El Camino de la Lana desde Valencia

Fue en el año 2009 cuando decidí afrontar mi primera experiencia en el Camino de Santiago. Este era un plan que ya había pospuesto demasiado, debido a la falta de tiempo, compañía o simplemente por desconocimiento. El caso es que me encantó, así que estuve realizando otros tramos durante varios años sucesivos hasta completar dos de las rutas principales, el Camino Francés y la Vía de la Plata. Luego decidí dar un paso más, y me planteé el reto de hacer el Camino desde la puerta de mi casa.

cuenca.jpg

Vista del casco antiguo de Cuenca
Vista del casco antiguo de Cuenca

Viviendo en Valencia y sin tener mucha idea del tema, el Camino parecía bastante ajeno a la ciudad, así que me puse a buscar información. Pronto supe de una ruta «oficial», conocida como Camino de Levante, que salía hacia el sur siguiendo el trazado de la antigua Vía Augusta, y no me lo pensé. Sin embargo, a la vuelta mis sensaciones ya no fueron tan entusiastas, en parte por la soledad del recorrido, pero también porque mi intuición me decía que tenía que existir un trazado más directo.

Observando un plano de Valencia y tomando como punto de partida la catedral, la calle Caballeros sale hacia el oeste, directamente hacia una de las principales puertas de salida del antiguo recinto amurallado de la ciudad: las torres de Quart. Desde aquí se puede seguir recto y sin desviarse por diversas calles, que parecen seguir el trazado de un antiguo camino o carretera. Y ya fuera del término municipal, el mismo trazado sigue por Mislata y Quart de Poblet, con el único paréntesis del nuevo cauce del río Turia.

Convencido de estar en la pista correcta, nuevamente me puse a investigar, tanto literatura por internet como haciendo trabajo de campo. De este modo me puse en contacto con Vicente Hernández, peregrino entusiasta afincado en Requena, que estaba trabajando en esta misma ruta, y de la que había encontrado evidencias históricas de su uso como ruta de peregrinación a Santiago de Compostela.

La principal fuente de inspiración para el trazado de la ruta fue el «Repertorio de todos los caminos de España», publicado por Pedro Juan Villuga en 1546. En este libro, el camino nº 67 se llama Ay de Valencia a Santiago, e indica las localidades de paso junto con las distancias parciales en leguas. Es llamativo que ya en esa época se describiera un camino directo entre estas dos ciudades de una forma tan evidente. Además, el recorrido a partir de Burgos coincide plenamente con el Camino Francés. También nos ayudó una cita de Jaime Roig en su libro «L’espill», editado en 1456, donde relata su peregrinación a Compostela pasando por Buñol y Requena.

De esta forma, el itinerario estaba claro: Valencia, Quart, Chiva, Buñol, Siete Aguas, Requena y Utiel. A partir de aquí se eligió una ruta más directa hacia Cuenca, pasando por Camporrobles, Mira, Víllora y Cardenete, y luego se decidió enlazar con Monteagudo de las Salinas. En esta localidad conquense empieza el Camino de la Lana original, debido a una peregrinación a Santiago realizada en el año 1624 por varios vecinos del pueblo.

monteagudo-salinas.jpg

Monteagudo de las Salinas (Foto: Luis dBP, Wikipedia)
Monteagudo de las Salinas (Foto: Luis dBP, Wikipedia)

El Camino de la Lana se llama así porque durante siglos fue una importante ruta de trashumancia, entre las zonas productoras de ganado ovino de La Mancha, y la capital comercial de este producto en Burgos. Y también era la ruta natural de peregrinación hacia Santiago, tal como se describe en el mismo Repertorio de Villuga, recogiendo peregrinos procedentes principalmente del Levante peninsular. También existen registros de numerosos peregrinos extranjeros que iniciaban su trayecto en los principales puertos levantinos, después de un viaje en barco desde sus lugares de origen.

El tramo de la ruta entre Valencia y Monteagudo de las Salinas fue descrito en la primera guía realizada por la Asociación Jacobea de Requena, que ya incluía la división actual de las etapas. También es conocido como Camino de Requena, denominación tomada de un camino histórico que comunicaba la ciudad de Valencia con el interior peninsular. Siguiendo las pautas anteriores, la ruta se diseñó evitando en lo posible las principales infraestructuras de comunicación modernas, y buscando caminos más atractivos para el peregrino.

No obstante, fue después de completar el recorrido hasta Burgos cuando decidí elaborar la guía del Camino de la Lana desde Valencia, cuya primera edición fue finalizada acabando el año 2016. En ella se dividió la ruta en dos tramos claramente diferenciados, entre las diferentes capitales de provincia por las que pasa: Valencia, Cuenca y Burgos. De esta forma es posible completar el recorrido en varias veces, dependiendo del tiempo disponible. Como tercer tramo, también se mencionaba el recorrido entre Burgos y Santiago de Compostela, por el Camino Francés.

El Camino de la Lana desde Valencia ofrece la oportunidad de visitar muchos lugares en una zona relativamente desconocida de España. Aparte de las capitales de provincia, hay localidades con un patrimonio artístico y monumental muy importante, como Requena, Salmerón, Cifuentes, Sigüenza, Atienza, San Esteban de Gormaz, Santo Domingo de Silos y Covarrubias, entre muchas otras. También pasa por muchos parajes de gran belleza natural, destacando el Parque Natural del río Cabriel, el Parque Natural del Barranco del río Dulce y el cañón del río Caracena.

Y ha sido finalmente en este año 2020 cuando he tenido el tiempo y la paciencia suficientes para actualizar la guía, y elaborar el sitio web de la ruta, proyecto largo tiempo añorado, y que se puede visitar en www.caminolanavalencia.es. Ha tenido que ser aprovechando el período de confinamiento debido a la pandemia del Covid-19 pero, como se suele decir, siempre hay que tratar de convertir un problema en una oportunidad. Espero que resulte de utilidad para futuros peregrinos que se decidan por esta apasionante ruta.

Ingeniero industrial y peregrino

Comentarios
David Rod
Imagen de David Rod
Gran trabajo, muchas gracias, estos caminos poco transitados son de un valor excepcional. Gracias a autores como tu y vuestro trabajo nos haceis los caminos mas faciles a todos saludos
elclimaxdelcaminante
Imagen de elclimaxdelcaminante
Muchísimas gracias. Enorme trabajo habéis hecho. Ganas de hacerlo de una vez desde la puerta de casa. Todo se andará algún día :)
Anónimo
Imagen de Anónimo
Muchas gracias por poner en valor esta interesante ruta histórica y enhorabuena por la página web que es fantástica.