Etapa 20: Lectoure - Condom | Al Loro

Distancia: 
31,2 km
Duración: 
8 horas
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3

Puede haber problemas de barro y encharcamiento en la salida de Lectoure junto al Gers, en la bajada posterior a Castelnau-sur-l’Auvignon por un bosquete y, sobre todo, al bordear el lago de Bousquètara

Se multiplican las oportunidades de compra, o para tomar un café, a lo largo de la etapa: Marsolan, con bar-tienda, y sobre todo La Romieu, con buena opción en la boulangerie-snack Le Fournil de La Romieu (de 7:15 a 13:00 y 16:00 a 19:00, cierra miércoles y tarde del domingo) o en la plaza mayor la epicerie (de 8:15 a 12:30 y de 15:30 a 19:00, cierra lunes y tarde del domingo).

Dada la longitud de la etapa, que vuelve a superar los 30 km, habrá quien prefiera quedarse en la coqueta villa de La Romieu, con dos albergues y otras alternativas, en alguna de las granjas inmediatamente posteriores con gîte o en Castelnau-sur-l’Auvignon (gîte y chambre d’hôtes).

El único punto en el que resulta inviable el paso sobre las dos ruedas es la salida de Lectoure por el château, con varios tramos de escaleras de madera y metal (bajada rápida alternativa por la N21 y la D7), lo cual no quiere decir que no haya otros tramos complicados (consultad los avisos de agua y barro).

Antes de llegar a Marsolan, desde la cruz de la Justice se puede seguir a la izquierda por una carreterilla asfaltada, lo que supone un ahorro de 400 m.

La capilla d’Abrin, románica, es el único testigo del hospital de peregrinos de la orden de San Juan de Jerusalén, fundado en 1135.

Desde la capilla d’Abrin, quien esté cansado o no tenga especial interés en La Romieu —también evitará Castelnau-sur-l’Auvignon, otro hermoso pueblo—, puede acortar 5 km el itinerario siguiendo en antiguo GR.

La colegiata de Saint-Pierre, fundada en el siglo XIV por el cardenal Arnaud d'Aux, de una sola nave y dos imponentes torres, está inscrita en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Puede visitarse hasta las 19:00.

A la vera del GR, antes de La Romieu, quedan los Jardines de Coursiana; la visita puede ser conjunta con la Colegiata de La Romieu, de mediados de abril a finales de octubre. En una extensión de 6 hectáreas fueron diseñados, en los años 70, por Gilbert Cours-Darne, y además de los jardines inglés y de plantas aromáticas y medicinales, integra un arboreto con más de 700 especies, entre las que sobresalen sus tilos. Más info: www.jardinsdecoursiana.com

La Romieu (l’Arromîu significa El Peregrino) está llena de esculturas de gatos, hecho que se debe al escultor Maurice Serreau y a una leyenda. Según ella la pequeña Angeline, que tras perder a sus padres había sido adoptada por un vecino, apaciguaba su pena en el amor que mostraba por los gatos. En 1342, arruinada la cosecha y agotadas las reservas, los famélicos vecinos se dispusieron a zamparse a los felinos, y solo se salvó una pareja que había ocultado Angeline. Cuando el hambre terminó, las ratas se habían adueñado del pueblo, y solo aquellos gatos, que habían criado, consiguieron ahuyentar a los roedores, evitando que acabaran con el grano. Con el tiempo, se cuenta que a Angeline se le fue poniendo cara de gato.

Cuenta con un pequeño pero hermoso casco antiguo, fortificado en el s. XI y actualmente lleno de flores. De su castillo aún restan una torre mayor circular, del s. XIV, y otras dos menores. Junto a él se encuentra la iglesia de Saint-Marie-des-Loubieres.

La localidad celebra el segundo fin de semana de mayo un Festival de Bandas, tipo fanfarrias, con mucha marcha y, esta es la parte negativa, plena ocupación.

Recepción de peregrinos en la catedral, de mayo a septiembre, lunes y jueves de 15:00 a 17:00. Misa a las 18:00 (solo de lunes a miércoles y viernes).

Si bien tiene buenos parques con áreas de picnic junto al río Baïse, están algo alejados del centro, por lo que el mejor lugar para un paseo, o hacer una merienda al aire libre, es el Jardin des Remparts, a 5 minutos de la catedral.

Mercados en Les Halles (cubierto), las mañanas de miércoles y sábado. El domingo por la mañana de productores de proximidad en La Bouquerie (al otro lado del río).

Para comprar en el centro: Leader Price (38 bv. de la Libération, de 8:00 a 19:30, domingo de 9:00 a 12:30) e Intermarché (Rue Bonnemaison, de 7:30/8:30-19:30, cierra domingo). En el 51 de la rue Gambetta Fardin Bernard (cierra domingo), frutería y alimentación en general de productores locales, a buen precio.

La catedral de Saint-Pierre, ya del siglo XVI como la de Auch, refleja la evolución del estilo gótico flamígero meridional. Muy amplia y luminosa la nave única, con sus bóvedas sostenidas por finos pilares, acoge entre los contrafuertes capillas laterales. De la antigua abadía, sobre la que se construyó, permanece la capilla de la Virgen (s. XIV). Los grandes ventanales aparecen decorados con vidrieras del s. XIX. A la misma centuria pertenece el claustro, de libre acceso.

Si en Auch, capital del Gers situada en la Vía de Arles, le ha sido dedicado un monumento a D’Artagnan, aquí existe otro que representa a los cuatro mosqueteros. Se sitúa junto a la catedral y es obra del escultor georgiano Zurab Tsereteli (2010). La pose es bien conocida: ¡todos para uno y…! (quien no lo sepa, castigado sin Armagnac).

Condom es la capital del Armagnac Ténarèze (el nombre viene de la romana Vía Cesarea), producido en suelos arcillosos y calizos, que si bien no es tan elogiado como el de Eauze, tiene más cuerpo e intensidad aromática (40º).

Otra bebida alcohólica típica de la región es el Floc de Gascogne, aperitivo compuesto de mosto de vino (2/3) y Armagnac (1/3), tipo mistela (16-18º), blanco o rojo y con su AOC. Mantenerse sobrios en el Gers no será empresa fácil.