Etapa 4: Fuente Dé - Portilla de la Reina | Al Loro

Distancia: 
21,9 km
Duración: 
6 horas 45 mins
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
5

Etapa Reina del Camino Vadiniense: hoy cruzamos la Cordillera Cantábrica por la Horcada de Valcavao, a 1.794 metros de altitud. Es la mayor cota del Camino Vadiniense y de todos los Caminos de Santiago tratados en esta humilde web.

A pesar de ser la Etapa Reina, sin nieve y con una climatología benigna no tiene ninguna dificultad, y sin lugar a dudas es menos dura que las dos etapas precedentes. Los caminos son buenos, y la subida es larga, pero tendida.

Podemos dividir la jornada en tres partes: la subida por pista forestal a la Horcada de Valcavao, en la que ganamos 730 metros de altitud; la bajada también por pista de tierra al Puerto de Pandetrave; y, por último, el monótono descenso por una carretera de montaña sin apenas tráfico hasta Portilla de la Reina.

En el km 4,5 de la etapa abandonamos, sin enterarnos, la Comunidad Autónoma de Cantabria para entra en la de Castilla y León, en su provincia de León.

Hoy el itinerario es de altitud y absolutamente solitario, por tanto debemos tomar las precauciones propias de la media-alta montaña: informar a alguien de nuestro recorrido previsto, ir preferentemente acompañado y llevar el equipamiento adecuado. Desconocemos el estado actual de la cobertura de los distintos operadores de telefonía por esta zona, pero con toda seguridad es muy escasa.

Entre la Horcada de Valcavao y el Puerto de Pandetrave no hemos de dejar en ningún momento la pista principal; hay una señal caída que provoca cierta confusión.

Hoy no hay servicios intermedios; así pues, debemos llevar alguna vitualla. Hay una fuente a medio camino entre Valcavao y Pandetrave con abundante agua fresca y buena; entre Fuente Dé y Valcavao hay muchos pastos con ganadería, y el agua de las fuentes no está tratada, así pues, quizá mejor no fiarse.

No cuenta con ningún lugar a precio de albergue para pernoctar. El “Albergue de Portilla” es en realidad un hostal, con bar-restaurante; no tiene ni una sola de las características propias de los albergues, aunque es el lugar más económico del pueblo. También existe la Casa Rural El Invernal, encantados de acoger peregrinos si no está ocupada (pues es de alquiler completo).

Los Invernales son construcciones aisladas en prados de altitud, características de la Cordillera Cantábrica, destinadas a salvaguardar el ganado.