Entrevista a Óscar Miguel, promotor y hospitalero del Albergue de Peregrinos do Porto

Óscar Miguel: “En Portugal no es fácil obtener consensos, y carecemos de una entidad que vele por el Camino como un todo.”

Hablamos hoy con Óscar Miguel Andrade, natural de Porto (1970), responsable del primer albergue específico de peregrinos de la ciudad. Porto se ha convertido en el tercer punto de partida absoluto de peregrinos, en 2017 unos 25.000, y al paso que va acabará comiéndose a Saint-Jean-Pied-de-Port. En consecuencia Óscar no ha parado de trabajar de mayo a octubre, colgando a diario el cartel de “completo”. Desde el ojo de este huracán vamos a intentar aprender más cosas del ambiente jacobeo de la ciudad y del Camino Portugués.

Porto está de moda como destino turístico, y también como punto de partida para hacer el Camino Portugués. Sin embargo, hasta hace poco no había una especial sensibilidad en la ciudad hacia los peregrinos…

De hecho, en los últimos tiempos la ciudad de Porto ha ganado importancia como punto de partida para el Camino, llegando a ser, como novedad en estos dos últimos años, el primer lugar de inicio del Camino Portugués y el tercero en la totalidad de los Caminos.

Sobre la falta de sensibilidad para con el Camino, y con mayor relevancia en una ciudad grande como Porto, debe ser puesta en relación con el hecho de que el culto a Santiago no está tan enraizado en Portugal como en España.

El fenómeno de la peregrinación en Portugal en el s. XX, con mayor incidencia en la primera mitad de la centuria, estuvo dirigido casi en exclusiva hacia Fátima, siendo de cariz exclusivamente religioso. Mayo, mes en que se celebra la aparición de la Virgen, es la época en que se concentran la mayor parte de los peregrinos (más del 90%) que durante el año caminan a Fátima. Los recorridos, provenientes de norte a sur y de este a oeste del país, normalmente son hechos por carretera y durante la noche. Caminan en grupos y con coches de apoyo. Duermen normalmente en pabellones y no llevan mochilas.

Solo en las últimas décadas del s. XX comienzan a aparecer los primeros peregrinos jacobeos, siendo muchas veces confundidos con turistas low cost, por andar con la mochila a la espalda. La mayor parte de la población, sobre todo en los centros urbanos, desconoce la existencia del Camino y todo lo que está asociado a él, tal como las flechas amarillas y los albergues. La propia palabra “albergue”, en la ciudad de Porto está asociada a los sin techo. Existe una institución en la ciudad con más de 40 años de actividad, el Albergue Noturno do Porto, que se dedica a acoger a los más necesitados.

oscar-albergue-porto.jpg

Óscar Miguel en el albergue de peregrinos de Porto
Óscar Miguel en el albergue de peregrinos de Porto

¿Cómo surgió el proyecto de tu albergue, cuáles fueron las circunstancias iniciales y contratiempos? ¿Han respondido los peregrinos?

Este proyecto surgió en el momento de haber quedado desempleado a finales de 2011, y de esa forma haber tenido tiempo de hacer el Camino Francés una vez más (mayo de 2012), en un momento en que no existía ningún espacio exclusivamente dedicado a peregrinos en la ciudad de Porto.

Fueron casi cinco años hasta conseguir materializar el sueño, con varios momentos críticos, pero con perseverancia y determinación, el 29 de mayo de 2016 recibimos la bendición del obispo de Porto, D. António Francisco dos Santos, y comenzamos a recibir a los primeros peregrinos. En agosto de ese año tuvimos la casa llena por vez primera. Al año siguiente, en agosto y septiembre, la tasa de ocupación ya alcanzó el 100%, y el año en curso, desde mayo, ha sido una constante… ¡la respuesta de los peregrinos no puede haber sido mejor!

En Porto ya había muchos hostel, según el modelo internacional, algunos también frecuentados por peregrinos, pero no un albergue propio para nosotros, ¿fue una apuesta de riesgo optar por este modelo?

En la última década Porto registró un boom turístico como nunca antes había sucedido en nuestra historia. Así, además de muchos nuevos hoteles, surgieron multitud de hostel, más orientados hacia el perfil del turista. En Portugal no existe legislación específica para albergues, y es la fórmula del alojamiento local (AL), donde se inscriben también los hostel, la misma opción adoptada para el Albergue de Peregrinos do Porto.

Desde el inicio del proyecto mi intención pasaba por acoger exclusivamente peregrinos, lo cual más que un riesgo entendí como una ventaja en relación a toda la oferta ya existente en la ciudad.

El edificio es propiedad de la Santa Casa da Misericórdia do Porto, institución fundada hace más de 500 años y que tenía también como misión, desde su origen, “dar pousada a peregrinos”. Por lo tanto, el acuerdo realizado fue una oportunidad para, además de poder volver a cumplir esa misión, rehabilitar y rentabilizar un patrimonio en desuso.

La Iglesia dispone también de dos albergues para peregrinos, los de Nossa Senhora de Rosário de Vilar (Casa Diocesana, Seminario), bastante céntrico, y el de Nossa Senhora de Boa Hora, más alejado. ¿Qué te diferencia de ellos?

En la ciudad solo existe otro alojamiento exclusivamente destinado a peregrinos, el Seminário de Vilar, que dispone de 12 camas y pertenece a la Iglesia. El Refúgio da Senhora da Hora queda ya fuera de la urbe, y es el lugar que desde hace más tiempo acoge peregrinos en el área de Porto (desde 2010), siendo propiedad de una asociación.

Por lo tanto, el Albergue de Peregrinos do Porto es el único que se encuentra en pleno Camino (Central y oficial por la Costa), mientras que los otros están en las inmediaciones. El Seminário de Vilar sólo permite una noche de estancia, y no acepta reservas.

Ya nos has contado tu experiencia como peregrino ¿y cómo hospitalero? ¿a qué te dedicabas antes de llegar al Camino?

Antes de 2012 hice el primer Camino en junio de 2010, y ese mismo año repetí dos veces, concluyendo el último el 31 de diciembre, el último día del último Año Santo. Entre tanto tuve oportunidad de hacer otros Caminos, siempre en bicicleta, básicamente por razones económicas.

Cuando comencé este proyecto, mi primer paso fue intentar descubrir cuáles eran las fuerzas vivas ligadas al albergue, ya que aunque había conocido a algunos hospitaleros, nunca había tenido la experiencia hasta el día de la apertura.

Profesionalmente trabajé siempre en el sector de las ventas, más de 20 años, como comercial en multinacionales líderes de sus respectivos campos de actividad, sobre todo en la industria farmacéutica y el sector de los transportes.

Desde mayo de 2016, ya han pasado dos años y medio, se habrá aprendido mucho…

Este tiempo ha sido de constante aprendizaje, lo que nos ha permitido mejorar en varios aspectos. Los pilares de esta casa son la higiene y la hospitalidad, pero siempre intentamos hacer más en el sentido de aprovechar el potencial que el espacio nos proporciona.

Colaboran contigo hospitaleros voluntarios, ¿cómo está resultando su aportación?

Los voluntarios han sido de gran ayuda, y era algo que inicialmente no había previsto. Por fortuna, desde el comienzo, muchos se han ofrecido, más de los que he podido aceptar, y a ellos también se debe el éxito del albergue. Casi todos eran peregrinos que por aquí habían pasado, y después se ofrecían a colaborar. Dependiendo de su vocación y habilidades, he intentado encajarlos en la función más útil para el albergue. Ha sido una experiencia enriquecedora, y ya he contado con voluntarios de más de 20 países, de todos los lugares del mundo.

albergue-peregrinos-porto.jpg

Albergue de Peregrinos do Porto
Albergue de Peregrinos do Porto

¿De dónde llegan mayoritariamente los peregrinos, hay muchos portugueses?

La nacionalidad más representada en los más de 8.000 peregrinos que hasta ahora nos han visitado es la española, seguida de la italiana, alemana y polaca. Los portugueses ocupan el 7º lugar, y parte de ellos se dirigían a Fátima.

¿Recuerdas alguna anécdota, o la presencia de algún peregrino con una historia especial?

Muchos peregrinos con historias muy interesantes han pasado por el albergue, con varios episodios dignos de recuerdo. Pero destacaría uno, para mí una de las situaciones más cómicas. Al final de la tarde, en agosto del año pasado, llegaron un padre y su hija adolescente, de Canadá, tras 36 horas de viaje. Venían muy cansados, y su idea era comenzar el Camino al día siguiente, la primera vez para la hija. Después de comer cualquier cosa, fueron los primeros en recogerse. Ese mismo día esperaba, en torno a las 0h, la llegada de otros peregrinos, y en ese momento percibí que había ruido en el dormitorio, por lo que pensé que alguien habría olvidado algo…, pero cuál fue mi sorpresa cuando poco después veo a padre e hija con la mochila a la espalda preparados para salir… por lo que recelé de que algo no hubiera estado bien, y les pregunté a donde iban a aquella hora… y la respuesta inmediata fue: -“Al Camino, ¿a dónde íbamos a ir?” Cuando les insistí, advirtiéndoles de la hora, el padre me respondió que “ya eran las 6h de la mañana, buena para comenzar”. Entonces me di cuenta de que efectivamente eran las 6 h de la mañana, pero en Canadá,… la ansia de comenzar, sobre todo por parte del padre, lo hizo sentir fresco como si hubiera dormido 8 h, cuando en realidad solo habían sido 2h, y eso era evidente en la hija, que parecía dormir de pie. Tras la embarazosa situación, ambos se fueron a dormir de nuevo…

Estás justo a la salida del Camino, bueno, del Camino Central y de la vía costera que se desvía en Padrâo da Légua. Con tantas variantes, Central, Costa, Orla Litoral, Braga… ¿no te vuelves loco intentando aclarar las dudas de los peregrinos? ¿tomas partido al recomendar alguna?

Pues esta es una pregunta muy oportuna y de la que pocos parecen tener consciencia. De hecho estamos en un punto estratégico porque ante nuestra puerta pasa el Camino Central, y también el oficial de la Costa que se desvía en el Padrâo da Légua y sigue a Vila do Conde. De Porto también sale el Camino para Braga, el más antiguo. Estos son los tres oficiales, pero existe una cuarta opción que, actualmente, creo que es la más usada, la que sigue el litoral a través del río Douro, y luego hacia el norte al borde del Atlántico hacia Vila do Conde. Recientemente se ha hecho una fuerte inversión en el Camino de la Costa, colocando por vez primera señalización oficial en Porto y a lo largo de todo el recorrido, y esto ha creado mucha confusión entre los peregrinos. A ello se suma que las oficinas de turismo no están preparadas, decantándose por ofertar el Caminho da Costa. Tampoco existe en la ciudad otro lugar en el que obtener información fidedigna, y así nos caen todos encima… e intentamos ayudar con el conocimiento que tenemos, que está basado en la experiencia de los miles de peregrinos que por aquí pasan, sin que tengamos interés en ninguno de los caminos, a no ser el de recomendar aquello que a nosotros nos gustaría que nos recomendaran.

Sabemos que portuenses y lisboetas sois algo así como barceloneses y madrileños, o milaneses y romanos, pero seamos justos: ¿no está un poco coja la peregrinación por el Camino Portugués en su realidad actual, con partida mayoritaria de Porto y Tui-Valença, y minoritaria desde Lisboa? Desde Porto, 250 km, hemos de referirnos a un itinerario de medio recorrido, y la experiencia siempre gana con la distancia…

Infelizmente, y a pesar de que somos un país pequeño, en Portugal no es fácil obtener consensos, y carecemos de una entidad, pública o asociativa, que vele por el Camino como un todo. Con la proliferación de tantas rutas, y de los intereses asociados, me parece que se está olvidando lo esencial. Sería como ver pasar al lado una gran carrera, teniendo todo el potencial para sumarnos a ella, pero la ignorancia y el deseo nos lleva a desaprovechar la oportunidad. La rivalidad que existe entre Lisboa y Porto también se constata en el Camino, y entre ciudades y villas, porque ahora todos desean que el Camino pase por su puerta, y este deseo ha causado muchos perjuicios para el Camino en el pasado reciente.

En vez de dar continuidad al Camino Central, con la creación y mejora de infraestructuras de apoyo a los peregrinos, sobre todo de Lisboa a Porto, se han realizado enormes inversiones con financiación de la UE, exclusivamente en el Camino Portugués de la Costa (oficial).

¿Qué piensas de la multiplicación, no siempre histórica, de los itinerarios jacobeos lusos?: camino de Torres Villarroel, de Nascente, Costero por Cascais, del Interior, Trasmontano, enlaces desde el Algarve, da raia, da Geira Romana… ¿Acabará todo siendo Camino de Santiago? ¿A dónde vamos con esta política de subirse al carro del éxito a toda prisa?

Desde el punto de vista histórico Portugal, tal como España, dispone de varios itinerarios. Sucede que el fenómeno en Portugal resurgió en fecha más tardía que en España. En nuestro territorio el Camino se está desarrollando de norte a sur, tal y como había sucedido con la Reconquista. Así, a medida que se va avanzando, y que el Camino se va desarrollando con éxito, otros itinerarios van resucitando. Lamentablemente todo esto ocurre a nivel local, sin una entidad nacional que pueda poner algún orden…

¿Morirá de éxito el Camino Portugués, como ha sucedido con el Francés, pero en un menor período de tiempo?

Pienso que el Camino Francés puede haber perdido algo de magia y estar mercantilizado en exceso, pero sigue siendo el más utilizado. En cuanto al Camino Portugués, a pesar del gran crecimiento experimentado en los últimos años, estoy convencido de que aún preservamos nuestra esencia y que tenemos un enorme potencial para explorar. La Geira Romana será un buen ejemplo a seguir en el futuro próximo, y estoy seguro de que, bien por los aspectos históricos, bien por las características naturales y geográficas, contribuirá a proporcionar una alternativa y unas experiencias fantásticas.

Obrigado, Óscar, pela túa simpatía!

Comentarios
Carlos da Barre...
Imagen de Carlos da Barreira asoc Codeseda Viva
Buena entrevista y muy buenas las explicaciones de Óscar. Se nota que está al pie del Camino. Como parte implicada en su recuperación, le agradezco sus alabanzas al Camino de la Geira, que de momento solo se puede seguir con GPS, pero esperemos que pronto cuente con las universales flechas amarillas.
CARLOS DANIEL A...
Imagen de CARLOS DANIEL AREAL VELEZ
Realicé mi 2do camino en mayo de 2018. Muy interesante la entrevista, me alojé en Porto allí y fue una experiencia excelente. El albergue es de los mejores tanto del Camino Francés como del Portugués. Porto merece una estadía de al menos dos días, es una ciudad increíble y bien vale la pena recorrerla. Saludos desde Argentina Óscar!