Etapa 19: Lourdes - Asson | Al Loro

Distancia: 
23,9 km
Duración: 
6 horas
Dificultad: 
2
Paisaje/Naturaleza: 
3

La etapa no presenta dificultades, salvo un par de cuestas duras pero breves. Durante bastantes kilómetros caminaremos a la orilla de dos ríos: primero por la ribera de la Gave de Pau, todavía en la región de La Bigorre, y después junto al río Ouzom, éste en tierras bearnesas.

Nuestra ruta sale de Lourdes por la izquierda del santuario, y al cabo de un par de kilómetros enfila una pista de tierra que discurre en paralelo al río Gave de Pau; es un tramo muy bonito y sombreado, en el que durante una hora caminaremos por el bosque.

Los peregrinos que hayan pernoctado en el Accueil La Ruche no tienen porqué retroceder hacia el centro de Lourdes: desde la misma puerta del albergue se puede seguir a la izquierda (hay flechas pintadas) y al cabo de 1,7 km confluirán con el trazado oficial del GR-78.

El nombre de la localidad, cuyo patrón es san Pedro, proviene del occitano Sènt Pèr de Bigòrra. En época medieval la lengua occitana, provenzal o lenga d’òc se extendía a lo largo de un territorio inmenso, que abarcaba desde los Alpes hasta el Atlántico, y no sólo era utilizada por el pueblo llano sino también –como lengua de cultura– por poetas líricos, juglares y trovadores. Actualmente persiste, en sus diferentes variantes, en las regiones históricas de la Gascuña, el Béarn, la Bigorre, el valle de Arán, el Languedoc, una franja del Piamonte y la Liguria italianos, así como también en el principado de Mónaco.

El camino pasa junto a las grutas de Bétharram, las más famosas de todo el Pirineo. Se componen de cinco niveles de salas con interesantes formaciones de estalactitas y estalagmitas, a temperatura constante de 14 grados. La visita dura 1h20’, e incluye un recorrido en barca por un río subterráneo y un paseo final en trenecito. Horario de visitas: de 9:00 a 12:00 y de 13:30 a 17:00 (salvo en julio y agosto que es de 9:00 a 18:00). Información: +33 562 418 004 y en la Oficina de Turismo de Saint-Pé-de-Bigorre (donde entregan un vale de descuento del 10%).

El camino pasa, a la entrada de la localidad, ante el santuario de Notre-Dame de Bétharram, donde hay un monasterio-residencia que dispone de habitaciones para los peregrinos.

Los servicios caen a 300 m del Camino, siguiendo de frente la carretera.

En el santuario, frente a la puerta de la iglesia, comienza una dura subida al Calvario; durante el ascenso pasaremos ante sucesivas capillas del Vía Crucis hasta finalizar en lo alto, donde hay una explanada con un pequeño cementerio, dominado por la escena de la crucifixión. Nota: en 2019 este tramo estaba en obras, pero habían señalizado una ruta provisional en paralelo por el Chemin de Caüles.

El Accueil parroquial se halla cerca de la iglesia y consiste en dos espacios independientes, a 20 metros uno del otro: un mini-apartamento, pequeño pero correcto, y una sala con varias camas, totalmente espartana. Hay también una gîte d’etape en una granja a las afueras del pueblo, cuyos ingresos van a una asociación humanitaria.

La localidad dispone de una farmacia, una panadería, una charcutería y un bar-restaurante-tienda.

Los amantes de los animales exóticos pueden aprovechar para visitar un parque zoológico, de tamaño reducido pero con especies interesantes, que se halla a 2,6 km del pueblo.

A los más golosos les recomendamos degustar las tourtes des Pyrénées, unas tartaletas con vainilla y myrtilles (arándanos), muy típicas de la región.