Etapa 3: O Barco de Valdeorras - A Rúa de Valdeorras | Al Loro

Distancia: 
12,0 km
Duración: 
3 horas
Dificultad: 
1
Paisaje/Naturaleza: 
2

Etapa muy corta y prácticamente llana, por la comarca de Valdeorras; avanzaremos junto al río Sil, que mantendremos siempre a nuestra izquierda, y en paralelo a la nacional N-120 y a la vía del tren, a través de un territorio de urbanización extensiva.

El motivo de plantear una jornada tan corta es la ausencia de alojamientos a partir de A Rúa de Valdeorras, lo que dificulta alargar la etapa.

La etapa es llana, mayoritariamente de asfalto, y no ofrece ninguna dificultad para las bicicletas.

Para salir de O Barco no es necesario dar ningún rodeo por el interior de la villa, ni ir hacia el albergue de Xagoaza: disponemos de un camino por la ribera del río Sil marcado con flechas amarillas, siguiendo un sendero agradable y sombreado que nos lleva a una rotonda de la carretera, fuera del casco urbano.

Quienes hayan pernoctado en el albergue de Xagoaza pueden retomar el camino sin necesidad de volver a O Barco; existe un recorrido señalizado con flechas que pasa por el monasterio de San Miguel de Xagoaza y llega a la localidad de Arcos, tras lo cual se une al trazado que proviene de la ribera del Sil.

Aquí disponemos de un albergue municipal a pie del camino, en las instalaciones deportivas del área recreativa O Bañadoira, junto al río. Es conveniente avisar de nuestra llegada telefoneando al Ayuntamiento de Vilamartín, tel. +34 988 300 001.

La villa cuenta con numerosas covas, restos de las excavaciones en busca de oro realizadas por los romanos, sobre las que después se levantaron las casas y que hoy se han convertido en bodegas.

Además de varios hostales en el centro de A Rúa de Valdeorras, los peregrinos disponemos de un alojamiento en una casa privada (Nota enero 2019: Cerrado por obras), cuya propietaria es una de las promotoras del Camino de Invierno; está en el barrio de Fontei, cerca del recorrido de salida de la etapa de mañana.

En una placita situada tras la iglesia de Fontei podemos ver el fuste de un miliario romano, columna que colocaban a lo largo de sus calzadas para indicar la distancia; en este caso, el histórico pedrusco fue reutilizado durante siglos como simple pisón de castañas hasta que alguien lo descubrió.

El monumento más interesante de la etapa queda algo alejado del camino: es el bonito puente de A Cigarrosa, de origen romano, que comunica los núcleos de A Rúa y Petín. Presenta cuatro arcos ojivales y uno de medio punto, y podemos visitarlo dando un paseo de 1,4 km –ya sin mochila– desde el centro de A Rúa, siguiendo siempre de frente la calle Progreso.

Nuestro recorrido por la comarca de Valdeorras coincide en muchos tramos con la Vía XVIII del itinerario de Antonino, calzada romana construida en el siglo I d.C., en tiempos del  emperador Vespasiano, y que unía Bracara Augusta (la actual Braga) con Astúrica Augusta (Astorga).

Además de sus famosos vinos, la comarca de Valdeorras cuenta con magníficos embutidos, aceite, pan, miel y dulces. Son platos típicos la empanada de costrelas, la bica de Trives (un bizcocho a base de manteca de vaca, harina, huevos, azúcar y canela) o las castañas en almíbar.