Etapa 4: Beasain - Zegama | Al Loro

Distancia: 
17,0 km
Duración: 
4 horas 15 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3

Regresamos hoy al agradable sosiego de los caminos de montaña, entre prados, caseríos y bosques, alejándonos del tráfico, de los interminables polígonos industrial y del bullicio urbano.

Etapa corta; la posibilidad de alargarla es prácticamente imposible desde que en el año 2010 se cerró el bonito refugio de San Adrián. Y alargarla hasta Salvatierra es una locura… excepto para algún emulador de Kilian Jornet.

El paisaje entre Beasain e Idiazabal es espectacular, con la Sierra de Aralar y el mítico Txindoki (1.346 metros de altitud), de perfil piramidal, como telón de fondo.

En la bajada a Idiazabal (a la salida del caserío Antia) hay una señal ambigua; debemos optar por dejar la pista asfaltada y tomar de frente un camino herboso en fuerte bajada. La pista asfaltada, que deben seguir los ciclistas, también desciende, pero más suavemente, a Idiazabal; en este caso, habrá luego que cruzar todo el pueblo por la carretera (en sentido sur) para enlazar con el camino señalizado.

A la salida de Segura, allí donde el camino enlaza de nuevo con el bidegorri, tenemos la opción de subir al bonito pueblo de Zerain; para ello cruzamos la carretera y tomamos el carril asfaltado de enfrente. Zerain cuenta con un albergue no exclusivo de peregrinos.

De Segura a Zegama, avanzando otra vez junto al río Oria (con un caudal más modesto), seguimos un agradable bidegorri.

La variante de montaña de Zerain a Zegama era la utilizada por los peregrinos hace años, cuando no existía el bidegorri entre Segura y Zegama, para evitar el peligro que entrañaba caminar por la carretera; desconocemos el estado de señalización actual de este tramo (se puede encontrar el track en www.wikiloc.com).

Hoy disponemos de servicios de restauración en todas las localidades.

Desde 2018 los peregrinos son acogidos en el Polideportivo, y no en el albergue de módulos prefabricados.

En este bonito pueblo, emplazado a pie de la Sierra de Aizkorri, se celebra anualmente la afamada maratón de montaña conocida como Zegama-Aizkorri, puntuable para la copa del mundo de la especialidad.

La localidad da nombre al queso más genuino del País Vasco; un queso elaborado con leche de oveja latxa y/o carranzana.