Etapa 2: Las Médulas - O Barco de Valdeorras | Al Loro

La etapa, sin dificultades a reseñar, se divide en dos tramos: una plácida bajada por el valle de Valdebría hasta Puente de Domingo Flórez, y un recorrido en paralelo al río Sil por su ladera norte, con algún corto repecho.

Hoy entramos en Galicia a la salida de Puente de Domingo Flórez: justo tras cruzar un puente sobre el río Sil abandonaremos León y pasaremos a la provincia de Ourense.

Una vez en Galicia los mojones de este camino pasan a estar realizados en bloques de pizarra, la piedra propia de la zona. Durante la jornada avistaremos múltiples canteras a cielo abierto, poco respetuosas con el paisaje.

Tras el breve repecho del alto de las Pedrices, a la salida de Las Médulas, comienza una bajada muy agradable de 7 km por pista forestal, perfecta para las bicis BTT. Entre Quereño y Sobradelo se suceden breves subidas y bajadas, en un tramo que puede resultar un tanto rompepiernas.

Encontraremos bares y restaurantes en Puente de Domingo Flórez, Sobradelo y, por supuesto, en O Barco de Valdeorras, la capital de la comarca. También los hay en Éntoma, pero caen fuera del camino.

Aquellos que decidan pernoctar en esta localidad deben saber que, además de los alojamientos convencionales, el Ayuntamiento pone a disposición de los peregrinos el polideportivo municipal; deberemos dirigirnos al Ayuntamiento (tel. +34 987 460 181) o al bar-restaurante Bom-Vita (tel. +34 653 478 436), situado frente a las instalaciones deportivas.

Como su propio nombre indica, aquí existió desde el siglo XII un puente sobre el río Cabrera, cuyo propietario y sus herederos gozaron del derecho a cobrar un portazgo a los mercaderes y transeúntes que lo utilizaban.

En el Aula de Interpretación de los Canales Romanos podremos conocer la colosal obra de ingeniería realizada hace 2.000 años para transportar agua hacia los frentes de explotación de las minas de oro. En la zona se construyeron más de 600 km de canales, y algunos de ellos superan los 100 km de longitud.

Aquellos que deseen equilibrar el kilometraje de la etapa de hoy y la de mañana (que resulta un pelín corta) disponen en Sobradelo de un sencillo alojamiento privado, utilizado a menudo por peregrinos; y si la tarde es calurosa, podrán aprovechar para darse un chapuzón en la nueva piscina municipal en la orilla del Sil, con agua proveniente del río y depurada mediante plantas autóctonas.

Vale la pena acercarse a la Ponte Nova, interesante puente de siete arcos construido entre los siglos XVI y XVII, que queda a sólo 300 metros del camino. Su arco central fue volado por guerrilleros valdeorrenses en 1809, durante la Guerra de la Independencia, para impedir el paso de las tropas francesas del mariscal Soult.

El buen albergue de peregrinos de O Barco lo han construido algo alejado de la ciudad y del camino: se halla en Xagoaza, un lugar precioso pero situado a 3 km del centro de la villa… y en subida. Lo mejor será llevar provisiones para la cena, pues no hay servicios cercanos. Hay que estar atento para localizar las flechas del desvío hacia el albergue: veremos una señal en la rotonda que hay al final del paseo del Malecón, que nos indica tomar la rúa Ourense.

Además del bonito paseo del Malecón y su playa fluvial, podemos visitar la plaza Mayor, la Casa Grande de Viloira (al otro lado del río) y la iglesia del monasterio de San Miguel de Xagoaza, con interesante ábside románico del siglo XII.

Hoy entramos en la comarca de Valdeorras, cuyos afamados vinos cuentan con Denominación de Origen propia; los blancos se elaboran con una variedad autóctona conocida como Godello, mientras que los tintos suelen incorporar las variedades Mencía o Garnacha Tintureira.