Carta de un peregrino sobre la actitud de la Iglesia con los peregrinos

Publicamos a continuación una carta recibida en Gronze.com que aporta algunas reflexiones y críticas sobre los criterios para la obtención de la Compostela, y sobre el desinterés de la Iglesia oficial en la atención al peregrino:

 

Mi nombre: MIGUEL GOMEZ FOMBELLA

Peregrino:

1998   El Camino Francés

2000   El Camino Francés

2004   El Camino Francés

2009   El Camino del Salvador y el Camino Primitivo.

Con estas notas quisiera llamar la atención de otros peregrinos, o futuros peregrinos, que se dispongan a realizar el Camino, cualquiera de ellos.

Este año, como los anteriores, al llegar a Santiago, a la Oficina del Peregrino, después de guardar mi correspondiente cola, como todos los peregrinos, para solicitar mi “Compostela”, la chica que me atendió me realizó las siguientes preguntas:

- Veo que sólo ha sellado en el lugar donde ha terminado la etapa.

- Claro, lo normal.

- No, ahora tiene que sellar dos veces en cada etapa. Es una norma que ha salido este año.

- Vaya, pues no sé dónde voy a sellar, porque no hay muchos sitios donde sellar en los caminos que he hecho este año. (Camino del Salvador y Camino Primitivo).

- Bueno, puede sellar en cualquier  bar, cafetería, restaurante, etc…

- Ya, pero es que a mí me parece que no es eso. No me gusta ver mi credencial con sellos tales como “Bar Manolin”… “Restaurante El Cazador” . . . etc.

- Pues si la próxima vez no trae los dos sellos por etapa no le darán la “Compostela”.

- Interesante y ridículo, pero sé que esto es lo que tú tienes que decir. Muchas gracias.

Y me dio mi Compostela.

 

La Misa del Peregrino.

La Catedral está cerrada durante los oficios. Cuando puedes acceder tienes que hacerlo con cientos de visitantes, turistas, etc. No puedes poner la mano en la columna, ni golpear con tu cabeza la cabeza del apóstol. Las colas para abrazar al Santo son interminables. Las colas para acceder a la tumba del Santo, también.

La Misa del PEREGRINO, es sólo a las 12, y desde luego los que menos pueden acercarse al altar y escuchar los oficios son los peregrinos.

Eso sí, vigilantes de empresa de seguridad, tienes todos los que quieras y más (por cierto, muy educados y atentos).

Y yo me pregunto:

Si la Iglesia quiere controlar (¿) las etapas de los peregrinos, cómo se realizan y desde donde. ¿Por qué no tiene sus iglesias abiertas o, por lo menos, a alguien que pueda abrirlas a unas horas determinadas?

¿Dónde están los párrocos, los sacristanes, las personas de la iglesia, para sellarme la credencial? Si el Camino es religioso, o por lo menos eso quiere la Iglesia para concederte la Compostela, serían ellos (ellas) los que deberían sellar la credencial.

Cuando no he encontrado refugio, bien por no haberlo en el lugar o bien por estar completo ¿Quién me ha facilitado la labor para poder descansar? La Iglesia por supuesto que no.

Cuando al terminar una etapa he querido dar gracias a Dios o rezar un rato, o escuchar una misa, no he podido hacerlo en ningún lugar religioso. Gracias a Dios, El escucha las oraciones desde cualquier lugar y El sí que acompaña al peregrino.

La Misa del Peregrino sólo es a las 12. ¿No se podría realizar otra misa a las 18.00 ó a las 19.00 horas? ¿No se podría dar preferencia al peregrino para que esté cerca del altar o para que tenga un espacio reservado? El peregrino puede demostrar que lo es mediante su credencial o su Compostela.

Si tengo que sellar en bares, cafeterías, restaurantes. . . será a ellos a quien les habré de agradecer la asistencia y las palabras de ánimo (que por cierto siempre, o casi siempre, las tienen para el peregrino, selle o no, consuma o no).

Mi agradecimiento a todos ellos, a los ayuntamientos, a los concellos, a las personas que trabajan en ellos . . . Han sido ellos los que me han facilitado el camino, los que han atendido las peticiones y necesidades de los peregrinos facilitando el espacio y el lugar donde acogerlos.

 

Una nota final.

Tengo actualmente cuatro “Compostela”, no necesito demostrar nada, no necesito que nadie me aplauda o me critique. Me siento satisfecho conmigo mismo, como peregrino y como persona, con mis virtudes (que las tengo) y con mis defectos (más que mis virtudes). Probablemente haré el camino, mi camino, otras veces, todas las que Dios me permita y me dé fuerzas para hacerlo.

Lo más probable es que no vuelva a tener mi quinta, mi sexta, mi . . . Compostela. Me trae sin cuidado porque mientras la Iglesia no sea la “peregrina” a mí no me interesa el que ella pueda acreditar si he hecho bien o no el camino.

Con los dos sellos por etapa ¿qué se pretende? Si quiero hacer trampas, las haré. Voy en coche, lo único que hará es que tenga que parar en medio de la etapa para sellar. Voy en autobús, tendré que hacer dos trayectos en vez de uno.

La Iglesia debería tener previsto alojar a los peregrinos en algún local cuando éstos no pueden tener alojamiento. Así mismo, el personal que colabora con las iglesias, con las parroquias, debería ser el personal que se preocupará por los peregrinos, por su estado de ánimo, por su salud, por su bienestar durante el camino.

Han sido los ayuntamientos y el personal que trabaja en ellos los que han facilitado, y facilitan, la posibilidad de que el peregrino pueda descansar y asearse, de que tengan un lugar donde acogerse. Es a ellos, a ellas, a quienes quiero hacer llegar mi agradecimiento.

Mi más sincero agradecimiento al personal de las Asociaciones, de todas por las que he ido pasando. Ellos, ellas, están siempre dispuestos a facilitarte las cosas, a enviarte los objetos perdidos, a solucionarte los imprevistos que van surgiendo. Gracias, muchas gracias.

Eso sí, los trabajadores y propietarios de la hostelería se lo van a agradecer mucho.

Comentarios
jose ignacio (no verificado)
Imagen de jose ignacio
Soy peregrino multireincidente,y este año he pasado por lo mismo. A ver donde sellas por poner un ejemplo entre Cea y Castro dozon por poner un ejemplo en el Camino Sanabres. En fin un desproposito de gente que nunca a hecho el Camino. "ultreya e suseya"
Jaime (no verificado)
Imagen de Jaime
Bastante de acuerdo con el contenido de esta carta. Muchas veces he pensado que debería comentarse su aspecto con la autoridad eclesiástica. Personalmente me ofrezco a ello si alguien monta LA ENTREVISTA. Soy un peregrino con nueve Compostelas y 6000 Km de Camino bajo mis pies, lo que me concede una cierta experiencia para opinar.
Migueloyor (no verificado)
Imagen de Migueloyor
A Dios lo que es de Dios. Y al Cesar lo que es del Cesar. Las normas para certificar la "compostela" no las pone el Arzobispado, sino las autoridades laicas de Galicia. Por el número anual de "compostelas", el "Cesar" calcula el monto de lo que debe compensar económicamente a la catedral. Y el "Cesar" no puede, con buen juicio, dar más a la Iglesia de lo que los peregrinos gastan en su Comunidad Autónoma. De ahí, los pintorescos cien kilómetros que se extienden no por casualidad a los límites de Galicia. Hace cinco años, el Psoe y el BNG basaron su campaña electoral en que los servicios a los peregres eran a costa de los gallegos, puesto que se les daba alojamiento gratuito y ellos no gastaban un euro durante el recorrido, mientras que un peregre gallego tenía que pagar en los albergues de otras comunidades. Con este argumento, por otro lado, incontestable ganaron sus elecciones tan ajustadamente, que sin el encono (perceptible actualmente) contra el peregre gorrón hubieran perdido. El doble sellado se pide actualmente para obligar al peregre, y demostrar al votante gallego refractario a la peregrinación, a gastar en el bar de "manolito" o cualquier otro negocio ínfimo que ofrezca sellar. Personalmente, jamás he sellado si no me han exigido la credencial, y por lo tanto no tengo "compostelas"; pero si entro a la Oficina de Atención al Peregrino, y le pido a los responsables que me incluyan en la relación de héroes con que se inicia la Misa del Peregrino, lo hacen de mil amores a poco que les demuestre verbalmente mi peregrinación, ya que esa honrosa mención sí es jurisdicción eclesiástica, y no "laica" como lo es la famosa "compostela". A Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es competencia de la Xunta.
maria (no verificado)
Imagen de maria
Estoy de acuerdo con tu queja, ayer mismo yo iba a obtener mi tercera credencial de peregrino, digo iba porque aunque a mi la chica que me atendió me la dió sin ningún problema a mi marido no se la querían dar porque un día no habíamos sellado entre los pueblos que pasábamos. Absurdo totalmente, puesto que es muy fácil hacer trampa si quieres. El caso es que acudí a ver que le pasaba y porque no le daban la credencial y le estaban diciendo que le faltaban sellos. Al decirle yo que una compañera suya a mi me la había dado con los mismos sellos, le recriminó a su compañera y me dijeron que tenía que devolver la mía, a lo cual totalmente indignada les dije que no y me di media vuelta con la credencial en la mano. Al llegar a la calle y totalmente indignada rompí la "tan valiosa" compostela puesto que no me hace falta demostrar con un papelito que he hecho el camino. Estoy segura que volveré a hacer más caminos, pero no volveré a solicitar la dichosa compostela, que a mí no me sirve para nada, puesto que el sufrimiento, y el esfuerzo los he hecho yo y no la iglesia y me parece absolutamnete vergonzoso que pongan en duda a los peregrinos.
Marielos Montenegro (no verificado)
Imagen de Marielos Montenegro
Yo no puedo hablar de la experiencia de mi llegada a Santiago -relacionada con la iglesia- ya que sentí que después de la paz del Camino, llegaba a un mercado en donde la irreverencia, la algarabia y el irrespeto se me hicieron insoportables. Tal es, que me retiré a la iglesia que está en la plaza lateral,-en donde está la Virgen de la Sonrisa- y fué allí en donde en solitario medité sobre todo el Camino. Sin embargo.....tuve una experiencia desastrosa con el párroco de Triacastela, cuya actitud hizo que la paz que yo llevaba se desvaneciera por largo rato. Una persona, irrespetuosa de los peregrinos- y si no hablan castellano- con sorna y burla por no hacerlo, hablando mal de los paises de procedencia de cada uno ( australianos, y alemanes en ese momento). Verdaderamente lamenté su actitud y faltas de respeto, porque yo había convencido a una persona -que tenía muchísimo tiempo de no entrar a una iglesia, de que volviera a acercarse.....y creo que por el párroco fué su última vez. Ciertamente, hacen falta muchísimos sellos de iglesia en el camino, pero cuando los hay son MARAVILLOSOS.
manel
Imagen de manel
Estoy de acuerdo con esta carta, lo que dice sigue pasando en el 2013, acabo de hacer el primitivo y en muchos pueblos no encuentras donde sellar, en grao la oficina de turismo estaba cerrada habia un cartel que te mandaba a sellar al ayuntamiento y el ayuntamiento también cerrado, media hora buscando donde sellar hasta que en un bar me sellaron, en cornellana mas de lo mismo, en salas igual en bares y tineo igual, en santiago todo lo que dice sigue igual , la catedral llena, despues de espetar una gran cola para entrar a misa con la mochila a la espalda al ir a sellar la compostelada despues de aguantar otra cola dentro vi un anuncio que habia consignas para dejar la mochila, porqué no lo informan en los albergues?