Etapa 27: O Cebreiro - Triacastela | Al Loro

Al peregrino que lleva andando centenares de kilómetros difícilmente ya nada lo podrá detener: Galicia será un paseo inolvidable, y hoy, por la Sierra de Ancares, es el primer día.

Avanzamos básicamente por pistas de tierra, siguiendo el eje de la carretera provincial LU-633; hasta el Alto do Poio aún debemos superar algún repecho; luego, hasta Triacastela, la bajada es continua.

La rampa que sube al Alto do Poio sorprende por su dureza, aunque apenas supera los 200 metros de longitud.

Los dos primeros tercios de la etapa transcurren por encima de la cota de 1.200 metros; en invierno las nevadas, la niebla, las ventiscas y las bajas temperaturas son frecuentes.

Hoy encontramos servicios de restauración en casi todas las aldeas: las excepciones son Padornelo y Pasantes.

Aquí se encuentran varios servicios de restauración donde probar algunas de las racións más típicas de Galicia: la zorza, que es la carne del chorizo antes de embutirla; el raxo, utilizado también en empanadas, elaborado con carne de cerdo adobada con pimentón, y el lacón, elaborado con la pata delantera del cerdo lechal y servido con aceite y pimentón.