Etapa 25: Caldas de Reis - Padrón | Al Loro

Jornada corta y con desniveles moderados, pero más frecuentes que en la etapa anterior; también hoy seguimos el eje de la N-550. Posiblemente sea la etapa paisajísticamente más interesante de la parte gallega del Camino Portugués, con bucólicos tramos boscosos.

Los que, al día siguiente, quieran llegar a la misa del peregrino de la catedral de Santiago, que se celebra a las 12, deben alargar la etapa de hoy hasta el albergue de la Xunta de O Faramello. En este caso son 28,0 km; muy factible.

Al cruzar por el puente de Pontecesures el río Ulla entramos en la provincia de A Coruña, abandonando la de Pontevedra.

Hoy en día se mantiene una pequeña comunidad de monjes franciscanos en el Convento de Herbón, dando continuidad a un periodo de seis siglos de existencia de la comunidad.

El primer bar intermedio de la jornada lo encontramos en O Cruceiro (abierto a partir de las 7), a pie de nacional. Luego ya disponemos de servicios en cada localidad, casi todos a pie de la carretera nacional.

Es una buena alternativa finalizar la etapa en el albergue de peregrinos del Convento de Herbón. Está fuera del camino oficial; el desvío, bien señalizado, lo encontramos 100 metros más adelante de la iglesia de San Xulián, en Pontecesures. El albergue está gestionado por hospitaleros de la Asociación Gallega de Amigos del Camino (AGACS). En 2017 abre del 2 de abril al 31 de octubre, a partir de las 15:00, tiene 30 plazas, no admite reserva, y no admite a peregrinos con coches de apoyo ni grupos organizados.

Dentro de la iglesia de Santiago de Padrón, bajo el altar, podemos ver el Pedrón; es un bloque de granito en el que, según la leyenda, amarró la barca que trasladaba el cuerpo del Apóstol Santiago. También según la leyenda, antes fue un ara romana dedicada a Neptuno...

Podemos aprovechar la tarde para visitar Iria Flavia, a 1 km de la localidad siguiendo el camino: su bellísima colegiata (fue la primera catedral gallega), la Fundación Camilo José Cela y el cementerio de Adina, donde reposa a la sombra de un olivo el ilustre Premio Nobel de Literatura.

También podemos visitar la preciosa Casa Museo de Rosalía de Castro (2 euros; lunes y tardes de festivos cerrado). Se encuentra a 900 metros de la iglesia de Santiago; debemos tomar la carretera a Herbón y, pasada la vía del tren, girar a mano izquierda.

Los pementos de Padrón, son una de las hortalizas más conocidas de toda Galicia y una de las tapas más famosas de la gastronomía española. Aunque se les conoce con el nombre de la población, los pementos son originarios de Herbón; fueron importados de México por monjes franciscanos del convento a finales del siglo XVI. Se sirven fritos con sal gruesa. En las inmediaciones del mercado municipal de Padrón se reúnen las pementeras que los venden.

Hay unas cuantas pulperías que merecen la pena, donde además de pulpo sirven racións típicas gallegas. Alrededor de la iglesia y el albergue público se encuentran los mejores establecimientos, especialmente en la Praza das Traviesas y la Praza de Macías.

En la localidad hay uno de los mercados más dinámicos de la provincia. Los domingos, en los exteriores del mercado de abastos, podemos encontrar productores locales de quesos, chorizos, panes y empanadas.