Etapa 5: Sigüeiro - Santiago de Compostela | Recorrido

Distancia: 
15,7 km
Duración: 
4 horas
Dificultad: 
1
Paisaje/Naturaleza: 
2
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

8,5 km

Arrancamos desde la carretera N-550, que aquí lleva el nombre de Avenida de Compostela, y cuya acera seguimos en dirección hacia Santiago; cruzamos el puente sobre el río Tambre y continuamos de frente por la acera derecha de la carretera, en ligera subida, durante 350 metros hasta llegar a una gasolinera.  

[Nota: Antes de la modificación introducida por la Xunta en 2017, el camino torcía por la izquierda, pasando ante la iglesia de San Andrés de Barciela; en cambio, el trazado actual va ahora siempre por la derecha de la N-550, sin apenas pisarla.]

0,6 Gasolinera a la salida de Sigüeiro, donde hay un mojón; aquí giramos a la derecha por una calle en ascenso, junto a la verja de una casa; en la primera intersección torcemos a la izquierda y seguimos una pista asfaltada que avanza entre los campos. Tras un nuevo giro a la derecha pasamos un puente sobre la autopista AP-9 y continuamos a la izquierda, en paralelo a ésta durante 150 metros, para girar otra vez a la derecha, llegando a las casas de Vila de Marantes.

1,1 Vila de Marantes. Tomamos a la izquierda un camino de tierra, inicio de un tramo muy agradable entre árboles; al cabo de 650 metros llegamos ante una carreterilla que seguimos hacia la derecha, dejándola al cabo de 100 metros; por pista de asfalto vamos superando los lugares de Marantes, Vilafernández, Cortos (al pie de una carretera local) y A Lameira. Después de un nuevo zigzag y de varios tramos por pista de tierra confluimos con la nacional.

4,5 Nacional N-550. Avanzamos durante 200 metros con cuidado por su acera-arcén; así superamos el puente sobre el río Sionlla, donde el lateral es estrecho, para al cabo de 150 metros torcer a la derecha y cruzar un paso bajo las vías del tren. Tras 1,2 km por una bonita pista de tierra, siempre rodeados de bosque, llegamos a la altura del hotel-cafetería Castro, en el lugar de Formarís.  

2,3 Formarís.

8,5

2,4 km

Alguien ha bautizado este tramo como el bosque encantado, y no es para menos; por camino de tierra descendemos hasta el cauce de un arroyo, el Rego Salgueiro, a la sombra de carballos y otras especies de vegetación de ribera. Al cabo de 1,7 km salimos a la parte trasera de unas naves, que bordeamos por la derecha en ligero ascenso, y accedemos al polígono industrial do Tambre; enseguida encontramos el bar-restaurante Polígono, enorme y siempre concurrido, donde suelen parar los peregrinos.

10,9

1,6 km

Una vez en la calle del bar-restaurante (Vía Galileo) avanzamos por su acera de la izquierda, superando dos rotondas sucesivas siempre de frente; a pesar del caos de naves, coches y camiones, vamos localizando de tanto en cuando algún solitario mojón; al cabo de 500 metros  veremos a nuestra izquierda la valla del gran cementerio de Boisaca y, acto seguido, el sobrio edificio del tanatorio. Continuamos en la misma dirección por la acera izquierda de la Rúa das Mulas, y al cabo de 900 metros entramos en el barrio de Meixonfrío, ya en el casco urbano de Santiago.

12,5

3,2 km

Tomamos a la izquierda la Rúa do Meixonfrío, que más adelante nos devuelve a la Rúa do Tambre. Por ésta llegamos ante la carretera N-634 que cruzamos por un paso con semáforo, situado a nuestra izquierda; tras atravesar, de nuevo a la izquierda avistamos un mojón en la Rúa de Mallou, que seguiremos de frente; al cabo de 100 metros pasamos junto a un cruceiro y tomamos la Rúa dos Salgueiriños de Abaixo, con nuevas construcciones; vamos bordeando un parque y, tras pasar entre una antigua subestación eléctrica y un McDonald’s, desembocamos en la gran rotonda de la Praza de España.   

Siguiendo los parterres de la Rúa San Caetano, pasamos ante la capilla dedicada a este santo y junto a los edificios administrativos de la consellerias de la Xunta de Galicia. Al llegar a una rotonda la rodeamos por la izquierda, atravesando los pasos de peatones de la Rúa Anxo Casal, y seguimos por la Rúa da Pastoriza, que nos introduce en el meollo de la ciudad. Nuestra ruta continúa por la Rúa dos Basquiños y Rúa Santa Clara, tomando a la derecha la Rúa dos Loureiros; tras recorrer la Rúa da Porta da Pena, lugar donde hubo una de las puertas de la muralla medieval, pasamos ante la bellísima fachada barroca de la iglesia de San Martiño Pinario; continuamos de frente por la Rúa da Troia, para girar a la derecha por la concurrida Rúa da Acibechería hacia la Praza da Inmaculada; dejamos a nuestra izquierda una de las entradas a la catedral, la antigua Puerta del Paraíso, enfilamos la rampa que pasa bajo el Pazo de Xelmírez y accedemos, finalmente, a la gran Praza del Obradoiro.

15,7