Un albergue llamado Sueño

En Salas, Camino Primitivo, una pareja de peregrinos abre un nuevo albergue

He de reconocer que siento una especial debilidad por cierto tipo de historias del Camino, y entre ellas aquellas de personas que se han conocido como peregrinos, y ya como pareja se deciden a iniciar una nueva vida juntos sin abandonar el Camino.

Casa Sueño es un nombre cautivador, y además ambivalente: por una parte entendemos que está referido al propio proyecto vital de los promotores, para el que solo podemos desear que el sueño se cumpla y perdure en el tiempo; pero por otra, ya en clave de peregrino, nada podríamos ansiar con más devoción los cansados caminantes que poder conciliar allí el sueño, dormir a pierna suelta, encontrar un lugar en el que despertar con toda la energía del mundo para seguir subiendo y bajando collados.

patri-y-xavi.jpg

Patri y Xavi
Patri y Xavi

El lugar elegido es Salas, encantador pueblo del Camino Primitivo que, por ser un fin de etapa consolidado (Grado - Salas, la 2ª jornada más habitual), ya estaba bien servido con hasta cuatro albergues, y además con el emblemático Hotel Castillo de Valdés-Salas** y el Hotel Soto*, ambos situados en el corazón del casco antiguo. Por lo tanto, valentía a raudales y mucho empuje para crear una oferta diferenciada de calidad. Pero vayamos paso a paso...

En 2015 Patri, brasileña de São Paulo, inició en solitario su peregrinación desde Saint-Jean-Pied-de-Port en julio. Abogada, especializada en la dirección de empresas, se concedió un año sabático para profundizar en el conocimiento personal, con un punto de aventura, y sin un gran bagaje informativo previo, pues como ella misma confiesa, “en Brasil, más allá de Paolo Coelho, hay muchos libros de experiencias, pero faltan datos, guías...”.

La historia de Xavi, catalán, es diferente, ya que había trabajado largo tiempo en Barcelona e Ibiza, y tras padecer un cáncer había peregrinado en 2012, por consejo médico desde Roncesvalles para no tener que cruzar los Pirineos el primer día. Su ritmo fue muy lento, tardó dos meses en llegar a Santiago, y encantado con la experiencia decidió quedarse en Foncebadón como hospitalero en un albergue.

En este lugar tan especial del Camino Francés, al que recientemente hemos dedicado un artículo por el despropósito del hormigonado de su Calle Mayor, se conocieron nuestros protagonistas, y desde entonces han continuado juntos en la ruta como hospitaleros voluntarios primero, y después alquilando un albergue en San Martín del Camino, una prueba dura porque después de levantar el albergue y cautivar a los peregrinos que por allí pasaban, su contrato de alquiler no fue respetado. Pero –apunta Patri- “cuando tienes una experiencia negativa tienes que aprender de ella”.

Recorrieron entonces el Primitivo en el invierno de 2016, buscando pero sin haber enfocado previamente en exceso sobre un posible objetivo y, en palabras de Xavi, “Salas supuso un flechazo”. Patri se enamoró del lugar por la naturaleza, el río que atraviesa la localidad, el verde de los bosques alrededor, sus servicios, todo parece ideal para una familia con niños, ya que entre tanto ha nacido Sofí, la hija de ambos. Y desde luego la magia del lugar no parece haber pasado desapercibida, porque desde que compraron el terreno en el que materializar su sueño, ya han abierto dos albergues.

casa-sueno.jpg

Albergue Casa Sueño
Albergue Casa Sueño

A priori el terreno adquirido ofrecía muchas ventajas, la principal estar a pie de ruta, aunque es cierto que al final del pueblo, tras haber pasado ante la puerta de toda la “competencia”. Pero 5.000 m2 pueden dar mucho de sí, y la idea inicial del albergue se transformó, en razón a la demanda que ahora domina en el Camino, para crear también un moderno hotel rural de calidad. Todo o nada, no hay vuelta atrás, una vez más las naves quemadas.

En esta primavera ha sido inaugurado el Hotel Casa Sueño, con una categoría de tres estrellas, la más alta de Salas. De arquitectura moderna pero adaptada al estilo tradicional de la comarca, se trata una construcción pasiva, tecnología de Centroeuropa que hace hincapié en el aislamiento calórico con el uso de cristales triples y el recurso de la aerotermia. Para la cubierta se ha elegido la madera de pino, proporcionando un contraste entre lo funcional y lo rústico.

En la planta baja del edificio principal están el bar-restaurante, servicio completo, y dos habitaciones; en la primera ocho habitaciones más, todas con su baño. El precio de la habitación doble en el hotel ha sido fijado en 50 euros, y los desayunos 4,50 euros por persona.

Además del hotel en un edificio aparte que comparte jardín, ha surgido el albergue Casa Sueño, inaugurado en junio de 2019. En un dormitorio, donde se ha buscado el “efecto bodega” a través del uso de muros de cristal, se distribuyen las catorce plazas en literas hechas a medida. Dispone de los servicios habituales, cocina de libre uso, lavandería, sitio para bicis, caballos y mascotas, terraza, calefacción de biomasa, salita, toallas, sábanas y funda de almohada de tela, dos sanitarios y dos duchas. El precio, que incluye toalla, sábanas y desayuno, es de 13 euros. Además, para quien lo desee, en el restaurante se ofrece un menú de 10 euros, en cena comunitaria, que incluye postre brasileño. La recepción funciona las 24 horas y, en un principio (en este apartado siempre nos dicen lo mismo cuando acaban de abrir), por el momento todo el año.

Si a través de la cosmovisión calderoniana sabemos que la vida es un sueño, que el Sueño de Patri y Xavi nunca acabe, y permita a los peregrinos y viajeros del Camino Primitivo a ser copartícipes de tanta ilusión y buen hacer.

¡Desde aquí os deseamos una feliz navegación en la travesía que ha comenzado esta primavera!

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador

Comentarios
Esther Rodriguez
Imagen de Esther Rodriguez
He estado en CASA SUEÑO. Un lugar paradisíaco, tranquilo y relajante. Sus edificaciones modernas, adaptadas al entorno... y la atención exquisita de Patxi y Xavi, me han encantado. Les deseo mucha suerte, en ésta nueva andadura, y que se cumpla su sueño!!