Etapa 9: Espeyrac - Conques | Recorrido

Distancia: 
12,1 km
Duración: 
3 horas 15 mins
Dificultad: 
2
Paisaje/Naturaleza: 
3
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

2,7 km

En la salida del casco antiguo fue colocado un potro de madera para herrar los caballos. Junto al cementerio bajamos para cruzar el río Daze, ascendiendo por una senda, panorámica sobre la localidad, hasta la casa La Vitanderie. Por una vaguada con casas dispersas, en coincidencia con el GR-11 llegamos a la D42 en La Molenarie.

Desde la casa en piedra de L’Oustalou, una senda paralela a la carretera continua hasta la granja de Celis, con su cruz de hierro. La subida se prolonga, por un camino de tierra entre arbolado, hasta el cementerio de Sénergues, desde el que bajamos sin demora al pueblo (jardín con zona de descanso), dominado por la torre de su château.

2,7

6,5 km

En fuerte cuesta arriba, y con un tramo de escaleras, dejamos la localidad pasando junto a su modélico refugio, el Abri Pelèrin (área de picnic, agua, wc). Siempre en ascenso, toca cruzar un pequeño sector del bosque departamental de Sénergues y proseguir entre campos, por un camino estrecho, hasta la encrucijada viaria de la D42 con la D137 y otras tres pistas (cruz de madera).

2,1 Cruce viario. Al norte de la D42 avanzamos a través de un pequeño altiplano por un camino de tierra, entre prados y campos de cultivo, hasta converger de nuevo con la carretera. Sobre una senda paralela al vial, 400 m después encontramos un área de descanso con wc portátil.

2,2 Área de descanso. Al llegar a la granja de Fontromieu, nombre explícito, por fin nos apartamos de la D42 para subir, por La Vernhe, a Saint-Marcel (área de picnic, fuente y wc junto a la iglesia).

2,2 Saint-Marcel.

9,2

2,9 km

La misma carretera local se prolonga 1,2 km hasta La Croix Torte, donde principia un pronunciado descenso entre nogales y castaños, pronto senda tortuosa, hasta las casas nuevas de La Salesse, que ya es un arrabal de Conques. Entre acacias, tras cruzar la D42R nos dirigimos al casco antiguo por la rectilínea rue Emile Roudier, que se adentra entre los antiguos y floridos edificios, proporcionándonos una sensacional visión de la cabecera de la basílica.

12,1