Las Asociaciones de Brasil lanzan un “Manifiesto Peregrino”

El encuentro en Salvador de Bahía de nueve asociaciones jacobeas de Brasil concluye con un manifiesto en el que hacen pública su preocupación por el futuro del Camino de Santiago

En ocasiones no es necesario añadir comentarios a ciertos textos, entendidos como documentos que en su análisis, capacidad sintética y denuncia resultan redondos. Esto es lo que nos ha parecido el “Manifiesto Peregrino”, que en Brasil han elaborado y firmado conjuntamente, como conclusión el IX Encontro de Amigos e Peregrinos do Caminho de Santiago (ENAP), celebrado en Salvador (Bahía) a finales de noviembre de 2018, nueve asociaciones jacobeas.

encontro-bahia-gente.jpg

Participantes en el encuentro jacobeo de Salvador de Bahía (Brasil) (Foto: Santiago Bahia Abacs)
Participantes en el encuentro jacobeo de Salvador de Bahía (Brasil) (Foto: Santiago Bahia Abacs)

El Manifiesto debería ser leído por todos los amigos del Camino del mundo, y por las administraciones con competencias en la defensa y promoción de los itinerarios jacobeos, entre ellas la gallega, para una sosegada, si es que el sosiego aún se cultiva en algún lugar, reflexión. Desde Brasil se nos invita a evaluar de dónde venimos y hacia dónde estamos llevando, con esta obsesión por los números, y este vicio político de apoderarse de todo, y de controlar según sus entendederas hasta el último resorte del Camino, la peregrinación compostelana.

Las asociaciones firmantes nos dan una lección de sensibilidad y amor por el Camino y un atinado diagnóstico de la situación, advirtiéndonos de las funestas consecuencias que la actual deriva turística y comercial puede acabar provocando a medio plazo.

Fruto de la experiencia, y de un debate asambleario para pulir sus aristas, el manifiesto ha sido enviado como un grito –deseamos que no sea el de Munch–, como una perentoria llamada de atención para que algún capitán con mando en el barco sea diligente y atine a cambiar el rumbo dando un golpe de timón con premura. De otro modo, que se lo digan al Camino Francés, donde ya estamos percibiendo los primeros síntomas de la política turística cortoplacista del bajo coste y las modas, vamos directos hacia el arrecife, con el riesgo de quedar allí varados o, peor aún, de naufragar mientras la tripulación sigue festejando el año santo con una gran borrachera colectiva bajo una lluvia de confeti. Los errores en la singladura, y el cuaderno de bitácora está a rebosar con las acciones y los nombres de los responsables, antes o después se pagan caros.

Nos consuela que desde fuera algo se esté moviendo en el mundo del Camino y sobran más palabras, por lo que añadimos la traducción al castellano para que todos podáis leerla y opinar:

Manifiesto Peregrino

"Las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Compostela (“Asociaciones”), en Brasil, se reunieron en ocasión del IX Encontro Nacional de Peregrinos do Caminho de Santiago, que se realizó del 14/11 al 17/11/2018, en la ciudad de Salvador, Bahia/Brasil, y como están sensibilizadas por lo que están notando a lo largo de los últimos años en lo que se refiere a la pérdida de identidad del Camino de Santiago, en sus más distintas ramificaciones, decidieron expresar lo siguiente:

Con el objetivo de estimular y preparar a futuros peregrinos, las Asociaciones han desarrollado un trabajo de divulgación y concienciación que ha traspasado las décadas y ya ha atendido a miles de personas, en donde se ha sembrado la importancia de preservar los valores del Camino.

Sin ignorar la gran importancia que el creciente flujo de viajeros pasó a tener para la economía española, sobre todo la gallega, estamos preocupados por el impacto que eventuales intereses comerciales puedan tener sobre la configuración y el espíritu del Camino de Santiago, al tal punto que se descaracterice como espacio en el que se pueda tener un contacto privilegiado con la naturaleza, observados los bienes de naturaleza material e inmaterial, tomados individualmente o en conjunto en sus contextos, espacios de referencia a la identidad, a la memoria de los diferentes grupos formadores del Camino, de las expresiones en los sitios rurales y urbanos de valor histórico, paisajístico, artístico, arqueológico, paleontológico, ecológico y científico, además de ejercitarse la acogida y la solidaridad.

Hemos notado que, poco a poco, pequeños intereses comerciales se han superpuesto a los intereses del peregrino, que se ve obligado a desviar de rutas que serían para él más seguras o más enriquecedoras desde el punto de vista cultural o personal; o, además, la intervención de la Administración para hacer más "cómodos" algunos tramos del recorrido, haciéndolo, sin embargo, para que sea más atractivo al turista que propiamente adecuado a quien busca la experiencia de peregrinar.

Para el peregrino la sacralidad está más allá de los templos que se levantaron en piedra, cemento y/o arena. Para el peregrino todo el Camino es sagrado, un espacio para la oración, la búsqueda interior y la conexión con lo Divino. Por desgracia, se constata la frecuente amenaza causada por el aflujo masificado de personas al Camino, que han causado en algunas partes su destrucción, como por ejemplo: el rastro cada vez mayor de basura, la instauración del bullicio, la producción de nuevas marcas, la pavimentación de tramos y desviaciones hacia áreas urbanas, lo que ocasiona incertidumbres e incomodidades durante el recorrido y la desviación del proceso de introspección.

Como peregrinos, estamos conscientes de que ese será otro "obstáculo" con el que tendremos que lidiar a lo largo del Camino. Sin embargo, esto no exime a todos de una reflexión crítica acerca de los sucesos constatados durante los últimos años. Por la frecuencia, ya podría considerarse un fenómeno contemporáneo de globalización y de masificación, lo que pone en riesgo contextos de vida y del patrimonio religioso. Ante esa constatación, se les advierte a las autoridades para que se den cuenta de que, a depender del grado en que los intereses del turismo se sobrepongan a los intereses del patrimonio cultural y religioso y, por consiguiente, del peregrino, se corre el riesgo de reducir Santiago a mero "souvenir", y su Catedral en lugar apenas de visitación, en vez de contemplación y oración.

Les pedimos que tomen este manifiesto como una petición de ayuda de quien reconoce el Camino de Santiago como un tesoro de la humanidad que debe preservarse para las generaciones futuras y observa, en el movimiento que en éste se realiza, la imposibilidad de una visión optimista para el futuro.

Nos ponemos a disposición para participar de un debate que pueda incluir a todos aquellos que se preocupan en preservar lo que hace del Camino de Santiago un Patrimonio de la Humanidad, seguros de que juntos sabremos encontrar soluciones que puedan contemplar mejor los intereses involucrados.

Con los más cordiales saludos peregrinos, nos suscribimos.

Salvador (Bahia/Brasil), 17 de noviembre de 2018."

Associação Bahiana de Amigos do Caminho de Santiago (ABACS)

Associação Sergipana de Peregrinos (ASP)

Associação dos Amigos do Caminho de Santiago de Alagoas (AACS-AL)

Associação Brasileira dos Amigos do Caminho de Santiago (AACS-Brasil)

Associação de Confrades e Amigos do Caminho de Santiago de Compostela (ACACS-SP)

Associação Paranaense dos Amigos do Caminho de Santiago de Compostela (Curitigrinos)

Associaçāo Catarinense dos Amigos de Santiago de Compostela (ACACSC)

Associação dos Amigos do Caminho de Santiago de Compostela do Estado do Rio Grande do Sul (ACASARGS)

Confraria do Apóstolo Santiago

encontro-bahia.jpg

Logo del IX Encontro de asociaciones jacobeas en Bahía
Logo del IX Encontro de asociaciones jacobeas en Bahía