Etapa 10: Lunas - Saint-Gervais-sur-Mare | Al Loro

Distancia: 
28,4 km
Duración: 
8 horas 15 mins
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
5

Atención a la total falta de servicios entre Le Bousquet d’Orb y Saint-Gervais-sur-Mare, a no ser el albergue de Mècle, ya hacia el final. Tampoco hay fuentes hasta Mècle.

En el caso de que por cualquier motivo tengamos que acortar la etapa, es bueno saber que a 15 km de la partida es posible desviarse al norte hasta Serviès, que cuenta con un albergue (telf. 467 234 225, 19 plazas, 12,60 €, abierto todo el año). El problema es que dista 3,2 km del Camino, a la ida cuesta abajo, pero al día siguiente hay que volver a subirlos.

Las pistas forestales por los montes d’Orb son aptas para las bicis, pero no así el acceso de La Séguinerie al Col des Pins, absolutamente impracticable, ni la bajada del Col du Layrac hasta Mècle y Saint-Gervais, de firme muy irregular y repleto de guijarros. La mejor solución pasa por tomar, siempre al sur del Camino y desde Le Bousquet d’Orb, la D35E22, que pasa por Sant-Sixt y Frangouille, enlazando luego con las departamentales 23 y 922, que nos llevarán a Saint-Gervais cruzando Saint-Étienne-de-Mursan, Verénoux y Castanet-le-Bas. En total son 17,5 km desde Le Bousquet.

Si no hemos podido comprar alimentos en Lunas, nuestra última oportunidad está en Le Bousquet d’Orb, que se convertirá en un desvío obligado que sumará 1 km a la etapa. Dispone de dos panaderías (apertura desde las 6 h), dos tiendas y una carnicería-charcutería. Los sábados por la mañana se celebra un pequeño mercado, siempre con presencia de productores de la zona.

Un pequeño pero sugerente museo, titulado Les Lumières de la Mine, da testimonio de la actividad extractiva del carbón y de la fabricación de vidrio. Presenta un montaje con lámparas de mineros, herramientas usadas por los trabajadores y paneles con imágenes.

El burgo fuerte de Neyran, ahora despoblado, estuvo habitado entre los s. X y XV. A trompicones entre las ruinas y los espinos, el peregrino curioso podrá descubrir sus viviendas semi-trogloditas, así como las ruinas del castillo (resta una torre), de una casa señorial o, en el extremo más alejado, de la capilla de Saint-Pierre (s. XI, con torre del s. XII). Nota: El acceso está ahora prohibido.

El Camino accede a la villa por el puente medieval des Trois Dents, de tres arcos, junto al que se alza la capilla de Nôtre-Dame de Lorette (s. XV).

Su principal monumento es la iglesia dedicada a Saint-Gervais y Saint-Prothè, los hermanos mártires milaneses. De origen románico, posee una recia torre cuadrada del s. XIV que formaba parte del sistema defensivo de la localidad, amén de una capilla gótica y pinturas del s. XVIII. En el entorno inmediato del templo se encuentra el barrio medieval du Pioch, con angostas rúas unidas por arcos o calades. Hacia el río vemos varios edificios de los s. XVI y XVII, entre ellos la Maison Cévenole, oficina de turismo con una pequeña exposición de tradiciones populares.