Ampliación a 2022 del Año Santo: ¿qué hay detrás?

Las cosas no siempre son lo que parecen o, como reza el proverbio, no es oro todo lo que reluce. Y como por fortuna no vivimos sometidos al cetro de Kim Jong-un, y todavía es posible expresar libremente opiniones, vamos a intentar analizar cuál creemos que es el significado de la ampliación del año santo compostelano, concedida por el papa Francisco I, ignoro por qué extraño colegueo llamado Francisco a secas, a través de un decreto de la Penitenciaría Apostólica. La noticia fue comunicada por el nuncio apostólico de Su Santidad en España, el filipino monseñor Bernardito Auza, al final de la misa celebrada con motivo del ceremonial de apertura de la Puerta Santa.

puerta-santa.jpg

Puerta Santa, catedral de Santiago de Compostela, año 2010
Puerta Santa, catedral de Santiago de Compostela, año 2010

En el propio texto, dado en Roma el 1 de diciembre de 2020, se apunta que la razón de esta generosa dádiva, entendida como una prórroga del año santo ordinario de 2021 hasta el 31 de diciembre de 2022, se hace a causa de la pandemia “Cobid 19” [sic], «tratando de evitar aglomeraciones, prohibidas o no aconsejadas, buscando la gloria de Dios y del apóstol Santiago, patrón celestial del Reino de España, y procurando el consuelo espiritual de los fieles».

Por supuesto, la reacción de gozo al unísono ha sido tan jubilosa como la gracia que concederá tamaño doblete. En la línea de lo que ya es el pan nuestro de cada día, tristes tiempos corren para la información, los medios de comunicación se han limitado a relatar, cuan perezosa correa de transmisión que ya ha perdido la capacidad de investigar las fuentes y contrastarlas, el relato oficial sin la más mínima glosa emanada del espíritu crítico.

Sin embargo, en esta decisión, como en otras muchas del ámbito de la Iglesia, en el fondo más «políticas» que eminentemente espirituales, hay un trasfondo que conviene conocer. Para ello conviene clarificar antes algunos conceptos.

Año santo y año Xacobeo

En primer lugar, vayamos a los antecedentes, porque en 1991, gobernando Manuel Fraga Iribarne en la Xunta de Galicia, nació el Plan Xacobeo unido al año santo que se celebró en 1993. Evidentemente se trata de dos cosas distintas: el año santo es una concesión de la Iglesia para obtener la gracia espiritual de la indulgencia plenaria, y el Xacobeo un programa promocional, cultural y de ocio, en un principio complementario.

A base de bombo y platillo, y de grandes dispendios de dinero público invertido en publicidad, dando la vuelta a la tortilla, los hijos de Saturno se paparon rápidamente al padre, y el Xacobeo, que había crecido a costa del año santo como una suerte de Alien, en el imaginario popular acabó suplantando al secular jubileo compostelano. Tanto es así que no resultaba ni resulta extraño escuchar, incluso entre los peregrinos y fieles, que iban o van «a hacer o ganar el Xacobeo».

En virtud de las investigaciones de Fernando López Alsina, docto catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Santiago, sabemos que el origen del año santo compostelano, supuestamente concedido por Calixto II a Diego Gelmírez, y confirmado por Alejandro III a través de la bula Regis aeterni (1179), no es sino una de las muchas falsificaciones que envuelven el hecho jacobeo. De hecho, hasta el siglo XV no tenemos constancia sobre la celebración de jubileo alguno, lo cual no es óbice para estimar que pudo haber, con anterioridad, alguna indulgencia general extraordinaria para quienes peregrinasen al santuario, tal vez en coincidencia con la proclamación de una cruzada.

Actualmente se considera que el primer año santo pudo haberse celebrado en 1428 y, con mayor seguridad, en 1434, este ya documentado y con reflejo de una gran afluencia de navíos ingleses cargados de peregrinos para beneficiarse de la gran perdonanza. Por lo tanto, el año santo compostelano no sería sino un tardío émulo del romano, instituido por Bonifacio VIII en 1300. 

Lo mismo cabe decir de la antigüedad de la Puerta Santa, que con su apertura se convierte en símbolo visible, y ritual externo esclarecedor, de la vigencia del año jubilar. Para mayor gloria de la Iglesia compostelana se ha vindicado que la gallega antecedió a las de las basílicas romanas, presentes desde el siglo XV, pero de nuevo se ha confirmado que su origen es posterior, hacia las primeras décadas del siglo XVI.

En un principio se trataba de una entrada modesta, en concordancia con el pasaje evangélico en el que Cristo expresa: «Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. Porque estrecha es la puerta, y angosta la senda que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.» (Mt. 7, 13-14). Mas luego llegó la Contrarreforma, con su gusto por la ostentación victoriosa, y convirtió el modesto acceso en el arco triunfal que hoy vemos en la Praza de A Quintana.

La prórroga del año santo

Para realizar una correcta lectura de la ampliación del año santo a 2022 tenemos que revisar, primeramente, si hubo algún precedente, esto es, algún jubileo extraordinario a lo largo de una historia, por cierto, repleta de largos y atroces episodios de pestes y guerras que convierten al Covid-19 en, incluso, cosa menor.

Pues bien, tan solo en dos ocasiones se concedió un año santo extraordinario per se o como prórroga de uno anterior, y no fue, precisamente, a causa de la peste. El primero tuvo lugar en 1885, y fue otorgado por León XIII a través de la bula Deus Omnipotens, que certificaba la autenticidad, tras un largo proceso canónico, de los restos hallados en las excavaciones realizadas en la catedral en 1879 como los del apóstol Santiago. Deslucido por la epidemia de cólera morbo que afectó a la península ibérica, antecedió al ordinario de 1886.

La única prórroga como tal, en unas circunstancias realmente especiales, fue la de 1938, que por las vicisitudes de la Guerra Civil fue concedida tras el año ordinario de 1937 por Pío XI, ocupando la silla compostelana Tomás Muniz Pablos. Se ha pretendido, para justificar la actual, ponerla como ejemplo, pero en aquel entonces comenzaban a regir los principios del nacionalcatolicismo, consagrado por el franquismo, una realidad política y social que nada tiene que ver, por ventura, con la del actual estado democrático. El propio «Caudillo» «peregrinaría» el 5 de diciembre de 1938, entrando en la catedral bajo palio y saludando junto al arzobispo al modo fascista, para agradecer al apóstol su auxilio frente a las hordas comunistas. Eran, desde luego, otros tiempos… Por cierto, en número de peregrinos el año santo de 1938 pasó sin pena ni gloria: más allá de la propaganda conseguida por el régimen, no estaba el horno para bollos.

Otro hecho que no hemos de ignorar, mostrando cuan inconsistente es el razonamiento de una prórroga en beneficio de esos supuestos pobres peregrinos imposibilitados de obtener la gracia, es que nos encontramos en el período largo del ciclo jubilar, once años desde el último año santo de 2010. Se obvia interesadamente, la memoria flaquea, que entre el 8 de diciembre de 2015 y el 20 de noviembre de 2016, por designio del papa Bergoglio se desarrolló el año santo extraordinario de la Misericordia, con carácter universal y concesión de la indulgencia plenaria a lucrar en determinados templos de cada diócesis. Durante este tiempo ¡permaneció abierta la Puerta Santa de la catedral de Santiago!, pero como no hubo Xacobeo que lo acompañara, el hecho no tuvo la más mínima repercusión en el número de peregrinos llegados.

En vista de lo anterior toca ahora preguntarnos si realmente los jubileos siguen suponiendo algo importante para los católicos, o realmente se han convertido, como tantos otros ritos del ayer, en un acto publicitario mayormente al servicio del turismo.

Resulta evidente que las denuncias de los reformistas, ante el escándalo de la compra y venta de más o menos días en el Purgatorio a través de las indulgencias, fue demoledor para la imagen del papado, y que parte de esa crítica ha calado entre los propios creyentes, también entre los que aún nos consideramos católicos. Así pues, el aumento de peregrinos en los años santos no se debe tanto a cuestiones de fe o espiritualidad como de promoción o modas, pues las motivaciones de quienes hacemos hoy en día el Camino, pese a las tretas de la Oficina de Peregrinación para que le cuadren las estadísticas según un esquema preconcebido, ya no son las de antaño, sino múltiples y en cierto modo confusas.

Además, todos sabemos que durante los últimos años santos se ha dado un curioso fenómeno: se dispara el número de españoles (de 79.007 en 2009, el 54% del total, a 188.089 en 2010, el 69%), ello en razón a los grupos católicos organizados que vienen a hacer las últimas etapas del Camino (parroquias, colegios, asociaciones), pero no aumenta significativamente el número de extranjeros y, lo que es más relevante, decrece considerablemente el número de peregrinos de largo recorrido. En esta dinámica radica el negocio para Santiago de Compostela, en primer lugar, y para la Galicia de los 100 km.

En resumen: la concesión de la prórroga no responde solo a cuestiones religiosas, o fundamentadas en la pandemia (el comodín para todo), sino en los tejemanejes y presiones cortesanos de las autoridades gallegas, con el apoyo del ayuntamiento de Santiago y de todos los sectores implicados en el turismo, para que el Xacobeo pueda seguir parasitando, como lo hace desde 1993, el año santo. El resultado se consigue no tanto por una absoluta comunión de intereses, sino más bien por el yo te doy tú me das, magno cambalache de obras y servicios son amores a cambio de bendiciones.

No es que al papa Francisco, con fama de generoso, le hayan metido un gol macanudo a lo Maradona, es que realmente la Iglesia siempre ha actuado así, poniendo una vela a Dios, y otra…, al capital.

Quien ponga reparos a la concesión será a un tiempo calificado de hereje, que esto ya no afecta gran cosa a la integridad física, y de antigallego, ello a pesar de que aquí no gobiernen los nacionalistas.

Al parecer había miembros de la curia compostelana que no estaban de acuerdo con transigir con estas presiones políticas, pero por supuesto han hecho mutis por el foro y a otra cosa, porque al fin y al cabo la afluencia de peregrinos y turistas, cuantos más mejor, también reporta un notable lucro para las arcas de la basílica, al parecer más saneadas desde que se detuvo al electricista Castiñeira: un «no hay mal que por bien no venga» de libro, nunca mejor dicho.

papa-francisco.jpg

Papa Francisco I (Foto: Buda Mendes / Getty Images)
Papa Francisco I (Foto: Buda Mendes / Getty Images)

Y como colofón un escándalo

Los rituales pierden todo su sentido cuando se convierten en un ballo di maschera, y como tal, con tristeza, hemos de calificar la reciente apertura de la Puerta Santa. A todos nos extrañó que este año no hubiese en la procesión peregrinos que, como sucedió en los años precedentes, participasen en la comitiva, con el gran valor simbólico que ello representa. La prensa adujo, de nuevo cautiva del trágala, que no estaban por mor del Covid-19.

Otra falsedad, pues sí hubo peregrinos, cierto que pocos, que llegaron ex profeso a Santiago estos días, el mismo 31 de diciembre siete según el registro de la Oficina de Peregrinos. Citemos algunos casos: Jesús Jato e Irene, que hicieron en medio de tempestades y aguaceros el Camino con la ayuda de una carreta prestada por el cura Blas, de Fuenterroble de Salvatierra, y que esperaron pacientemente en las afueras de la ciudad a que llegara la hora de participar con ilusión en la ceremonia. Pese a tener su credencial y Compostela, no hubo tu tía, y un histórico hospitalero como el berciano Jato fue vetado. Hoy lo suponemos más descreído.

Lo mismo le sucedió a Mapi Ybarra, la única peregrina que obtuvo la Compostela el día 30, al menos hasta las 16 h de la tarde, procedente de O Cebreiro «a través de un camino gélido, solitario y con el 90% de los alojamientos cerrados». Al arribar al Centro de Acogida al Peregrino solicitó un permiso de asistencia a la ceremonia, y le fue negado porque las «invitaciones», como si esto fuera el concierto de Nacho Cano, ya «estaban agotadas» desde el día 21 y repartidas a dedo entre los allegados, que no eran precisamente peregrinos con las botas húmedas.

Al peregrino Luis Cañas, que acabó su recorrido por el Camino Francés el día 31, le soltaron una cantinela similar: «¡has llegado tarde!». Según parece, los peregrinos de este año tenían que haber estado en Santiago antes del día 21, y esperar en una suite del Hostal de los Reyes Católicos hasta que les tocase el gordo.

Ante esta vergonzosa falta de sensibilidad hemos evocado el escándalo vivido durante la apertura de 1999, cuando tras cruzar la puerta santa el entonces presidente Manuel Fraga, acompañado de Mariano Rajoy, la cerraron bruscamente ante las narices de los peregrinos que lo seguían, entonces aún ataviados con sus bastones y mochilas, montándose una buena tangana y griterío. Comprobamos con dolor que las cosas no han cambiado, y que el protocolo sigue anteponiendo el boato, para mayor lustre de las autoridades y en aras de un ritual travestido en espectáculo. A los peregrinos solo nos resta ser meras comparsas o, para qué negarlo, esas visas ambulantes que, según se espera, contribuirán a solventar la crisis Covid y harán medrar unos puntos el PIB gallego.

Que Santiago, sea donde esté enterrado y mejor desde la Gloria, los perdone. Amén.

Periodista especializado en el Camino de Santiago e historiador

Comentarios
Jaor
Imagen de Jaor
El Año Santo de 2021 se ha prorrogado por intercesión de la Iglesia católica hasta final del año 2022, o sea que tenemos 2 años Santos. Pues no me cuadran las cuentas, un año son 365 días con las circunstancias que llevan implícitas, sean como en esta ocasión la pandemia del covid-19, hay que ceñirse a lo que está estipulado sin aumentar el doble de los días de los que contempla un año. El interés del turismo que trata de amasar ganancias parece que prima ante el interés espiritual que debe velar por merecer indulgencias, así la iglesia se doblega y se rinde ante esta premisa para permitir este desatino. Si bien, el número de peregrinos, pseudoperegrinos y turigrinos ha ido aumentando considerablemente a partir del año Santo 2010 hasta la fatídica pandemia del año 2020, así que no consiste en que sea Año Santo para aumentar las arcas del turismo. Y ya como colofón el desfile ante la puerta Santa sin peregrinos que son los que dan vida y esencia al Camino, lo que da una sensación de insensatez y desorganización tremenda para convertir a la comitiva en protagonistas ficticios del Camino.
José de la Riera
Imagen de José de la Riera
Mi cuate Antón Pombo ha largado lo mejor que he leído en meses (y he leído mucho) Al pan, pan; al vino, vino y a la Iglesia compostelana todas las hostias una por una y luego en racimo. Van a poner tu cabeza en una pica pero te has despachado a gusto. Y es que, exactamente sobre eso, doctor en Historia y con tesis doctoral sobre el "redescubridor" de la tumba apostólica en el XIX, arzobispo Payá y Rico, 'tú sí que sabes". Enhorabuena. Pero no te lo van a perdonar. Así que haz dos cosas: clava este artículo en todas las encrucijadas, parroquias y garitos del Camino, cómo las tesis de Lutero y luego pide asilo en Braga, serás bien recibido, todavía no perdonaron el Pío Latrocinio de Xelmírez. Con mi admiración, un abrazo.
Fernando Iglesias
Imagen de Fernando Iglesias
Es triste ver la deriva que lleva (no diré la Iglesia) el Cabildo Compostelano en éste y otros temas; cómo por ejemplo éste año no seguír la tradición, el ritual, de tirar el muro de piedra de la Puerta Santa. Les importa la cantidad en lugar de la calidad. Cómo cambian los tiempos! Antaño los Peregrinos hasta dormían en la Catedral y hoy casi no pueden acceder sino están bien planchados, lavados y sin morral. Pués nada 2 x 1 en Año-s Santo-s, estamos de rebajas de enero.., pero duran dos años. Ultreya
Goro Gonzalez
Imagen de Goro Gonzalez
Buenos días desde Sevilla, ante todo el artículo excelente, lleno de datos que reafirman y corroboran todo lo que dices Anton Pombo. Sabes con qué me quedo?.. con la cara dura de la curia, los cardenales, los obispos y de los politiquillos gallegos y no gallegos que viven como auténticos reyes al margen del pueblo y dejan de un lado lo que Jesús predicaba, como pueden tener TAN POQUÍSIMA VERGÜENZA esos estómagos agradecidos y dejar a esos auténticos seguidores de la fe en Cristo y en su discípulo sin poder acceder a la puerta Santa con la banal excusa del Covid, solo con el esfuerzo de haber realizado el camino para llegar a Santiago sería suficiente para haberlos atendidos como Dios manda, se creen que el pueblo es tonto. Que mentira más inmensa mantienen.
Sofía
Imagen de Sofía
Veo a Antón, conocedor del tema y habiéndolo vivido en primera fila como nadie, menos politicamente correcto que nunca !!!. El Año santo compostelano 2021 que sea para los peregrinos caminantes a pie, y el Xacobeo, o xacobobo y sus festejos en el 2022 y así todos contentos, pero como dice la canción de Alejandro Sanz " no es lo mismo " "no es lo mismo ser que estar, no es lo mismo estar que quedarse ¡que va! tampoco quedarse es igual que parar, no es lo mismo. Será que ni somos ni estamos, ni nos pensamos quedar, pero es distinto conformarse o pelear, no es lo mismo, es distinto, no es lo mismo arte que hartar ..... """
Indi177
Imagen de Indi177
Están tan acobardados ante la corrección política y tapar sus miserias que comulgarán con ruedas de molino si es preciso. Todo mi apoyo, Antón. Aunque no soy más que un simple peregrino. Otro que no cuenta para ellos. Admiro tu lucha de estos meses anteponiendo la cordura moral y ética a los intereses corruptos y oscuros del poder en salvaguarda del Camino. Qué gran lección de Historia en tu artículo. Relacionado con el tema, ayer escribí algo para un hilo del foro que después no publiqué, pero que ahora me apetece hacerlo en solidaridad con tu opinión: "Acabo de ver la noticia en TVE de la prolongación del Año Santo hasta 2022 y no ha aparecido ni una sola voz discordante o crítica. Todo son elogios a la decisión, pues confían con ello a la recuperación económica, lógico por otra parte, nadie lo duda, pero es curioso una vez más comprobar que no aparecen voces críticas en una noticia que conviene al sistema. Sistema que controla los medios que difunden la verdad absoluta. Todos los comentarios giraban en torno a la economía. La tradición queda relegada una vez más a la tiranía del poder. Realmente qué más da si celebramos la Navidad en verano. No en vano es sabido que Jesús no nació ni el año 1, ni un 25 de diciembre, y ya lo cambiaron por interés, en ese caso para adaptarse al paganismo y absorberlo. Estos hechos de asimilación se repitieron en todos los territorios donde había que "convencer" al cristianizar. ¿No fue eso lo que se hizo también con el Camino ancestral? a mí ya no me cabe la menor duda. ¿No han sabido encontrar los medios a ningún peregrino al que preguntar su opinión? Una vez más no importamos, somos números, y nuestras austeras Visas no pueden o no quieren competir con las de los turistas de Paradores, selfies y postureo". Al igual que José de la Riera, felicitaciones, admiración, y fuerza para seguir. ¡Ultreia!
almeida
Imagen de almeida
Como siempre, el amigo Antón poniendo el dedo en la llaga y diciendo lo que muchos pensamos y otros muchos no quieren ni ver y lo que es peor, que lo que dice, se lo he escuchado siempre, la pena es que no lo escuchen a los que el mensaje va dirigido tan directamente, porque ellos son la diana de sus comentarios y de esa critica tan constructiva que a veces remueve cimientos. No tiene desperdicio cada una de las puyas que va poniendo a los morlacos, que como vitorinos de buena raza, asimilan sin inmutarse. Me quedo con esa ausencia de peregrinos en un día que es para los peregrinos, que Jesús, Irene, Mapi, Luis, que eran los que daban sentido a esta ceremonia, no hayan podido estar presentes, la ha degradado completamente y eso al final, solo nos acaba produciendo lastima. Sigue así Antón, que de tanto ir el cántaro a la fuente......
VGUERRACARCIA
Imagen de VGUERRACARCIA
Cual es el problema la conjunción Iglesia (institución) y poder Civil, llámese como hoy se hace Xacobeo, es una larga historia de amor y odio que van cogidos de la mano, desde que se plantó la cuestión de la Inventio, y desde que Xelmírez dio con el báculo y dijo esto es el poder y la gloria, y de aquellos posos estos lodos, no hay de que extrañarse, ni porque rasgarse las vestiduras, el papel, los intereses eclesiales y religiosos lo aguantan todo, y todos sostenemos de una manera o de otras los palos del sombrajo romeril, y en tiempos de bonanza como los ya famosos jubileos/xacobeos pues más, pues ellos suponen un reguero de euros, que se van por los más variados afluentes, regando a la potentada industria de los medios de comunicación, a los artistas varios y variopintos, a las empresas de mercadotecnia, al turismo en general, de lo institucional a lo publico-privado, o sea que la cosa se va perfeccionando y prostituyendo un día un poquito más en eso de vive y deja vivir. UN TAF . Victor Guerra
AC
Imagen de AC
.. que bien .. [2] años santos.. tremenda buena excusa para hacer el camino 2 veces.. el ultimo año santo que pude hacer fue el 2010.. buenas noticias..
Nuno Ribeiro
Imagen de Nuno Ribeiro
Uma imagem vale mais do que mil palavras. https://www.facebook.com/photo?fbid=10222215051263696&set=gm.3394115564030672 O que faz uma marca comercial e turística num tapete floral religioso? Não vale a pena negar. A assinatura está lá. É assumido que o Ano Santo só se move com a marca Xacobeo. $$$
William Griffiths
Imagen de William Griffiths
Querido Anton, ! que amargura ! No obstante, te deseo las bendiciones y jubilos del Ano Jubileo durante 2021 y 2022.
@fly_with_tonho
Imagen de @fly_with_tonho
Soy peregrino, de Santiago de Compostela y Guia Oficial de Turismo de Galicia. Le escribo a usted D. Antón Pombo y al resto de personas q dieron su opinhón sin conocimiento, criticando lo sucedido basándose en sus MENTIRAS!!!!!No voy a decir nada de sus aclaraciones históricas xq se que usted es un historiador y se formo como tal y yo no lo soy y sabe más q yo en este apartado PERO, tengo q decirle q como peregrino deja mucho q desear, con lo q está pasando, el Camino no necesita SHOWS, REALITYS, MENTIRAS q danhe su imagen ni ayudar a difundirlas. Podemos discutir si ampliar el Xacobeo al 2022 es bueno o no, digo Xacobeo por que Anho Santo es el 2021....insiste mucho en si la Catedral, si la Xunta, si el Concello de Santiago.....sabe q estamos en una Pandemia???sabe q murieron más de 50.000 personas "solo" en Espanha???sabe cuanta gente vive del Camino directa o indirectamente????sin ir más lejos esta web, pero no solo Galicia, mire la economia q mueve en TODA ESPANHA, PORTUGAL, FRANCIA,.... xq no critica a todos estos lugares????sabe q en el 2020 hubo negocios q no pudieron abrir, sabe q muchos negocios desapareceran por quiebra???me parece q está insultádonos a todos los q trabajamos en el Camino.....asi q, le pido respeto para tod@s los que lo estamos pasando mal....sabe q hay miles de peregrin@s a nivel mundial q lhevaban 10 anhos esperando este anho para cruzar la Puerta Santa (sea por fe u otras promesas)y q por temas económicos o de salud este anho no podrán venir????claro, es q los de Santiago la podemos cruzar todos los dias y el resto nos da igual, no???? Sabe q Galicia/Santiago está con cierre perimetral desde el 23 d dic hasta el 31 de enero (mínimo)???entonces, como pretende q hubiera peregrinos ese dia????ahhh!!!!q usted es de esos q piensan q los d Santiago/Galicia no podemos salir ni entrar xq si no nos multan pero q l@peregrin@s son privilegiad@s q están exentos de cumplir la ley y aparte están exentos de COVI, no????es decir, yo no puedo ir a casa d mis padres a 30kms pero un/@ peregrin@ puede venir desde Francia, Portugal,....andando y l@s recibidos con aplausos, flores,....es como si los duenhos de los Pub aplaudieran las fiestas ilegales. Q SE ESTÁN MURIENDO MILES DE PERSONAS!!!!q el cierre perimetral es para controlar a la gente y al virus, q me da igual q lheguen 1000, 100, 50, ....o 1 peregrin@ si lo mismo está infectad@ ....RESPETO Y RESPONSABILIDAD. Sobre los "personajes" q menciona q hablan como portavoces de l@s peregrin@s, a mi no me representan, X FAVOR D.ANTÓN, informese bien de lo q pasó xq sus comentarios "gratuitos" da pie a q la gente piense algo q no es. LE/S RECOMIENDO Q VEA/N MI VIDEO DONDE EXPLICO LO SUCEDIDO CON ESES PEREGRIN@S, espero q lo haga y sepa rectificar sus palabras. https://www.instagram.com/tv/CJ14hfGixXv/?igshid=cynsuf54yu60 Grazas e Bo Caminho