Etapa 9: Puente Duero - Peñaflor de Hornija | Recorrido

Distancia: 
27,4 km
Duración: 
6 horas 45 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
2
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

5,8 km

Atravesaremos el puente sobre el río con precaución, pues circulan automóviles en los dos sentidos; nada más cruzarlo giraremos a la izquierda, buscando las flechas que nos conducen por un paso estrecho entre una casa y una nave; torcemos por la calle de las Landas y después por la calle de las Fuentes; ésta desemboca en una pista de tierra que va en paralelo al río, donde también vemos marcas del GR-14 Senda del Duero.

2,0 Llegamos a la carretera CL-600; la seguimos en paralelo por un aburrido andadero de arena hasta pasar unas instalaciones deportivas. Tras superar la rotonda se sigue por el arcén de la carretera de Puente Duero hasta llegar al puente medieval sobre el río Pisuerga. En este punto la variante que viene de Valladolid se une de nuevo al camino principal, y los que hayan tomado en Valladolid el autobús 5 o 25 tienen aquí la parada donde apearse.

Cruzamos el puente medieval y acto seguido giramos a la izquierda, para iniciar la subida de una dura cuesta que nos lleva hasta un mirador sobre el río. Seguimos luego hacia la plaza Mayor.

3,8 Simancas, plaza Mayor.

5,8

6,9 km

Seguimos por el lateral de la iglesia del Salvador, calle Soledad y calle Miravete y llegamos al castillo, que alberga el Archivo General de Simancas.

Continuamos unos metros por la calle Miravete; ahora las flechas giran bruscamente a la izquierda y nos llevan a cruzar bajo la autovía A-62 por un paso subterráneo para peatones; al otro lado de la autovía se inicia una cuesta con firme de hormigón que en un par de minutos nos deja junto a unos almacenes agrícolas; tomamos una pista de tierra cuyas ondulaciones seguiremos durante unos 5 km hasta llegar a Ciguñuela.

12,7

7,0 km

El camino pasa frente al ayuntamiento y sigue por la calle del Medio, donde se halla el albergue municipal La Casa del Maestro, con una puerta y una manilla muy curiosas. Salimos del pueblo por una cuesta que asciende de nuevo a una meseta o páramo, y que enlaza con una pista totalmente rectilínea.

En los sucesivos cruces seguiremos la dirección que indiquen los mojones o las flechas; también nos ayudan unas esculturas en acero corten que representan siluetas de peregrinos, al estilo de las existentes en el alto del Perdón del Camino Francés. Al cabo de unos 5 km bajaremos una vaguada que conduce a la carretera VA-514, por cuyo arcén en apenas 600 metros llegaremos a Wamba.

Entramos en el pueblo por la glorieta del rey Wamba, donde se alza un monumento -bastante naif- en honor del rey visigodo. Tomamos la calle Zapico y la calle de la Cruz. A nuestra derecha queda la iglesia de Santa María (s. X-XII), con elementos mozárabes y románicos. Si el horario nos lo permite, recomendamos fervientemente realizar una visita guiada al interior del templo, que incluye también el osario del antiguo monasterio.

19,7

7,7 km

Salimos de la iglesia, volvemos a la calle de la Cruz y llegamos a una capilla o humilladero, donde tomamos a la izquierda una pista de tierra; tras un ascenso serpenteante volvemos al paisaje de llanura con un bosque de aerogeneradores al fondo.

Al cabo de algo más de una hora empezaremos a ver a lo lejos Peñaflor de Hornija; parece que está en llano, pero será un espejismo: antes de llegar al pueblo deberemos bajar y remontar varias vaguadas, hasta acometer la empinada cuesta final.

Entramos en Peñaflor de Hornija por una calle con el curioso nombre de la Discordia, ascendemos unas escaleras y callejeando llegamos al albergue. Su encargada o cualquier vecino nos informarán sobre los bares y tiendas que hay en el pueblo, y sus horarios.

27,4