni valores jacobeos ni nada por el estilo sería una utopía. Tan solo que respeten y cumplan una sola de las normas del Camino, GARANRSE la plaza de descanso CAMINANDO y no haciendo trampas para robársela al que llega exhausto de caminar. Las reservas tendrían que estar prohibidas en los albergues de peregrinos, las reservas que se hagan sí, pero en hostales y hotelitos etc. que son el lugar más cómodo para el turista, allí que reserven las plazas que quieran, al completo si lo desean. Y no juzgo el camino que hace el turista ese no es el mio, me trae sin cuidao, que cada cual haga lo que le plazca. Pero que su modo de hacerlo no nos condicione, ni perjudique, ni banalice el nuestro y menos aún nuestra paz y descanso después de largas jornadas caminando. Que esto de sacrificarse peregrinando no es lo suyo, pues muy bien, correcto, que lo hagan como les plazca, en patinete, en bus, en taxi,... en barco si lo desean y después directos al hotel, nadie les molestará, todos contentos. Cada uno en su sitio es lo justo, el cómodo hotelito para el turista, déjennos descansar a nosotros en los "mugrientos" albergues, POR PIEDAD.
Antonio Retamosa
Imagen de Antonio Retamosa
QUE CADA UNO HAGA EL CAMINO COMO QUIERA. Ayyyy con la frasesita. Claro pero... es que quien lo dice es quien lo dice. Son los que cuando llueve no les importa coger un bus o un taxi y directo al albergue "que llueve", hacen el camino como quieren. Y cuando tus llegas por fin al albergue agotado después de caminar bajo la lluvia, haciendo aguas por todos lados... te dicen que el albergue está lleno, lleno si, te extrañas ya que a nadie has visto caminar, pero ahhh, te fijas y ves que todas las botas estás secas y sin una pizca de barro. El hospitalero se excusa con buenas palabras, te da una palmadita en la espalda y te dice que nada puede hacer. Como buen peregrino cierras la boca, agachas la cabeza y piensas que mejor no juzgar y menos aún enfadarse. Venimos deseosos de encontrar paz, de que nada enturbie nuestro camino. Respiramos profundo varias veces y nos viene a la cabeza la frase "que cada uno haga el camino como quiera". Te lo repites como un mantra unas cien veces, tragas saliva e intentas no gruñir. Sales por la puerta, y sigue lloviendo, pero no hay otra que seguir buscando algún otro sitio donde poder descansar, o al menos que no tenga goteras, con suerte se puede encontrar algún soportar donde poder secarte y cambiar tu ropa empapada, descansar un poco para seguir caminando si no hay más albergues en el pueblo... Comprendo que quien no entienda que es SER PEREGRINO en el Camino de Santiago y cuál es nuestro SENTIR se excusen en esta frase, siempre, siempre, siempre son los mismos, los de las botas secas.
Indi
Imagen de Indi
Pues ahora que lo pienso, yo también he cometido el "error" de achantarme más de una vez ante el recurrido "que cada uno haga el Camino como quiera". Suena aséptico, democrático, correcto, pero, ¿Lo es? Para algunos aspectos de la peregrinación puede caber, para los que aborda el artículo, no. La llamada de atención es para aquellos albergues que se están planteando o se ven entre la espada y la pared, viéndose abocados a aceptar las presiones que provienen de sectores especuladores, interesados y de los propios turistas. La puerta que entreabre Antón tenemos que terminar de abrirla de par en par los peregrinos con nuestro apoyo a esos albergues "rebeldes", que por convicción y valores comenzaron su labor desinteresada y ahora se ven con una soga al cuello. Poco a poco se ha ido reemplazando al peregrino por el turista. Ahora al peregrino lo encontramos en rutas solitarias, donde hallan la introspección necesaria, pero en los que es difícil refugiarse en un Arrés, Grañón, Tosantos, Güemes, Tábara, Foncebadón, y otros de similar espíritu de acogida. Tener que abandonar el Camino Francés por sentirse "expulsado" es una realidad a la que debemos resistirnos. Si no se empieza por defender la libertad de los albergues de acogida tradicional a reservar su derecho de admisión perderemos algo que tal vez jamás se recupere, y con ello el sentido de la peregrinación a Santiago.
Luzia Santos Alvarez
Imagen de Luzia Santos Alvarez
Concordo com quase tudo, suprimi tudo até o vestido para a curta visita pelos lugarejos, mas meu saco cama é como o pequeno óó para dormir.
NuriayPenya
Imagen de NuriayPenya
Jamás se me ocurriría llamar a alguien "turigrino" sin conocer sus circunstancias personales. Quizá un "purista" debiera denominarse así solo si ha hecho también el camino de vuelta, como en el medievo.
Juan Carlos Arg...
Imagen de Juan Carlos Argente Cortes
Totalmente estoy de acuerdo con el articulo, cada vez hay mas turigrinos que dificultan el tránsito a los peregrinos.( es complicado a veces conseguir lugar para pernoctar, y aunque no me importa hacer vivac en alguna etapa si que me gustaría poder ducharme de una manera normal). Cada uno es libre de hacer su camino como quiera pero con maletas y maletones no es la mejor manera. Es mi modesta opinio sin animo de molestar a nadie. Buen camino.
Jorge Cáceres1
Imagen de Jorge Cáceres1
Como siempre, nada que agregar. Hostales y afines están para eso!
Pedro Martinez ...
Imagen de Pedro Martinez Carrasco
Hola buenos dias soy hospitalero voluntario en albergue de donativo y quiero apuntar mi mas rotunda opinion y apoyo atodo los albergues de esa clase su rechazo a cerderles sitio a todo aquel que venga con maleta y sin saco de dormir como dice Pombo el mismo derecho tienen ellos para hacer el camino como quiera como nosotros a dedicarcrnos a dar hospitalidad al peregrino que nos viene cansado y cargado con sus pertenencias saldud y buencamino
J. Martos
Imagen de J. Martos
Hola, Gracias por el articulo, completamente de acuerdo. Lo siento por ellos, pues personalmente por nada cambiaria las satisfacciones de acabar la etapa con la mochila a las espaldas y meterme en mi saco cada noche a reponer fuerzas. Ultreia!
Isidro García
Imagen de Isidro García
Pues seamos consecuentes. Basta de quejas de barra de bar Ante estas afirmaciones tan acertadas de Antón Pombo: "la cantinela de que cada uno elige su Camino, de que toda forma de peregrinar es válida, que nadie debe juzgar a los demás, y otros tantos eslóganes aprendidos en los mass media como el vive y deja vivir y gaitas similares, convertidos en muletillas del pensamiento débil" podemos hacer más desde este foro. Eso sí, con la mayor educación y elegancia Cada vez que algún excursionista pregunte por empresas de transporte de mochilas y maletas, recordarle que en este foro defendemos la Peregrinación, y por tanto no estamos de acuerdo con esas prácticas, y que debe buscar esos datos en foros de turistas, y no de peregrinos. Cada vez que algún caminante hable de los caprichos que disfruta cuando camina por las rutas que avanzan hacia Santiago, recordarle que en este foro defendemos la Peregrinación, no el hedonismo. Y que éste no es el lugar adecuado para contarlo. Cuando un deportista narre los quilómetros y "caminos" que contabiliza recorriendo las sirgas hacia Galicia, recordarle que en este foro defendemos la Peregrinación, no los récords. Existen páginas de senderismo. Peregrinación es humildad (el turista exige, el peregrino agradece). Es crecimiento personal. Es terminar la Peregrinación siendo mejor persona. Dejemos de ser "políticamente correctos"
Antonio R Vega
Imagen de Antonio R Vega
Estudiaba en un pueblo año 1967 en Lugo por dónde pasaban los peregrinos. Siempre tuve intención de hacer el esfuerzo y finalmente logré este mes de Mayo hacer un tramo de camino, con maleta. Cada cual tiene diferentes circunstancias. El camino no tiene dueño. Buen camino.
Xixonés
Imagen de Xixonés
Últimamente entro poco en el foro precisamente por la cantidad de defensores de la "nueva visión del Camino" que, enseguida, te echan a un lado por "purista". Con alegría, leo este artículo de Pombo (y comentarios de cuantos aquí habéis escrito hasta ayer). Para resumir, lo que Mapi Ybarra dice (21/05 a las 19:49) "No son Peregrinos, ni siquiera turigrinos, son turistas invadiendo nuestra infraestructura".
Blenques
Imagen de Blenques
Pues me parece muy bien lo que se defiende en el artículo. Los albergues deben de poder dictar sus propias normas de admisión y que no se admitan reservas, ni recepción de equipajes y que se obligue a dormir en saco me parece muy razonable. Más que nada porque no supondría un impedimento para hacer el Camino de otra manera, ya que sobra infraestructura privada y hotelera para dar el servicio. La pelea la tenéis con las diferentes administraciones que dudo mucho se presten a regular en serio sobre este asunto. Pero si lo regularan, menos el intransigente de turno que siempre aparecería, la gente lo aceptaría sin mayores problemas. Tal vez una manera de poder defender mejor estas propuestas sería aprovecharse precisamente, pero para bien, del nuevo sentir de nuestros tiempos. Así no se vería como purismo rancio ni prohibición, sino que se vendería modernidad, ecologismo y sostenibilidad en los albergues públicos del Camino. Luchar porque los albergues sean espacios autosuficientes y sostenibles por lo que no se admite la recepción de equipajes (evitar la contaminación de los vehículos que los transportan) favoreciendo el propio transporte de lo necesario (autosuficiencia). Y que sólo se pueda dormir con saco por limpieza, temas sanitarios y para evitar tener que lavar sábanas y mantas por pura sostenibilidad (ahorro energético, de agua, menos contaminación por uso de detergentes), que no por purismo en el peregrinar. Y por supuesto no permitir el uso de sábanas desechables por contaminantes e insostenibles. ¡Salud y buen Camino!
antonio pinho
Imagen de antonio pinho
Terminei em no dia 20 o caminho frances que tinha iniciado a 21 se abril. Fiquei chocado com o que vi, no que se transformou o caminho. Difícil encontrar locais para dormir se não fizerem reserva, como se quem caminha não esteja sujeito a contratempos e que não possa parar quando necessita. Turigrinos que saltam de taxi em taxi, entre bares, outros em autocarros que os apanham no final dos pontos mais turísticas, multidões de ruidosos de saco ou mochila de 10 litros às costas, entradas de alojamentos atafulhados de malas e mochilas enormes, menus pobres sem qualidade nenhuma e caros, inexistência de lojas onde comprar fruta ou água nos lugares mais isolados, remetendo tudo para os bare/ restaurantes onde uma banana custa 1 euro..as corridas das bikes elétricas armados em atletas a pilhas, que enviam a bagagem pelos transportadores..etc etc Quem como eu, já fez muitos caminhos durante muitos anos, revolta ver a exploração capitalista/turística, com o apoio da própria catedral de santiago, que a fomenta com a "venda" das compostelas a torto e a direito, para não falar dos escandalosos preços praticados pelos hotéis de santiago. Para mim, coloquei ponto final nos caminhos de Santiago. Não faltam caminhos com paisagens muito mais bonitas para percorrer. Nunca mais
Antón Pombo
Imagen de Antón Pombo
Muy acertado lo que expone Blenques. Creo que las asociaciones jacobeas con sensibilidad frente a este problema tienen que actuar ante las administraciones en este sentido.
Indi
Imagen de Indi
Coincido. Un punto de vista muy oportuno, coherente y sin resquicio para rebatir.
Takao Yamanishi
Imagen de Takao Yamanishi
La realidad actual del camino es muy triste, el espíritu peregrino se ha perdido por completo. Sólo queda el turismo. Ruego a las autoridades que reviertan la situación y permitan conocer el verdadero espíritu peregrino en honor a Santiago.
Sofía
Imagen de Sofía
Peregrinos ? Pombo ha sido muy generoso al titularlo así. No todo vale. Es peregrinación señores. Hay muchas ofertas para marchar de vacaciones a cualquier sitio. Para evitar ese circo lo único que nos queda es caminar en invierno.
VincentWanderin...
Imagen de VincentWanderingWalker
A raíz de este debate enriquecedor que se está teniendo en este hilo, y teniendo yo la gran y mucha suerte de vivir en un entorno multicultural-multirreligiones, me gustaría  exponer la necesidad de actualizar la figura de a quién se va  a venerar haciendo el Camino.  Musulmanes con los que en muchisimas ocasiones mantengo animadas y enriquecedoras charlas me suelen preguntar ¿ qué diferencia hay entre la figura del Apóstol Santiago montado a caballo espada en mano y cortándole la cabeza a unos moros y la figura demonizada de los talibanes cuchillo en mano y degollado a cristianos ? Yo les reconozco que ninguna diferencia hay. Y el obispo que ocupa la cátedra de la Catedral de Santiago en la actualidad creo que algo parecido a lo que yo reconozco él también lo piensa, pues no hace mucho ha dispuesto retirar de la Catedral de Santiago la representación del Apóstol Santiago matamoros que estaba en la hornazina que hay en el ala izquierda de la Catedral bajo la placa en memoria de Juan Pablo II.
VincentWanderin...
Imagen de VincentWanderingWalker
Sr. Pombo, Sres. Contertulios de este fantástico y enriquecedor hilo de intercambio de opiniones. Aprovechando este párrafo del artículo 《"Cuando alguien se enfrenta a los nuevos tiempos, que en cierto imaginario se equiparan a modernidad, y ésta a progreso, automáticamente puede ser catalogado como retrógrado o reaccionario, y en el mundillo del Camino quizá como «purista», ese calificativo al que tanto recurren algunos para definir a la vieja guardia de las asociaciones, a los peregrinos veteranos o a aquellos que, simplemente, entendemos la peregrinación de un modo tradicional, aquel que precisamente lo diferencia del turismo"》. Pues bien, aprovechando este párrafo, avancemos y profundicemos. ¿ Qué es ser peregrino, un buen peregrino, un auténtico peregrino? Entiendo que hacer el Camino de Santiago es peregrinar, y peregrinar es ir a Santiago de Compostela a venerar al Apóstol Santigo ... ¿ A qué representación del Apóstol Santiago vamos venerar ? ¿ al Santiago matamoros ? Y por último ¿ cuáles son los motivos del auténtico peregrino para peregrinar ? . Los que en estos últimos tiempos hacen el Camino ¿ sus motivos para hacer el Camino coinciden con los motivos del auténtico peregrino que le motivan a peregrinar?
Antón Pombo
Imagen de Antón Pombo
Amigo Vincent, ya hace mucho tiempo que absolutamente nadie venera al Matamoros, una iconografía extemporánea que hoy en día no constituye más que un testimonio, como tantos otros, de la historia. Nuestros "Santiagos" son el apóstol-peregrino, desde luego, y el maestro, que es el que nos espera sedente en el Pórtico de la Gloria, el Camarín de la catedral, la iglesia de Santiago de A Coruña, la de Santiago de Pontedeume, etc. Que en la catedral de Santiago hayan tardado tanto tiempo en retirar la imagen del Matamoros de Gambino del brazo norte del crucero, y no sin resistencia, como objeto de culto, no es más que un reflejo de la lentitud de la Iglesia para asumir los nuevos tiempos.
VincentWanderin...
Imagen de VincentWanderingWalker
Sr. Pombo me alegra coincidamos en la necesidad de actualizar la figura del Apóstol que a Santigo van-vamos a venerar. Y, practicando la paciencia, estoy seguro que también coincidimos en reclamar más tolerancia y menos intransigencia. Cordiales Saludos. Ha sido un placer conversar con usted.
VincentWanderin...
Imagen de VincentWanderingWalker
Llegamos a este mundo y a los pocos minutos de nacer nos hacen llorar. El resto de la vida nos la pasamos buscando la felicidad y con el paso del tiempo descubriremos que nunca la encontraremos. Lo que si encontraremos son momentos felices. Pues bien, esto aplicado al Camino, yo apostaría por dejar libertad para que cada uno haga el Camino como tenga a bien hacerlo, pues lo importante no es como se hace el Camino. Lo importante es hacerlo, y haciéndolo encontrar momentos felices. Momentos felices que seguro después aquí nos encantará compartir.
Penedo
Imagen de Penedo
Hola a tod@s. Poco que añadir a lo expuesto por el señor Pombo, como siempre acertado en sus apreciaciones. Quisiera añadir algo para clarificar algún que otro comentario. Una cosa es hacer el Camino y otra bien distinta es pasar por el Camino y la mayoría de las personas que están ahora en el Camino y más a medida que se acerque el verano, están pasando por el Camino. Está bien que cada persona haga el Camino como crea oportuno, como si quiere hacerlo en patinete, el problema viene dado porque muchas personas creen que están haciendo el Camino y están muy equivocadas. Ya aprenderán… Bo Camiño.
carapau
Imagen de carapau
Anton , lo has bordado.
Antonio R Vega
Imagen de Antonio R Vega
Por lo que veo se tendrá que añadir al Codex Calixtinus. Buen camino.
PepinPepinillo
Imagen de PepinPepinillo
Veo que es aquí (en Gronze) donde tiene su sede social los puristas = auténticos peregrinos. ¿En qué ventanilla nos tenemos que apuntar para el examen ? . Quisiera obtener mi credencial y certificado de auténtico peregrino para poder hacer este año el Camino. Ahh !!!.. que nadie se me enfade que el párrafo va con ironía&retranca. Por cierto, el manual para estudiar y aprobar el examen ¿dónde lo regaláis?.
Indi
Imagen de Indi
El manual es el Camino, y el examen tu conciencia al alcanzar el final. Dicho sea sin ironía ni retranca. Un saludo!
PepinPepinillo
Imagen de PepinPepinillo
jajajajaja !!!!.... yuuuujjuuuu !!!!.... aprobao, seguro ... ¡¡¡ qué peso m' has quitao d'encima !!!!!!
CristinaRB
Imagen de CristinaRB
Yo particularmente, acepto la primera sábana desechable pero me la guardo para el resto de días de peregrinaje y ya no uso más.
JAVISEVI
Imagen de JAVISEVI
Empezando por el final del artículo del Sr. Pombo quiero incidir que después de varios caminos, en los que por mis condiciones físicas de una que una empresa me portaban mi maleta, y tan solo llevaba una pequeña mochila para llevar agua y chubasquero, me sentía muy molesto al entrar en el albergue y ser objeto de miradas indiscretas o tener que soportar algún comentario acerca de mi condición de Turigrino. Esa sensación molesta por parte de grupos de gente, de verdad, tuve que excusarme y enseñarles que si llevaba maleta era porque carecía de facultades en mi espalda porque había sido intervenido de 3 operaciones de espalda, y me concedieron una minusvalía y jubilación anticipada, con 55 años en la que solamente podía hacer, como deporte o actividad extra, por así decirlo, el caminar. Y sinceramente esta sensación de ser distinto a los otros peregrinos, por tener que llevar una maleta, me hizo reflexiona en mi último Camino, y me armé de valor, previo varios entrenamientos, y poder llevar un mochila de apenas 20 kgs, cargada CON LA ROPA Y ENSERES ESTRICTAMENTE NECESARIOS, porque sin duda los nuevos tiempos nos facilitan lavadoras y secadoras en la gran mayoría de albergues, junto con el hecho de tener ropa técnica -que apenas pesa y poco ocupa en la mochila-, y un calzado de gorotex que te saca de muchos apuros, junto con la ayuda inestimable del MÓVIL, por si acaso te quedas sin dinero en algún momento, me lleva a la reflexión final QUE EL SENTIDO DE LA PEREGRINACIÓN TRADICIONAL se ha ido diluyendo imperando las nuevas formas. Entrando un poco más a fondo del porqué del sentido de la peregrinación, no olvidemos que LA PANDEMIA se ha cebado, entre otros muchos, con el sector de la hostelería, hasta el extremo de estar todos nosotros confinados en nuestras casas sin poder hacer caminos, y cuando hemos podido retornar al Camino, “las medidas estrictas por el temor al CV-19” nos obligaron a extremar toda clase de precauciones, (como el poder dormir sobre sábanas desechables debajo de nuestro pequeño saco), y mientras tanto se ha desbocado en la sociedad en general, y en la forma de peregrinar, una INFLACIÓN DE PRECIOS DESORBITADA (yo he llegado a pagar 0,70 céntimos por una pieza de fruta….). Deseo que, sin olvidar el objeto del presente artículo en el que muchos pensamos lo mismo, desde las diferentes plataformas de redes sociales, organizaciones del Camino (como es el caso de GRONZE), o bien desde las instituciones públicas o privadas, LA SOLUCIÓN pasa por uno mismo, dando ejemplo, y hacer ver que existen otros muchos sitios para caminar, hacer senderismo, pero que el Camino tiene momentos duros, de sacrificio, de lucha, de superación personal, y a la vez te reconforta con buenos y grandes momentos de risas con personas que acabas de conocer pero que empiezan a entrar en tu vida y que pasan meses, años, y ahí siguen: VERDADERA ESENCIA DEL CAMINO. UN SALUDO
Julio Nunes Car...
Imagen de Julio Nunes Cardoso Filho
Caso os albergues privados recusassem esse tipo de turista no Caminho eles não iriam ou teriam que adaptarem-se ao rico exercício do esforço que nos recompensa com uma cama para dormir, a amizade daquele que caminha com sua mochila e só quer descansar e repartir bons momentos com outros peregrinos. Aqui, como em quase todos os lugares, vale o lucro.