Etapa 26: Villafranca del Bierzo - O Cebreiro | Al Loro

Distancia: 
27,8 km
Duración: 
7 horas 30 mins
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
5

Hoy afrontamos una etapa de recuerdo imborrable, gracias a la bellísima, apasionante y temida subida a O Cebreiro. Es el ascenso más duro del Camino Francés para quienes lo empezaron en territorio español, y el segundo más duro para quienes lo empezaron en Saint Jean Pied de Port.

El ascenso a O Cebreiro, que en parte transcurre por corredoiras, presenta un desnivel de 660 metros a lo largo de 12 kilómetros. El tramo con más pendiente lo encontramos de Las Herrerías a Laguna de Castilla, con 480 metros de desnivel en 5,7 kilómetros.

El pueblo de Vega de Valcarce es la capital del valle del Valcarce, y también es un final de etapa clásico entre los peregrinos. De hecho, es el mejor lugar para pernoctar para quienes prefieran afrontar la subida a O Cebreiro de buena mañana.

A 1,4 kilómetros antes de O Cebreiro, un mojón gigante nos informa de que entramos en Galicia, en su provincia de Lugo. Es el mojón más fotografiado del camino, y quizá del mundo mundial...

En invierno la nieve es frecuente en las zonas altas; debemos estar informados de la situación, evitar situaciones de riesgo y llevar el equipamiento adecuado.

A la salida de Villafranca del Bierzo, en un lugar bien señalizado, de nos invita a tomar la variante de Pradela, también conocida por “camino de la montaña”. Es 1,5 km más largo que el camino histórico, y presenta un desnivel positivo de 400 metros; a pesar de ello, es absolutamente recomendable para los peregrinos que estén en buena forma, puesto que el recorrido cruza unos impresionantes bosques de castaños y nos regala unas espectaculares panorámicas sobre el valle del Valcarce, siempre en un entorno de soledad y silencio. El camino histórico, por contra, discurre por el fondo del valle del Valcarce, por el arcén de la nacional VI, separado de ésta por un muro de hormigón de unos 80 cm, y bajo los viaductos de la autovía A-6.

Ojo: la variante de Pradela no pasa por Pradela; dejamos la aldea, visible, a 300 metros a mano derecha, justo antes de iniciar el descenso a Trabadelo. En 2016 abrió un albergue privado, con bar que también ofrece comidas.

A lo largo de la etapa de hoy cruzamos numerosas aldeas, todas con servicios de restauración (excepto en invierno).

La relevancia cultural de la etapa se centra en la aldea de O Cebreiro: por su emplazamiento, por sus privilegiadas vistas, por sus leyendas, por su iglesia prerrománica y por sus pallozas restauradas. Una pequeña joya a casi 1.300 metros de altitud.

Podéis leer el crítico artículo de Antón Pombo: O Cebreiro: Paradigma del parque temático

Aunque no se trate de un producto histórico del Bierzo, en Ambasmestas hay una quesería cuya fama va en aumento por el queso de cabra que produce: La Quesería Veigadarte. La casa familiar donde se elabora se encuentra a pie de camino.

En O Cebreiro destaca el queso de O Cebreiro, un queso fresco de pasta blanda, con forma de gorro de cocinero. Cuenta con Denominación de Origen propia. Podemos adquirirlo en la tienda palloza.

En la localidad ya se pueden comprar las valiosas empanadas gallegas; desde aquí hasta el final del camino las podremos encontrar por doquier y de multitud de rellenos.