Etapa 9: Lodève - Lunas | Al Loro

Distancia: 
26,4 km
Duración: 
7 horas 15 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
4

No confundirse con el GR 71, que es el que pasa junto a la catedral (nuestro GR 653 no) y se va al NE hacia Ceilhes-et-Rococels.

Entre Lodève y Lunas las autoridades ruegan encarecidamente que los peatones no caigan en la tentación de seguir la D35, carretera muy peligrosa por la continua presencia de tractores y coches, y por carecer en muchos tramos de arcén.

En toda la jornada no hay tiendas, y tan solo una fuente en Joncels, por lo que tendremos que ser previsores y cargar con lo necesario.

Aunque nadie nos librará de subir la Col de la Baraque de Bral (609 m), en bicicleta debe optarse por la D35, que discurre por dos estrechos valles; a través de ella Lodève y Lunas sólo distan 13,7 km. Una vez en Lunas se puede continuar camino o, incluso, ir y volver a Joncels por la D138 (4+4 km).

La Variante de Saint-Amans permite ahorrar 8,7 km, lo que supone 2h30’ de marcha, pero el paso por las montañas, y sobre todo por Joncels, bien vale, en nuestra opinión, el rodeo.

Su urbanismo resulta extraordinario, ya que el antiguo monasterio de Saint-Pierre-aux-Liens, tras la Revolución, fue vendido por partes y se acabó fusionando con la localidad. Su claustro del s. XII es ahora la plaza mayor, y las calles se han introducido por las dependencias conventuales, convertidas en viviendas. Tan sólo ha preservado su identidad la iglesia, de una nave con capiteles románicos, cubiertas góticas y un retablo del s. XVI; en un mausoleo barroco reposa el mártir romano Saint-Benoît. Del burgo murado conservamos una puerta.

Puede ser una buena opción, en razón a la abundancia y calidad de sus servicios, alargar la etapa 3,5 km por el valle hasta Le Bousquet d’Orb. La población no es tan bonita como Lunas, pero sus albergues son mejores.

Además de la épicerie Ecomarché, se pueden adquirir productos de la zona y pan artesano en Au Moulin des Saveurs (cierra lunes). De abril a septiembre se celebra un mercado los viernes.

El Centro de Ocio de La Prade, ribereño del Graveson (a 700 m del centro aguas abajo), consta de una piscina lúdica, solario, pistas deportivas, áreas de recreo y un snack. Está abierta hasta las 19 h en julio y agosto, y la entrada vale 4,50 €.

La hermosa localidad se estira a lo largo del Gravezon y de sus afluentes, los arroyos Nice y Saint-Georges. Remontando este último, con varias casas antiguas y molinos, enseguida llegamos a la arruinada capilla prerrománica de Saint-Georges (s. IX), de la que perdura el arco triunfal de herradura de raigambre visigótica. Junto al río mayor se eleva el château, de planta cuadrada con torres esquineras; lo mandó edificar Henri de Narbonne-Caylus, barón de Lunas, en 1641.

Aguas abajo del Gravezon queda la iglesia de Saint-Pancrace, con nave del s. XIII, capilla mayor del XV y algunos capiteles aún románicos. Las estrechas rúas, provistas de pasadizos, del quartier de Villeneuvette, contrastan con los paseos fluviales ajardinados, en los que se suceden los puentes. Obtendremos una fantástica vista de conjunto desde el pico Redondel (Panorama de la Vierge), al que se llega cuesta arriba, en 10 min desde el casco antiguo, por una senda señalizada.