Etapa 4: Hospital de Bruma - Sigüeiro | Recorrido

0,0

3,1 km

A la salida del albergue de Bruma pasamos junto al bar y la vecina ermita de San Lourenzo, donde tomamos de frente una pista asfaltada, sin apenas tráfico; enseguida superamos O Seixo, primer núcleo perteneciente al concello de Ordes; sin dejar nunca dicha pista rectilínea, al cabo de 900 metros cruzamos una carretera local y 1,5 km después pasamos las casas de Cabeza de Lobo y la iglesia de San Pedro de Ardemil, antesala del lugar de O Castro.

3,1

3,9 km

Al cabo de 400 metros, junto a un bar, descubrimos un curioso parque temático al aire libre, con esculturas naif y un enorme dinosaurio con ruedas, buena excusa para sacarse una selfie; 900 metros más adelante superamos el lugar de As Mámoas (nombre que hace referencia a unos enterramientos de la Edad del Bronce) y poco después O Porto y A Carballeira, donde dejamos el asfalto por un camino de tierra a mano derecha, en suave ascenso entre los árboles; serán 800 metros por un recorrido precioso, hasta desembocar en una carretera local que seguimos por la derecha; al cabo de 500 metros entramos en A Rúa (parroquia de San Paio de Buscás), donde hay dos bares y una casa rural.

7,0

2,8 km

A la salida pasamos junto a la iglesia de San Paio de Buscás, con una curiosa imagen del santo degollado sobre la ventana ciega del testero. Al cabo de 1,0 km llegamos a las casas de Vilariño, a cuya salida dejamos el asfalto para torcer a mano izquierda por una pista de tierra; cruzamos un puente sobre un riachuelo y acto seguido tomamos una senda herbosa a la derecha, iniciando uno de los tramos más bonitos de todo el Camino Inglés. Avanzamos en ligero ascenso, rodeados por carballos (robles), castaños y laureles; tras cruzar un paso inferior bajo la carretera AC-524, pasamos cerca de una casa rural y seguimos hacia O Outeiro; a pocos metros tenemos la Rectoral de Poulo, edificio rehabilitado en 2019 y que acoge un albergue de peregrinos gestionado por la Xunta, en un entorno bello y solitario.

9,8

1,8 km

Después de otro tramo muy agradable por caminos de tierra, desembocamos en una pista asfaltada que pasa junto al caserío de A Senra y que seguimos hasta A Calle, pueblo algo mayor que los anteriores de la etapa, donde veremos una casa en la que pernoctó Felipe II en 1554, una capilla, un cruceiro y también un bar, que será probablemente el último hasta llegar a Sigüeiro.

11,6

5,5 km

Continuamos por la misma pista de asfalto, construida sobre la traza del antiguo Camiño Real, por un territorio llano entre campos de maíz, pequeños bosquecillos, granjas y chalés; al cabo de 800 metros cruzamos la carretera CP-3802 (con cuidado, pues no hay paso de peatones) y seguimos de frente; 900 metros más adelante en A Casanova (Pereira) nos desviamos a mano izquierda por una pista de tierra, y tras 800 metros por ésta desembocamos en una carretera,  si bien justo antes de pisar el asfalto debemos girar a la izquierda para salvar el arroyo de Ponte Ribeira gracias a un pequeño puente de piedra sin barandilla, de origen medieval y difícil de ver, pues lamentablemente ha quedado casi sepultado por el puente de la carretera y su valla; seguimos durante 180 metros por el arcén, para tomar una pista asfaltada a mano derecha; 500 metros después giramos a la izquierda por una senda que arranca en subida entre los árboles, y que nos conduce a las casas de Carrás, donde seguimos de frente. Avanzamos por preciosas corredoiras entre arbolado autóctono; finalmente, ya de nuevo sobre asfalto y después de un giro derecha-izquierda, llegamos a las casas de A Baxoia.

17,1

7,3 km

Cruzamos una carretera y al cabo de 200 metros superamos por un paso inferior bajo la autopista AP-9, tras el cual giramos a la derecha; aquí comienza un largo tramo en paralelo a la autopista, que puede resultar bastante irritante por el ruido continuo de los coches y camiones al pasar. Esta ocurrencia ha sido introducida por la Xunta tras la nueva delimitación del camino en 2017, dado que al parecer el Camiño Real discurría por allí (sepultado y aplastado bajo la actual autopista, como sucede en tantos otros tramos de los antiguos caminos jacobeos); ha primado pues un supuesto respeto a la traza histórica (cuando ésta no fue respetada por los que diseñaron y construyeron la autopista), por encima de la salud auditiva de los nuevos peregrinos.

[Variante por pista forestal: aunque han arrancado los mojones, quien lo desee puede seguir utilizando el trazado anterior (el de antes de la modificación de 2017), cuya distancia resulta similar, si bien tampoco nos convence pues es un camino sumamente aburrido y donde, con el sol de mediodía, es fácil coger una insolación: tras el paso inferior bajo la autopista seguiríamos de frente y al cabo de 600 metros doblamos por una pista forestal a la derecha, iniciando así una monótona y fatigosa recta de más de 4 kilómetros marcada por una cadencia regular de subidas y bajadas, hasta desembocar en el polígono industrial de Sigüeiro.]

En caso de seguir el trazado oficial avanzaremos siempre en paralelo a la autopista, alternando pista de tierra con tramos de asfalto. Al cabo de 1,1 km pasamos junto a la fuente de la Santiña; seguimos durante 3,0 km más, y al llegar a unas casas giramos a la izquierda hacia el polígono industrial de Sigüeiro; después doblamos a la derecha para enfilar la avenida Álvaro Cunqueiro, por la que avanzamos durante 1,2 km y que se prolonga en un tramo de carretera; seguimos con precaución por su arcén izquierdo hasta llegar a un desvío señalizado por un mojón, donde giramos a mano izquierda y nos adentramos en el agradable y frondoso parque do Carboeiro, puerta de entrada a Sigüeiro. Cruzamos el río por un pequeño puente y, a través del mismo parque y tras pasar por una zona deportiva, llegamos a la plaza Isaac Díaz Pardo, donde está el edificio del concello de Oroso, nombre del municipio cuya capital es la villa de Sigüeiro. Por la Rúa do Río Lengüelle, Rúa do Tambre y la Rúa do Camiño Real llegamos hasta la carretera N-550, que aquí lleva el nombre de Avenida de Compostela, centro neurálgico de la localidad.

24,4