Cumbre de Periodistas sobre la comunicación y los medios con relación al Camino de Santiago

Más allá del ámbito pesebrero, que en ocasiones acapara mucho más espacio informativo del que en buena lid le correspondería, cada vez hay más periodismo especializado y crítico en el ámbito del Camino de Santiago. Algunos veteranos profesionales se dieron cita, la víspera de la fiesta del apóstol, en un Encuentro, el de Villafranca del Bierzo, organizado por la Asociación de Municipios del Camino de Santiago en colaboración con la Liga de Asociaciones de Periodistas del Camino de Santiago.

La sesión, limitada a una única jornada, tuvo lugar en un salón del Parador de Villafranca, y se desarrolló en tres paneles, en formato de mesa redonda, a través de breves intervenciones, para facilitar el intercambio de ideas y el debate entre los presentes, entre quienes se contaban el alcalde de Villafranca del Bierzo, la alcaldesa de San Andrés del Rabanedo y el presidente de la Diputación de León.

cumbre-periodistas.jpg

Sesión del encuentro de Villafranca del Bierzo.
Sesión del encuentro de Villafranca del Bierzo.

Primer panel: la comunicación y los medios en la divulgación del Camino

Manuel Rodríguez, periodista que trabaja en el Xacobeo, recordó que el Camino «es un producto sensible», y que el riesgo de banalización de la cultura jacobea es grande. Puso siete ejemplos de cómo en los medios se reiteran, sin voluntad de enmienda, ciertos errores: seguir confundiendo año santo con Xacobeo, reincidir en que la tumba del apóstol fue descubierta en 813, unir la suerte del Camino al año santo, aportar una visión galleguizada del Camino, dar visos de realidad absoluta a las estadísticas de la catedral, no entender el riesgo que implica la irrupción del turismo o la vergonzosa difusión que están haciendo ciertos youtubers, bloggers e influencers («el Camino no los necesita, están trayendo a un tipo de gente que no vuelve, sin calidad; el peregrino es mejor que cualquier turista»).

Periodista de RNE en Castilla y León, Paco Alcántara expuso que el Camino no tiene su gabinete de prensa, y por lo tanto no hay trabas para informar. «Parece que todo está contado, pero todo está por descubrir, y es preciso estar a la vera del Camino para contar lo que el poder no quiere que se cuente». Actualmente su preocupación tiene que ver con problemas medioambientales, los eólicos, la urbanización de Foncebadón, las puertas de la catedral de Burgos que una asociación, a través de las redes sociales, consiguió parar, o la consideración del peregrino como un cliente.

Sin embargo, desear un turismo de calidad, con mayor promoción y riqueza económica, y a la vez defender las «esencias» es sumamente complicado. En tal tesitura Joaquín Sánchez Torné, director del Diario de León, expuso el creciente peligro de que el Camino acabe convirtiéndose en algo así como Magaluf, con turistas de baja calidad y borrachera atraídos por las promociones low cost.

Para los periodistas resulta primordial, en opinión de Angel Barón, Decano del Colegio Navarro de Periodistas, conocer cuál es nuestro público objetivo, y cautivar sin excesiva profundidad ni erudición a los lectores. Transmitir, en suma, la magia del Camino.

En el debate posterior Juan Carlos Pérez, presidente de la FICS, cuestionó la idea que está calando de que el Camino es una experiencia de bajo coste. «Será de bajo coste para quienes hacen cuatro o cinco días, pero no para quienes se desplazan desde EE.UU. o Corea, o permanecen en el Camino un mes. ¿Qué viajero está en la provincia de León pernoctando 9 o 10 días sino un peregrino?».

Segundo panel: cómo se deben afrontar problemas concretos, como la masificación, la Covid o la seguridad

Muy activo durante todas las sesiones, Javier Pérez Andrés, colaborador de El Mundo y el periodista de Castilla y León más seguido en las redes sociales, consideró inevitable que el Camino se desborde en año santo, por mucho que se haga. Sin embargo, consideró «indestructible esta gran aventura europea, única en el mundo, en la que ricos y pobres, hombres y mujeres, listos y tontos, comparten una experiencia comunitaria y de interrelación así, conviviendo en los albergues». En cuanto a la masificación, la consideró «genial siempre y cuando esté organizada».

Frente a la opinión de César Justel, sobre que el Camino de Santiago es más peligroso que otras rutas de peregrinación en la India o América, hubo una avalancha de réplicas, acompañadas por los datos, sobre el bajo índice de delincuencia, más allá de algunos casos mediáticos como el de Denise Thiem, que afecta a la ruta, información refrendada por José Francisco Montenegro, coordinador nacional del proyecto de la Policía Nacional «Protegemos el Camino».

El redactor jefe de El Faro Astorgano, Enrique Ramos, habló del Covid en el Camino, y de cómo en vez de regresar las pestes medievales, según pronosticaban algunos agoreros, estamos viviendo una situación bastante segura y bajo control. La prueba de esta percepción son las reservas masivas que está experimentando, ahora mismo, el Camino en Galicia.

Se consideró también una manipulación, próxima al sensacionalismo, la reciente información de que había sido detenido un peregrino acusado de un triple homicidio en Brasil reclamado por Interpol, cuando la detención había tenido lugar en la ciudad de Palencia.

Por nuestra parte echamos en falta, al hablar de seguridad, que no se tratase también la viaria, que provoca más accidentes y muertes que cualquier otra amenaza en el Camino. Los puntos negros sin solucionar, después de tantos años de inversiones y mejoras, son un borrón en el expediente de las administraciones.

Pensando en el futuro próximo, el optimismo puede justificarse si pensamos que vienen de Italia, la India, Japón o EE.UU. a copiar nuestro modelo de peregrinación.

Más de 350 asociaciones jacobeas internacionales siguen constituyendo un gran sostén para el Camino, porque como apuntó Manuel Rodríguez, «la gran agencia turística del Camino son las asociaciones jacobeas», algunas tan numerosas y activas como las de Corea, con 30.000 socios, Estados Unidos, Holanda, etc., financiando proyectos y ejerciendo el voluntariado.

Por último, Luis Menéndez, presidente de la asociación de periodistas de Santiago, denunció la perversa utilización que se hace de las cifras, presentadas en una sucesión triunfal de titulares sin cotejar los datos. Frente a esta imagen de éxito está la experiencia negativa percibida por quien va al Camino en la temporada álgida a través de las últimas etapas, pues es muy probable «que se le quiten las ganas de volver al Camino».

Cerró esta mesa el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, que anunció su apoyo para solicitar al cabildo de la catedral de Santiago que modifique la norma de los 100 km, hasta los 300 km, para la entrega de la Compostela. Apuntó también que el egoísmo de los intereses económicos, y de la industria del turismo, puede desvirtuar el Camino y hacerle perder el componente espiritual. Fue asimismo crítico con la señalización, multiplicada y en ocasiones empleada fraudulentamente.

cebreiro.jpg

Un peregrino subiendo a O Cebreiro
Un peregrino subiendo a O Cebreiro

Tercer panel: la comunicación de los valores del Camino, la hospitalidad...

Por fin, el último panel estuvo abierto a otros especialistas del Camino, periodistas o no, para que aportásemos luz sobre cuestiones tales como los valores del Camino y su esencia, la deriva turística, la hospitalidad, las tensiones generadas en los 100 últimos km, etc.

Ernesto Díaz, el coordinador de Radio-tv Camino de Santiago, expuso que «la pandemia es lo mejor que podía haberle pasado al Camino, propiciando ahora un cambio brutal, al menos en la Rioja con un 70% de peregrinos y un 30% de turistas». En cuanto a los segundos, propugnó que habría que «ganarlos como peregrinos».

Comunicador de la Costa da Morte y propietario de un albergue y un hotel al final de la prolongación jacobea al Finis terrae, Pepe Formoso comparó la situación de cierre permanente de la Puerta Santa de la iglesia de Santa María de Fisterra con el gran impulso que supuso recuperar la misma tradición en el templo de Santiago de Villafranca del Bierzo.

Nuestra intervención fue un juego de «palabros» inventados y expresiones reinterpretadas que reflejan síntomas alarmantes: «daño santo», la serie de ocurrencias que surgen en el tiempo jubilar, haciendo y deshaciendo lo hecho en el anterior según criterios más propios del despotismo ilustrado que de una respuesta a las demandas reales de los peregrinos; «fiebre amarilla», la obsesión por subirse al supuesto carro del éxito reivindicando una y mil rutas jacobeas, muchas de ellas inventadas con el más absoluto descaro; o «andaduro», ese periclitado sistema de trazar agresivas sendas paralelas a las carreteras, modelo que reivindica la historicidad pero que, frente al criterio senderista francés, genera itinerarios agresivos y de baja calidad medioambiental. Y como broche una palabra que ya es eufemismo y mito: sostenibilidad, omnipresente pero vaciada de contenido, un mero cliché, una burla…

En el debate final se volvió a redundar en la idea de que el Camino se está galleguizando, en vez de universalizando, y también se trajo a colación la pésima implementación sobre el terreno de las rutas Eurovelo, que constituyen un problema añadido de accesibilidad cuando coinciden con el Camino de Santiago.

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador

Comentarios
Indi177
Imagen de Indi177
Muchas gracias. Es esclarecedor saber que un sector de la prensa sea consciente y crítico con la, no sé si ya triste, realidad del Camino. Lástima que sea precisamente el ámbito pesebrero el que acapara los titulares y desinforma a conveniencia. Muy peligroso. Yo mismo, desapegado ya en gran medida de los medios en general y de las RRSS en particular, lo poco que recibo de ellos sobre la actualidad del Camino pone los pelos de punta ¡Cuánta ignorancia!
Mauro Sala
Imagen de Mauro Sala
Ohi! Ohi! ¡Qué amargura me pasa! Muchas palabras que se dicen y se ríen y luego se vuelven a decir, como el parloteo de una congregación de médicos reunidos a la cabecera de un moribundo con indigestión al que se le ha recetado por turno, comer Pulpo a la Gallega 24 veces al día. Para hablar de dónde está cayendo el Camino, estos periodistas hubieran hecho mejor en contactar y entrevistar a los peregrinos, o a los mismos turigrinos de Hotel o Parador, pero también a los aprovechados de los Refugios de Donativo, allí en la misma Praza de Obradoiro, también incluso quien está en los soportales y plazas donde vivaquean los personajes y picaros que embarran el Camino, para tomar el pulso a la situación actual del Camino. Pero por favor, ¿Cómo se puede organizar un congreso en el que se habla de cosas que todos, y estoy seguro de que todos, los apasionados "Peregrinos" conocen desde hace muchos años? ¡Por favor! Deberían leer y releer este artículo de Antón Pombo en "Gronze" del ya lejano lunes 26 de noviembre de 2018, https://www.gronze.com/articulos/tienen-futuro-albergues-peregrinos-donativo-16725 para entender que ya entonces existía el "germen maligno" de poder "Sabotear por debajo" la verdadera esencia del "Camino", y estos "señores", hablan con asombro de "Salvar y preservar" la "Magia del Camino"! ¡Ahora en el 2021! ¡Me parece increíble! ¿Dónde vivían?
Fernando Cristó...
Imagen de Fernando Cristóbal Otxandio
La revista "Peregrino" ha preservado durante décadas un tono muy apreciable de rigor, divulgación, espíritu y aliento en todo lo relacionado con lo jacobeo.
AC
Imagen de AC
el camino nunca ha sido para el vago.. es muy dificil.. yo comence el camino en el 2003 y he visto grandes cambios. Los brasileiros eran la moda en ese tiempo y a traves del tiempo los de Asia ( Korea, Japon) y luego los de EEUU, aunque no de gran cantidad. Los peregrinos Europeos son los más importantes. Los albergues privados han aumentado, lo que hacia falta en muchos pueblos del pais vasco y en Castilla-Leon, en Palencia y el Bierzo. El camino por excelencia es el Frances, y el de Portugal aumentando en popularidad desde O Porto. He ido por el camino de Aragon, Catalunya pero el sistema de albergues no es el mejor. El camino de la Lana por lo que he visto en youtube es espectacular, pero le hace falta un sistema de albergues, pero tiene mas potencial que muchos otros caminos y es verdadero camino histórico, no uno inventado para el turismo. La compostela la deben de ampliar desde Leon para impedir el flujo masivo de los últimos 100km en Sarria. Y ojo con los autobuses turisticos que llegan a O Cebreiro llenos de peregrinos.