Etapa 3: Salas - Tineo | Al Loro

Distancia: 
19,8 km
Duración: 
5 horas
Dificultad: 
3
Paisaje/Naturaleza: 
3

Etapa corta, pero con desniveles significativos; es el Camino Primitivo, al que ya nos vamos adaptando.

Los peregrinos más fuertes pueden alargar la etapa hasta Campiello, o incluso hasta Borres, donde hay aceptables albergues de peregrinos.

Los primeros servicios de restauración los encontramos en La Espina; más adelante, en El Pedregal, también hay un bar-tienda.

Entre Salas y Bodenaya hay una senda a mano derecha, bien señalizada, que baja a la Cascada de Nonaya. Esta se encuentra a 250 metros del camino y, a nuestro entender, merece la pena el pequeño desvío para visitarla.

Ojo a la salida: Al final del pueblo, después del último bar, debemos tomar un sendero en muy mal estado a mano derecha, dejando la carretera.

A la entrada, por el paseo Camino de San Roque, hay un desvío bien señalizado que por la izquierda baja al albergue de peregrinos; el camino sigue recto.

Los potajes son los mejores platos que podemos encontrar en Tineo, especialmente si andamos en invierno. Usualmente se elaboran con diferentes variedades de legumbres. Uno de los más conocidos en toda Asturias es la fabada.

No obstante, los ingredientes que sin duda dan más sabor a los potajes tradicionales son los embutidos, y Tineo destaca por la excelencia de éstos. En las carnicerías de la población se elaboran chorizos, morcillas y otros más autóctonos como la tsinguaniza, las andoyas, el butietso o el chosco, el más conocido de todos. Podemos pedirlos en los restaurantes de la población.