Etapa 2V: Vegadeo - Trabada | Recorrido

Distancia: 
19,0 km
Duración: 
4 horas 45 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

1,5 km

Si salimos desde la plaza del Ayuntamiento, debemos pasar ante la iglesia y, sin cruzar el río Monjardín o Rego do Fabal, tomar a mano izquierda la calle de la Milagrosa, que va en paralelo al canal por donde discurre dicho arroyo. Al cabo de 250 metros, justo frente al albergue de peregrinos, giramos a la derecha para cruzar un puentecillo sobre el canal; de nuevo a la derecha comienza la cuesta de la calle de la Pandela, donde disfrutaremos de vistas panorámicas sobre Vegadeo. Al final de dicha calle continuamos de frente por un sendero estrecho y empinado, por el que avanzamos hasta desembocar en una pista que seguimos a la derecha. Siempre con buenas vistas del valle (salvo que todavía no se haya levantado la niebla matinal), llegamos a las casas del barrio de Miou.

1,5

5,3 km

Seguimos hacia la izquierda; al final de las casas tomamos un camino que nace junto a una torre eléctrica, y que durante un tramo discurre en trinchera, excavado en la roca. En breve nos incorporamos a una pista ancha –y a menudo embarrada– que seguimos a la derecha, cruzando un bosque de eucaliptos. Más adelante la pista se bifurca hacia la derecha, para salir a un claro del bosque e iniciar el descenso al arroyo de Louteiro.

1,5 Paso del arroyo por unas piedras de forma cúbica, donde seguramente algún ciclista se apeará de la bici para cruzar; dejamos este recodo envuelto por vegetación de ribera e iniciamos una subida exigente, bajo la sombra del bosque de pinos y eucaliptos. Tras 1,2 km llegamos a una pista asfaltada que seguimos a la derecha durante 80 metros, para girar a la izquierda por una carreterita local en dirección a Abres, sin tránsito, en fuerte bajada y rodeados de bosque. Superamos un caserío con explotación ganadera y seguimos el descenso hacia el valle, ahora ya por un paisaje abierto con prados verdes, hasta llegar a Santiago de Abres, la última localidad de este camino en Asturias.

3,8 Santiago de Abres.

6,8

0,6 km

Tras un recorrido zigzagueante por las afueras del pueblo, siguiendo las flechas entre muros y casas, llegamos a la orilla del río Eo; lo cruzamos por un puente bastante estrecho, A Ponte do Fornacho, entrando así en la Comunidad Autónoma de Galicia. Justo pasado el puente llegamos a la intersección con la carretera nacional N-640, donde disponemos de los únicos servicios intermedios en la etapa (un par de bares y una panadería, todos ellos a pie de carretera), en el lugar de Pedrido.

7,4

11,6 km

Seguimos, con sumo cuidado, a la izquierda por el arcén de la carretera N-640, que deberemos cruzar tras sólo 200 metros; la dejamos por la derecha, tomando la carretera local LU-P-6101 que lleva hacia Sante y Trabada. Al cabo de 1,2 km superaremos las casas de la aldea de Retorta; en los siguientes kilómetros, siempre por asfalto y por un territorio ondulado, recorreremos un rosario de lugares o aldeas: Loureiro, Carballal, Lousada, Pena Quente, Igrexa, Sante (donde hay un Tele-Club o bar social, por desgracia de horario incierto), atravesando zonas de campiña con prados verdes salpicados por casitas, huertos y árboles frutales.

3,8 Pasamos la granja o caserío de Dongo, y al cabo de 200 metros dejamos la carretera para tomar a la derecha, en ascenso, una rampa que se convierte en pista de tierra; avanzamos flanqueados por un tupido bosque de eucaliptos y su sotobosque de helechos y zarzas. Tras 2 km llegamos a un corto tramo de asfalto que nos lleva hasta el lugar de As Lamas, donde tomamos una pista de tierra que asciende en paralelo a un arroyo –el Rego de Vidal–, iniciando un recorrido precioso entre vegetación autóctona y bosque de ribera. Al cabo de 1,9 km nos tocará pisar por un momento asfalto, pero enseguida volveremos a una nueva pista de tierra por la que avanzaremos 1,6 km más hasta llegar a la carretera LU-132, en el lugar de O Chao do Sevil, donde no entramos.

6,0 Carretera LU-132; la seguimos hacia la izquierda por el arcén, con mucho cuidado, aunque enseguida una flecha nos invita a dejarla para descender a las casas de Soenlle. Tras el mínimo rodeo, que permite evitar una curva peligrosa, volvemos a ascender a la carretera y en 1 km, tras pasar un área de descanso con mesas, entramos en la villa de Trabada, que cuenta con restaurante, bares, tiendas, panadería y farmacia, así como un pabellón polideportivo municipal donde suelen pernoctar a menudo peregrinos.

1,8 Trabada.

Nota: En A Trapa, 3 km más adelante, hay un pequeño albergue privado (ver etapa siguiente).

19,0