Castillo de los Mendoza, o de Manzanares el Real

El castillo de los Mendoza en Manzanares el Real es un hito en la arquitectura militar castellana, y en él podemos observar la transición entre los estilos gótico, isabelino y plateresco. De antigua fortaleza de defensa el edificio pasó a convertirse en palacio residencial de los Mendoza, familia muy vinculada a los Reyes Católicos y uno de los principales linajes del reino desde la Edad Media. Los miembros de esta saga ostentarían a partir del siglo XV -y hasta nuestros días- los títulos de duques del Infantado, marqueses de Santillana y condes del Real de Manzanares.

Castillo de los Mendoza (Foto: Taloa)
Castillo de los Mendoza (Foto: Taloa)

La construcción del castillo fue iniciada en 1475 por Don Diego Hurtado de Mendoza, primer Duque del Infantado, y sería finalizada por su hijo, Don Iñigo López de Mendoza, participando en alguna de las fases Juan Guas, el arquitecto de cámara de los Reyes Católicos. El edificio fue levantado sobre una antigua ermita románico-mudéjar del siglo XIII; para erigirlo se aprovecharon sillares extraídos del cercano Castillo Viejo, cuya estructura era similar: planta cuadrangular flanqueada por tres torres cilíndricas y una cuarta torre -la del Homenaje- de base cuadrada.

En el lado oriental del castillo se adosa un cuerpo secundario de planta rectangular que incluye el ábside de la iglesia originaria. Los elementos más conocidos del edificio serían la barbacana o almenas que circundan el conjunto, la abigarrada ornamentación de sus fachadas y la galería gótica que se halla en su planta primera.

El castillo fue declarado monumento histórico artístico en 1931 y en él se firmó en 1983 el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid. Si bien la administración del edificio corresponde a dicha Comunidad de Madrid, la propiedad sigue en manos del actual Duque del Infantado. Tras su rehabilitación, las dependencias de la antigua fortaleza se han abierto al público y albergan ahora una biblioteca, un centro de Interpretación y diferentes salas de conferencias y de exposiciones. Además de las visitas  habituales, en los fines de semana podemos asistir a visitas teatralizadas al recinto, y en verano también se realizan visitas nocturnas.

Horario: de 10 a 17h. Lunes cerrado.
El jardín renacentista permanece abierto hasta las 19h, y hasta las 24h los viernes y sábados durante el verano.
Tel.: 91 853 00 08
Entrada normal: 5 euros; hay tarifas reducidas para grupos, niños o mayores de 60 años.