Etapa 22: Villaviciosa - Gijón | Al Loro

Distancia: 
29,8 km
Duración: 
8 horas
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
3

Hoy encontramos una de las grandes bifurcación del Camino del Norte. Para conocer las características de ambas alternativas podéis leer: Camino del Norte: ¿Por Oviedo o por Gijón?

Hoy afrontamos una etapa montañosa, alejados de la costa, con dos ascensos relevantes: el primero, al Alto de la Cruz, de 340 metros de desnivel, cuenta con tramos muy duros; el segundo, al Collado del Infanzón, de 200 metros de desnivel, es más corto y suave.

En algunos tramos de la etapa, a la señalización del Camino del Norte se le superpone la señalización al Santuario de Covadonga (flechas azules), camino de peregrinación que va en sentido inverso al nuestro.

En esta aldea encontramos la Gran Bifurcación del Camino del Norte, perfectamente señalizada en un mojón con dos vieiras: recto, hacia Gijón y Ribadeo por la costa; a la izquierda, hacia Oviedo y Lugo por el interior.

La mayoría de peregrinos que van hacia Oviedo tienen la intención de continuar por el Camino Primitivo; otros, sin embargo, lo hacen con la intención de visitar la ciudad y regresar al Camino del Norte haciendo la etapa, bien señalizada, de Oviedo a Avilés.

A la salida de Villaviciosa, a 1,5 km del casco antiguo, pasamos a 100 metros (la vemos a mano izquierda) de la iglesia de San Juan de Amandi, una de las más importantes del románico asturiano. Podéis ver aquí el horario de visitas

En la bajada hacia Peón por la carretera, casi al final, debemos torcer a la izquierda por un camino de tierra, bien señalizado con un mojón: Ojo, pues muchos peregrinos, por error, toman la pista asfaltada que hay 5 metros antes (podéis ver el track en la pestaña Recorrido).

La entrada por el camino oficial a Gijón es un galimatías, a través de un sinfín de barrios residenciales y, por si fuera poco, con una señalización deficiente. Afortunadamente, los últimos 1,6 km son por el agradable paseo marítimo de la playa de San Lorenzo, que nos deja a la entrada del casco antiguo.

Algunos peregrinos, para ahorrarse los 8 kilómetros de tramo urbano, toman el autobús del camping Deva al casco antiguo (línea 26); cuenta con muy pocas frecuencias y algunos días no hay servicio, pero relativamente cerca, en el Hospital de Cabueñes o en el Jardín Botánico, podemos tomar otras líneas.

Entre el camping Deva y Gijón hay ahora una alternativa mucho más interesante que el camino señalizado: La senda verde de Peñafrancia. De hecho, el Ayuntamiento de Gijón está estudiando la posibilidad de promover esta alternativa entre los peregrinos. En el mismo camping nos pueden informar, así como en la excelente web del peregrino Agustín Pascual: Camino alternativo de Xixón a Avilés. Y aquí en Gronze, si haces clic a la pestaña de Recorrido, verás el track.

Hay el campestre bar-restaurante Casa Pepito, a pie de camino; abren a las 12:00 (a las 11:00 viernes y festivos), con buen trato a los peregrinos. Un buen lugar para reponer fuerzas.

Los dos alojamientos de Capión (a 3,8 km del camino) cuentan con un servicio de transfer gratuito (ida y vuelta) entre el camino y la aldea.

El albergue de peregrinos municipal de Gijón se encuentra en el camping Deva, a pie de camino y a 8 km del centro de la ciudad; es un lugar agradable, pero las camas están hacinadas dentro de los bungalows.

Los ciclistas que sigan el camino oficial tendrán serios problemas en algunos tramos de los dos ascensos de la etapa; podría ser inteligente buscar alternativas.

Con 273.000 habitantes es la ciudad más poblada de Asturias; sus principales atractivos turísticos se centra especialmente en el casco antiguo (barrio de Cimadevilla): la Plaza Mayor, la Casa Museo de Jovellanos, la iglesia de San Pedro (al final de la playa homónima) y el Palacio de Revillagigedo (junto al puerto deportivo).

Los amantes del arte escultórico no deben dejar pasar la oportunidad de visitar la impresionante obra de Eduardo Chillida conocida como Elogio del Horizonte, de interpretación libre, emplazada frente el mar en el parque del Cerro de Santa Catalina, en el mismo barrio de Cimadevilla (casco antiguo).

Para los apasionados de la gastronomía la Oficina de Turismo propone diferentes propuestas bajo el nombre Saboreando Gijón: destaca Gijón Gourmet (Auga y La Salgar con estrella Michelin), Gijón Goloso y la Ruta de la Sidra.

Muchas confiterías ofrecen dulces típicos como la tarta gijonesa, de bizcocho y rellena de crema de turrón Jijona, o la charlota, un bizcocho relleno de nata.