Etapa 22: Eauze - Nogaro | Al Loro

Distancia: 
21,0 km
Duración: 
5 horas 15 mins
Dificultad: 
2
Paisaje/Naturaleza: 
3

El cruce o circulación por carreteras va a constituir hoy un tormento: como aperitivo hemos de cruzar la transitada N524 a la salida de Eauze; mucho peor será la partida de Manciet por la D931, 600 m sin arcén y con paso continuado de camiones, horrible; como guinda, tampoco hay mucho espacio para los peatones en la entrada a Nogaro por la D522, aunque en este caso con poco tráfico.

Como llueva ya nos podemos ir preparando en algunos tramos habitualmente embarrados como la salida de Eauze y en los toboganes existentes antes y después de la iglesia de l’Hôpital.

Si se va a pernoctar en alguno de los dos albergues de Nogaro, sobre todo en fechas complicadas, resulta conveniente reservar con antelación, aunque las plazas suelen ser suficientes. Para prolongar la etapa, 8 km más adelante, en la zona de Lanne-Soubiran, funcionan otros dos albergues.

Aunque las ondulaciones son más suaves que en días precedentes, no es bueno confiarse, pues a poco que llueva los suelos arcillosos se convierten en un barrizal, con toboganes peligrosos en la zona de la capilla de l’Hôpital. Desde aquí a Nogaro se recomienda tomar la D522, con la posibilidad de hacer el desvío hasta Sainte-Christie-d’Armagnac, pequeña localidad medieval.

Hay un par de pequeñas tiendas para la compra matutina, la más surtida el super Proxi.

La iglesia de l’Hôpital de Sainte-Christie formaba parte de una alberguería de peregrinos sanjuanista, posee nave única y pertenece al primer gótico.

Del mismo modo que Larressingle en la etapa precedente, la fama del diminuto núcleo de Sainte-Christie-d’Armagnac, con una puerta y varias casas medievales, motiva a algunos peregrinos a realizar un desvío hasta el norte. El acceso parte de la D522, justo tras alcanzarla desde la iglesia de l’Hôpital, y el regreso se hace por una pista local; en total 3 km ida y vuelta al GR.

Muy próximo al centro, tras el cementerio, se extiende el amplio parque arbolado des Marnières, de 25 hectáreas, con un lago y zonas de picnic. Lo mejorcito de la localidad.

En la mañana de miércoles y sábados se celebra un pequeño mercado en la place Alsace-Lorraine.

El supermercado Carrefour Market (abre a diario de 8:30 a 19:30, domingo solo hasta 12:30) está próximo al albergue municipal, e inmediato al privado, ambos en la parte baja y junto a la entrada del Camino en la localidad. Tiene lavandería automática. También cerca de los albergues se sitúa la gran boulangerie-patisserie-pizzerie Secrets de Pains, con frutería y boucherie, todo en uno. Más panaderías y tiendas en la Rue Nationale, cerca de la iglesia.

La colegiata de Saint-Nicolas (apertura de 7:00 a 18:00), reedificada tras las Guerras de Religión del s. XVI, preserva una portada románica con el Pantocrátor y el Tetramorfos en el tímpano; en su interior, además de buenos capiteles del mismo estilo, acoge las reliquias de Saint-Austinde, obispo de Auch. Resulta curiosa la perduración de algunas arcadas de su claustro (s. XI-XII), que por los efectos de la Revolución acabaron integradas en el bajo de viviendas, que en su día se apoderaron del monasterio.

Las arenas de Manciet y Nogaro no son exactamente para celebrar corridas de toros como se entienden en España y el Sur de Francia, sino la course landaise, espectáculo de tauromaquia gascón característico del Armagnac y las Landas. Sus especificidades es que se practica con vacas sin muerte, con participación de toreros (écarteurs) y saltadores (sauteurs).

Los viñedos de Saint-Mont, plantados por los benedictinos del monasterio que les da nombre desde 1050, cuentan con varias bodegas de la AOC, conseguida en 2011, al sur de Nogaro. Producen unos caldos emergentes en el panorama francés, sobre todo los tintos, con la variedad Tannat como reina, caracterizados por sus notas de frutos rojos como la grosella.