Etapa 19: Llanes - Ribadesella | Al Loro

Distancia: 
31,4 km
Duración: 
7 horas 45 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3

Etapa larga, aunque de escasos desniveles y siempre por buenos caminos; se puede acortar pernoctando en el agradable y acogedor albergue privado de Piñeres de Pría.

A la salida de Barro vemos una bonita estampa de la iglesia de los Dolores reflejada en la marisma.

Podemos desviarnos al magnífico mirador de la playa de Torimbia, una de las más bonitas de toda la costa cantábrica; está 1,1 km fuera del camino y hemos de cruzar Niembro. Si la marea lo permite (precaución) podemos bajar y bañarnos (playa nudista).

Hoy encontramos servicios de restauración en todas la localidades indicadas en el mapa de la etapa; también en Cuerres, que tiene un bar-restaurante a 100 metros del camino (desvío señalizado). La mayor localidad intermedia, y la que cuenta con más servicios, es Nueva.

El albergue municipal se encuentra en San Esteban de Leces (aldea sin servicios), a 5,1 km, en ligero ascenso, del centro de Ribadesella. En Ribadesella hay el albergue juvenil Roberto Frassinelli.

Acogedora e interesante villa marinera, emplazada en el gran estuario de la desembocadura del río Sella; éste divide la ciudad entre la parte antigua (este) y la moderna (oeste).

El mar es la fuente principal de productos de la gastronomía de Ribadesella. Recomendamos las calderetas con pescados de roca o los fideos con besugo, aunque hay muchas elaboraciones marineras que merecen atención, como el bonito en temporada o los erizos.

En primavera varios restaurantes celebran las Jornadas Gastronómicas del Mar, que puede ser una buena oportunidad para probar platos tradicionales con elementos innovadores.

Los quesos son el producto estrella de la comarca. En Ribadesella hay productores de queso Pría, un queso de leche de vaca al que se añade nata de oveja. Otros quesos de poblaciones vecinas, también muy conocidos, son el Cabrales, el Beyos o el Gamonéu.