Etapa 3: Cicera - Potes | Al Loro

Distancia: 
20,5 km
Duración: 
5 horas 30 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
5

Dos collados marcan la pauta de la etapa: el primero, de Cicera a Lebeña, con un desnivel positivo de 355 metros; y el segundo, de Lebeña a Tama por Cabañes, con un desnivel positivo de 375 metros.

Hoy no encontramos servicios (hay varias fuentes) hasta Tama. Junto a la iglesia de Santa María de Lebeña, en temporada, hay un bar.

Hasta 2015 el tramo de Cicera a Lebeña iba por el collado de Arceón (970 m). Ahora va por otro collado más bajo (835 m) y, lo que es más importante, por una senda de subida excepcional: naturaleza pura como pocas veces veremos. Un cambio de trazado positivo.

A la salida pasamos junto a la iglesia de Santa María de Lebeña, la más valiosa joya del arte prerrománico en Cantabria. Puede visitarse (de 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 19:30, lunes cerrado); hay visitas guiadas del 1 de junio al 15 de septiembre.

El camino oficial evitar cruzar el desfiladero de La Hermida, trazando un gran rodeo por Cabañes; la carretera nacional (que sí cruza el desfiladero) es extremadamente peligrosa, por su estrechez y tráfico, para los peatones en este tramo.

Existe una alternativa no oficial que evita el rodeo por Cabañes, pero sólo apta para montañeros sin vértigo y con experiencia: Desfiladero de La Hermida en el Camino Lebaniego-Vadiniense: Alternativa por PR-S.3. Leed esta entrada con atención (también los comentarios) si os planteáis tomar dicha alternativa.

Para subir de Allende a Cabañes tenemos dos caminos posibles. El oficial, por la derecha; o el alternativo, junto al río Rubejo, siempre a la izquierda al llegar a Allende (está medio señalizado). Aunque los dos son interesantes, el segundo es mucho más bonito: al inicio hay una bajada, lo que nos puede confundir sobre si el camino es el correcto.

Su albergue, con unas vistas espectaculares, está más orientado a grupos y a campamentos que a peregrinos; por lo tanto, es imprescindible reservar con antelación. Dan cena y desayuno, pues el pueblo, de unos 25 habitantes, no tiene servicios.

Entre Cabañes y Pendes pasamos por una área de descanso con un bosque conocido como Castañar del Habario, con magníficos castaños seculares; algunos superan los 10 metros de circunferencia.

Los servicios están a pie de carretera: para acceder a ellos hemos de cruzar el puente sobre el río Deva, pues el camino avanza por la vertiente no urbanizada hasta el casco antiguo de Potes.

Dispone de un buen y céntrico albergue exclusivo de peregrinos con… ¡60 plazas! (muchas menos en tiempos de Covid)

Hay una Oficina de Atención al Peregrino, que abre diariamente (ver horarios en el ficha del albergue), y que está en el Centro de Estudios Lebaniegos (junto a la Oficina de Turismo).

Localidad turística, capital de la comarca de Liébana, es conocida como la villa de los puentes y de las torres; su interesante casco antiguo —considerado uno de los más bonitos de España—, lleno de tascas, es muy concurrido.