Etapa 15: São João da Madeira - Grijó | Recorrido

Distancia: 
19,0 km
Duración: 
4 horas 45 mins
Dificultad: 
1
Paisaje/Naturaleza: 
1
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

1,6 km

Arrancamos desde el Largo Luís Ribeiro, plaza circular donde tomamos la Rua Antonio José de Oliveira Junior.

Después de 500 metros pasamos ante el Museo da Chapelaria y llegamos frente a una gasolinera; allí nos desviamos hacia la izquierda por la Rua da Fundição, pasando junto a fábricas –una de ellas reconvertida en centro creativo y empresarial–, tomando la Rua da Várzea a la derecha hasta una rotonda y, tras superarla, llegar a la localidad de Arrifana. El camino recorre su casco antiguo, pasando primero una placita con una cruz, después una capilla y llegando finalmente ante la iglesia matriz con su fachada de azulejos.

1,6

2,2 km

Subimos por una fuerte rampa a la izquierda de la iglesia, inicio de la Rua Profesor Vicente Reis que seguiremos hasta el final; continuaremos a lo largo de la Rua Banda de Música, Rua Outeiro, Rua Ramalhal y Rua Aldeia Nova; en ocasiones debemos intuir las flechas pues se hallan muy despintadas.

Al llegar a un café que hace esquina giramos a la derecha en subida, por la Rua dos Bombeiros Voluntários; giramos de nuevo a la derecha por la Rua de Santo António y llegamos ante una iglesia con un campanario moderno, en el barrio de Infestas, perteneciente a la freguesía de Escapães.

3,8

3,1 km

Pasamos ante el jardín de infancia Santo António - Casa da Árvore, con dibujos pintados en la valla, donde hay carteles en tres idiomas que invitan a los peregrinos a llamar al timbre (en días lectivos, se entiende); los que lo hagan tendrán una sorpresa, que tal vez se convertirá en el momento más emotivo de este Camino Portugués (para más info, ver este artículo). Tanto si decidimos parar como si no, el camino continúa en fuerte ascenso hasta llegar a la carretera N-1, nuestra vieja conocida, que seguiremos hacia la izquierda por una acera ancha.

Avanzamos durante 2,5 km por la acera de la izquierda, pasando ante restaurantes de carretera, talleres de automóviles y de neumáticos, crucifijos con flores en recuerdo a personas que fallecieron atropelladas y varias capillitas o alminhas. Justo después del restaurante Pedra Bela, con un moderno hotel detrás, las flechas nos obligan a cambiar a la acera de la derecha.

6,9

6,5 km

Aquí debemos cruzar la carretera con precaución (no hay paso de peatones, y el punto resulta bastante peligroso), e inmediatamente tomaremos un desvío a la derecha por la Rua da Estrada Romana.

Pronto llegaremos a un bonito tramo empedrado, de apenas 100 metros y con árboles, que corresponde al trazado de una antigua calzada romana. Se cruza una carreterita y seguimos recto, para enseguida pisar otro tramo de dicha calzada, ahora durante unos 400 metros con pavimento de losas de piedra.

Avanzamos por un sinfín de urbanizaciones, con casas antiguas y modernas. En un punto el  camino toma la Estrada Real, bajamos hasta una gasolinera y pasamos el barrio de Ferrada, con numerosos hórreos. Seguimos recto entres casas y chalés, y tras una cuesta llegamos ante un bosquecillo.

3,7 Desvío al Largo Feira dos Dez - Vendas Novas (Lourousa). Aquellos que decidan almorzar en el restaurante-churrasquería Feira dos Dez –o Casa Amarela–, con un magnífico menú, deben desviarse unos 200 metros a la izquierda (podemos preguntar, pues todos los lugareños lo conocen).

El camino continúa recto por la Estrada Real, pasa junto a un depósito elevado de la fábrica Ical y entra en una localidad de calles estrechas. Nuestra ruta sigue ahora por la Rua Romana, en paralelo a la carretera nacional, hasta un punto en que volvemos a ésta para seguirla por su acera adoquinada durante 500 metros. La dejamos en una curva donde hay una alminha, ya en la freguesía de Mozelos.

2,8 Mozelos.

13,4

5,6 km

Seguimos de frente por la Rua Central da Vergada; pasamos junto a un comercio y exposición de esculturas en piedra artificial, la mayoría imágenes religiosas, como las que podemos ver en las vallas y jardines de muchas casas; tras avanzar por la población giramos a la izquierda por la Rua Joaquim do Porto y cruzamos la carretera nacional por un paso de cebra.

Seguimos en fuerte bajada por la Rua de Ermilhe y seguimos por una calle empedrada a la derecha. Las flechas nos llevan a cruzar otra carretera y subir una buena cuesta por la Rua Nossa Senhora dos Aparecidos, en dirección a la villa de Nogueira da Regedoura. Bajamos por una calle con un pavimento infernal de adoquines y asfalto apedazado, para girar a la derecha por la Rua do Bairro Manuel Lima, que entre casitas nos lleva a pasar bajo un viaducto de la autopista A-41.

3,1 Viaducto de la autopista A-41. Llegamos a una capilla y enseguida a una nueva urbanización de casas modernas. Atravesamos dicha urbanización por una calle adoquinada con el original nombre de Rua da Urbanização (está visto que no se estrujaron el coco). Seguimos las indicaciones de flechas y mojones que nos llevan por viales pavimentados, salvo un momento en que pisaremos un breve tramo de tierra, con escombros a ambos lados; pero será visto y no visto, pues pronto volveremos a la dureza de los adoquines y a la ausencia de aceras.

Llegamos a la capilla de Santa Rita, ya en la freguesía de Grijó; el edificio ocupa el centro de un cruce y presenta cuatro fachadas totalmente alicatadas. Descendemos por una carreterita de adoquines que pasa bajo un puente de la autopista A-1. Junto a una mini-rotonda aparece ante nosotros el muro de piedra de una gran finca arbolada, propiedad del monasterio de São Salvador. Sólo resta seguir dicho muro hacia la izquierda por una calle adoquinada con abundante tráfico en las dos direcciones (mucha atención pues no hay acera, o ésta es meramente testimonial); al cabo de 250 metros llegamos al albergue de peregrinos, en una pequeña casa de dos plantas de color amarillo mostaza, con un patio delantero que amortigua el ruido del paso de los coches. Al cabo de 50 metros pasamos ante una intersección con una cruz o Padrão Velho, punto de referencia donde finalizaría el kilometraje asignado a esta etapa.

2,5 Grijó. Para seguir el camino, así como para visitar el interesante monasterio de São Salvador, os recomendamos pasar por el interior del cementerio (en paralelo a la calle, pero sin riesgo de ser atropellados).

19,0