Etapa 21: Rubiães - Tui | Al Loro

Distancia: 
19,1 km
Duración: 
4 horas 45 mins
Dificultad: 
1
Paisaje/Naturaleza: 
3

Etapa plácida y de carácter más urbano que las dos anteriores. Presenta desniveles moderados y una buena señalización, con servicios (bares y/o restaurantes) en casi todas las localidades.

Al ser una etapa corta nos permitirá visitar con calma las interesantes localidades de Valença do Minho y Tui.

Por supuesto tenemos la opción de prolongar nuestra estancia en Portugal pernoctando en el buen albergue de Valença do Minho, que además tiene mucha más capacidad que el albergue de la Xunta de Tui. Otra opción, para los que tengan más prisa, es alargar la etapa hasta O Porriño; en este caso son 35,2 km.

Hoy abandonamos Portugal y entramos en España cruzando el puente internacional sobre el río Miño; en un lateral hay una pasarela peatonal separada del tráfico rodado.

Aunque podemos ir al puente internacional directamente siguiendo la avenida-carretera principal (camino oficial), sería un monumental error no subir a la magnífica Fortaleza de Valença do Minho; sólo alarga el recorrido en medio kilómetro aproximadamente.

Los restaurantes económicos se encuentran fuera de La Fortaleza, mientras que los de dentro no son tan baratos y a veces están llenos. Entre estos últimos, y para quienes deseen obsequiarse con un merecido homenaje de despedida de Portugal, existe por ejemplo el Solar do Bacalhau, con un estupendo Bacalhau à Brás. Y para un homenaje de bandera recomendamos, también dentro de La Fortaleza, la Pousada de Valença (el equivalente español de un Parador), deliciosa comida portuguesa y vistas impresionantes sobre el Miño (sobre los 40 euros/persona).

En principio, el albergue de la Xunta da prioridad de plaza a los peregrinos que vienen de Portugal.

Fue una de las siete capitales de provincia del antiguo Reino de Galicia. Su monumento más importante es la catedral de Santa María, de estilo original románico (siglo XII) aunque con numerosos elementos góticos de reformas posteriores.

Destaca la enorme muralla conocida como La Fortaleza, construida en el siglo XVII (aunque ya se fortificó en los siglo XII y XIII), con 4 puertas de acceso y 12 baluartes.

Si paramos a comer en Valença do Miño, tendremos la oportunidad de comer los últimos platos de gastronomía portuguesa. La lamprea y el bacalao continúan siendo los platos más tradicionales de los últimos kilómetros en Portugal.

Ya en Galicia, la gastronomía en Tui está marcada por la proximidad de las Rías Baixas y el río Miño, así que los mariscos gallegos son una buena apuesta de las cartas en los restaurantes. Aún así, la angula, o meixón en gallego, es el producto más cotizado de la zona. Tui le dedica una festividad anual a este producto de lujo, una buena oportunidad para degustarlas a precio más asequible, aunque no barato.

Las monjas del convento de Santa Clara elaboran el dulce más conocido de la población: los pececitos de almendra.