Etapa 1: Oviedo - Grado | Al Loro

Distancia: 
25,2 km
Duración: 
6 horas 15 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3

Gronze.com no recomienda los albergues que no estén publicados en nuestras guías o no permitan comentarios. Para más información podéis leer: Política de Listado de Alojamientos.

A los peregrinos cuya experiencia se limita al Camino Francés les puede sorprender esta primera etapa que, sin ser ni mucho menos la más dura, ya da un serio aviso de que el Camino Primitivo no será un paseo por los Jardines de Versalles. Hay quienes llegan a Grado molidos. Por otra parte, los peregrinos acostumbrados a las caminatas por montaña no tendrán problemas.

En la Oficina de Turismo entregan la Credencial sin ningún coste; también la entregan en la catedral, en la iglesia de San Juan el Real y en el albergue de peregrinos.

La etapa puede dividirse pernoctando en el albergue de Escamplero: ideal para aquéllos que visiten Oviedo por la mañana. Y también puede alargarse fácilmente hasta el albergue de San Juan de Villapañada, quitándonos de encima algo más de la mitad de la subida de mañana.

Para salir de Oviedo debemos seguir con atención la vieiras de bronce; desde la catedral cada una nos lleva a la siguiente. Y si nos extraviamos preguntamos por el barrio de La Florida.

Para salir de Grado cruzamos casi toda la población por la carretera hasta que, 120 metros más allá de una pequeña gasolinera, pasada una curva a la derecha, torcemos por una calle a mano izquierda y, de inmediato, por otra a mano derecha.

El primer bar de la etapa está en Loriana (a pie de carretera), el siguiente en Escamplero (miércoles cerrado), encontramos un bar-restaurante en Paladín (del albergue privado), y varios más en Peñaflor. Grado, por supuesto, cuenta con todos los servicios.

El conjunto del Casco Antiguo de la capital asturiana es monumental; destaca la catedral de San Salvador

Los peregrinos tenemos un descuento de entre 2 y 3 euros tanto en la visita completa de la catedral, como en la visita parcial que incluye la Cámara Santa, Museo y Claustro.

Oviedo cuenta con algunas calles famosas por sus locales, especialmente, sidrerías. La calle Gascona es una de ellas y se considera el Boulevard de la Sidra. En ésta misma y las colindantes es donde se encuentran los bares de tapas más concurridos.

La sidra es la bebida por excelencia de toda Asturias. Se elabora a partir del mosto o jugo de manzana y es de baja graduación alcohólica. Servir la sidra no es sencillo, pues se escancia con una postura de brazo y a una distancia determinada para asegurar que espalme y despierte todos sus sabores, en un vaso ancho y fino y en una cantidad (llamada “culín”) que no supere los dos dedos.

Asturias es una de las zonas de Europa con mayor variedad de quesos, algunos de ellos con Denominaciones de Origen Propia: el CabralesGamoneuAfuega’l Pitu y Casín. Aunque podemos comprarlos, muchas de los restaurantes los integran en sus elaboraciones. Para llevar, mejor pasarnos por el mercado o por algunas de las tiendas de productos locales que encontramos en el centro de Oviedo, por las mismas calles donde discurre el camino.

La ciudad tiene algunos dulces famosos: los frixuelos, que son unas crepes dulces o el arroz con leche, además de los carbayones, unos pasteles de hojaldre con almendra.

Grado es el mayor productor de queso Afuega’l Pitu, considerado uno de los quesos más antiguos de Asturias. Además, destaca el pan de escanda o harina de espelta. Para dulces, los tocinillos de Grado de la pastelería Tejeiro.