Etapa 5: Santarém - Golegã | Recorrido

Distancia: 
30,7 km
Duración: 
7 horas 45 mins
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
1
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

11,4 km

Desde el centro de la ciudad tomamos la Rua Serpa Pinto; seguimos la Rua  de São Martinho y Avenida 5 de Outubro hasta los jardines de Portas do Sol. Sólo 40 metros antes de la entrada a dicho parque giraremos a la izquierda, frente a la iglesia de Santa María da Alcáçova, y entramos por una calleja hacia el Largo de São Tiago.

Aquí, tras cruzar la muralla medieval por la puerta de São Tiago, comienza una bajada por un sendero estrecho y pedregoso. Seguimos callejeando por el barrio de la Ribeira de Santarém.

1,6 Cruzamos con cuidado la vía férrea por un paso a nivel y seguimos por calles adoquinadas hasta cruzar el puente medieval de Alcôrse. Enfilamos una pista de tierra que en breve pasa a ser de asfalto.
Atención: Tras 700 metros de pista asfaltada encontraremos a pie del camino una casa aislada –de color blanco y rojo, llamada Freixo Grandecon un sauce llorón, donde debemos girar bruscamente a la izquierda por pista de tierra. Comienza aquí un tramo por caminos agrarios entre viñedos, campos de pimientos y sin apenas árboles. Debemos estar pendientes de las flechas en cada una de las numerosas encrucijadas.

6,5 En un giro a la derecha nos incorporamos a una carretera local, que pasa junto a dos  quintas y nos conduce hasta la localidad de Vale de Figueira.

3,3 Vale de Figueira.

11,4

11,7 km

Tomamos a la derecha la Rua do Sobral, que se convierte en un camino en bajada. Siguiendo la pista de tierra, con pequeños repechos y ondulaciones, llegaremos al cabo de 2 km al puente que cruza el cauce del río Alviela. Seguimos en llano y  giramos a la izquierda a la entrada de una granja, entre campos de maíz; pasamos junto a una nave y una instalación de placas solares.

Tras 700 metros pasamos otra instalación solar y llegamos a una bifurcación (poste eléctrico marcado con el número 17) donde  giramos a la derecha. En breve, tras el poste número 4, el camino pasa junto a una casita en ruinas. Al cabo de 650 metros desembocamos en el cruce con el camino del Porto das Pereiras, con cañizales y árboles, que indican la proximidad de la ribera del Tejo. Estamos frente al poste eléctrico marcado con el número 9.

6,6 Punto importante: aquí un mojón bajo el poste número 9 nos indica girar hacia la izquierda. Lo hacemos, y al cabo de 90 metros sería el momento de tomar un posible atajo a la derecha, hacia el este (en lugar de seguir las flechas que llevan al norte, hacia Reguengo de Alviela), por un camino desdibujado entre campos de maíz y sin apenas señales, que va en paralelo a unos 400 metros de la orilla del río, por una zona que en ciertas épocas puede estar inundada. En caso de que no lo veamos claro, o si estuviese lloviendo o muy embarrado, será mejor seguir las flechas hacia el norte.

Por el atajo: seguiremos durante 3,5 km entre campos de maíz en dirección hacia unas naves agrícolas que vemos a lo lejos; de hecho podemos seguir recto hacia éstas o desviarnos algo más hacia la derecha. En este caso pasaremos un lecho arenoso con algunos árboles y llegaremos finalmente a una instalación con placas solares, donde encontramos una pista de tierra bien definida y de nuevo flechas amarillas.

Por el camino oficial: En 1,2 km llegamos a Reguengo de Alviela, pequeña aldea sin servicios, nos desviamos a la derecha para desembocar en la N365, que seguimos hasta Pombalinho, con bares y tiendas. Al llegar a la iglesia tomamos a la derecha por la Rua Manuel Monteiro Barbosa, que al final se convierte en una pista que nos lleva hacia Azinhaga.

5,1 (atajo) / 8,7 (camino oficial) Azinhaga. Placita con árboles y bancos, en uno de los cuales se halla la estatua del escritor José Saramago. Aquí disponemos de algunos bares donde parar a tomar algo.

23,1

7,6 km

Seguimos la calle principal pasando frente a la iglesia matriz. Superamos una rotonda y enfilamos la carretera nacional EN-365, rectilínea, estrecha y flanqueada al principio por plátanos de sombra. Debemos caminar con mucho cuidado, pues los coches pasan cerca y a gran velocidad.

Entramos en la villa de Golegã, y por la Rua do Campo llegamos enseguida a la plaza de la iglesia (Largo da Imaculada Conceição). En sus inmediaciones encontraremos los principales servicios: cafés, restaurantes, alguna tienda y alojamientos.

30,7