Etapa 2: Pontedeume - Betanzos | Recorrido

Distancia: 
19,7 km
Duración: 
5 horas
Dificultad: 
2
Paisaje/Naturaleza: 
3
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

6,3 km

Salimos de Pontedeume por la Rúa Real, en ascenso; torcemos a la izquierda hacia la Praza de San Roque, donde seguimos subiendo por la Rúa do Empedrado; las rampas se endurecen en la Rúa Souto da Vila y, casi al final de ésta, antes de llegar a la carretera, tomamos una calle a la derecha que se convierte en pista asfaltada por la cual dejamos el casco urbano. Al cabo de 450 metros giramos a la izquierda para iniciar un tramo más llano y con magníficas vistas; ojo en esta zona: no hagáis caso de varias flechas engañosas pintadas con espray en el asfalto, seguid siempre los mojones oficiales.

Superamos un área de descanso con mesas de piedra y poco después pasamos el lugar de Buiña, con una casa pintada de color azul y amarillo; justo aquí torcemos a la derecha por un camino de tierra que nos lleva hasta una carretera, donde vemos un mojón 15 metros a la izquierda; seguimos de nuevo por camino de tierra durante 1,0 km, pasando tres puentecillos de madera sobre un arroyo y dos áreas de descanso con mesas, muy cerca de la urbanización del Club de Golf de Miño. Al final cruzamos un paso de peatones junto a una rotonda, superamos una cancela y accedemos al campo de golf, en un tramo muy bonito.

4,4 Campo de golf. Tras un breve recorrido entre algunos de sus hoyos, greens y bunkers, cruzamos un puente sobre la autopista AP-9, donde hay otra cancela; seguimos a la derecha por una pista forestal en paralelo a la autopista, que tras 400 metros gira a la izquierda y se interna en el bosque de eucaliptos, de nuevo en fuerte subida. Al cabo de 800 metros salimos a una carretera local y por ella llegamos al núcleo de Viadeiro.

1,9 Viadeiro.

6,3

3,3 km

Al final de las casas tomamos una pista asfaltada a la izquierda, en bajada, y llegamos a un área de descanso con mesas de madera junto al Ponte Baxoi, un bonito puente medieval restaurado.

1,3 Puente medieval sobre el río Baxoi; lo cruzamos y acto seguido pasamos bajo el tablero de la carretera N-651; continuamos por camino de tierra a lo largo de un tramo boscoso, que finalmente nos conduce por debajo de un viaducto de la autopista AP-9, su carril de enlace y rodea la zona de las cabinas del peaje; llegamos a una calle asfaltada que tomamos a la derecha en ascenso, por la que accedemos a Miño. Justo a la entrada, junto a una casa marcada con un gran número 31, hay un desvío que lleva al albergue de peregrinos (está algo alejado del camino, cerca de la Playa Grande, a 600 metros de aquí, los que decidan pernoctar en él pueden seguir de frente). Nosotros giramos a la izquierda por la Rúa da Fonte, para continuar por la Rúa Pardiñeira hasta llegar a la carretera o Estrada da Praia, en el centro de la villa.

2,0 Miño.

9,6

1,7 km

Cruzamos la Estrada da Praia y seguimos de frente por la estrecha Rúa Real; ésta se incorpora a la Rúa A Barrosa, que seguimos por su acera de la derecha; después de una mini-rotonda con un árbol de metal pasamos junto a un curioso mirador volado sobre la ría, con estructura de acero y pintado en varios colores. Continuamos a la derecha tomando una calle en bajada, y al cabo de 200 metros llegamos a una pasarela peatonal por la que cruzamos sobre la vía del tren.

Atención a este punto: justo tras bajar por la pasarela debemos dar media vuelta hacia atrás, en un giro de 180 grados por la derecha (está señalizado pero muchos se lo pasan, pues no advierten el sentido de la flecha en el mojón). Al cabo de unos metros volvemos a girar para enfilar la Rúa Alameda, que discurre en paralelo a la playa del mismo nombre; por ella llegamos a las casas de A Ponte do Porco (el nombre hace referencia a un jabalí, porco bravo en gallego antiguo, que es el símbolo de la casa nobiliaria de los Andrade).

11,3

2,6 km

Nada más pasar bajo el viaducto de la N-651 hacemos un breve zigzag izquierda-derecha, para seguir de frente por la carretera local DP-4804, estrecha y sinuosa; avanzamos con precaución por el arcén –casi inexistente–, pasamos por debajo de la vía del tren y acto seguido bajo un gran viaducto de la autopista AP-9. Al cabo de 1,0 km llegamos al puente medieval sobre el río Lambre (construido en el siglo XIV mediante un arco ojival y escenario de una leyenda de final trágico, que podemos conocer gracias a un cartel informativo); tras cruzar el puente seguimos por pista asfaltada hacia la izquierda, en franca subida.

Al cabo de 500 metros, en el lugar de Lambre-Trasmil, tenemos la opción de seguir de frente o torcer a la derecha para pasar ante el Pazo de Montecelo y la iglesia románica de San Pantaleón das Viñas, con su bonita portada; el rodeo no supone más de 250 metros y no será necesario volver atrás, pues hay flechas pintadas que nos devuelven a la ruta principal. De nuevo en ésta llegamos al cabo de 350 metros a las casas de Porto de Abaixo (parroquia de Viñas), al pie de la carretera N-651, donde hay una panadería y un bar, el café Navedo, donde suelen parar los peregrinos a tomar algo, pues no encontraremos nada más hasta Betanzos.

13,9

5,8 km

Seguimos la carretera nacional hacia la izquierda, pero al cabo de 100 metros la abandonamos, también por la izquierda, en subida por una pista de asfalto que se interna en el bosque; toca ahora afrontar un nuevo repecho, la Costa de Matacabalos (que hace honor a su nombre, pues el desnivel es de 110 metros en 1,6 km), para luego descender más suavemente. Siempre por tramos de asfalto atravesamos los lugares de Chantada, Souto, Gas (donde hay una fuente) y San Paio, hasta llegar a la bonita iglesia románica de San Martiño de Tiobre, del siglo XII.

3,8 Iglesia de San Martiño de Tiobre. La iglesia, su jardín y el cementerio alrededor son el lugar perfecto para un breve descanso. Nuestro camino continúa junto al parque infantil que hay enfrente, desde el que disfrutaremos de vistas panorámicas sobre la ciudad de Betanzos y el valle del río Mandeo.

Comenzamos el duro descenso, siempre por pista asfaltada, pasando los lugares de Barral y Caraña; cruzamos una carretera secundaria y seguimos de frente, ahora en suave ascenso, hasta salir junto a la valla del cementerio municipal, donde volvemos a descender, pasando junto a la iglesia-santuario de Nosa Señora do Camiño o de Os Remedios (s. XVI); la bajada continúa ya en el casco urbano, por una calle empedrada.

Desembocamos en la N-651, que seguimos por la acera hasta llegar ante A Ponte Vella, el puente sobre el río Mandeo; nada más cruzarlo entramos en el núcleo histórico de Betanzos franqueando la puerta medieval o Porta da Ponte Vella, una de las cinco con que contaba la ciudad amurallada. Tras superarla giramos a la izquierda y ascendemos por la empinada Rúa Prateiros hacia la gran plaza de los Hermanos García Naveira; antes de llegar a ésta doblamos a la derecha por la Rúa do Castro, finalizando la subida en la Praza da Constitución.

2,0 Betanzos, Praza da Constitución. Aquí está el edificio del Concello (ayuntamiento), la iglesia de Santiago y la Casa Núñez (que alberga un centro internacional de gravado y escuela de artes gráficas). A un par de calles, siguiendo de frente, tenemos la Casa da Pescadería (donde está el albergue de peregrinos de la Xunta), y a pocos metros de allí las iglesias góticas de Santa María do Azogue y de San Francisco.

19,7