Etapa 5: Quiroga - A Pobra do Brollón | Recorrido

Distancia: 
22,9 km
Duración: 
6 h 30 min
Dificultad: 
3
Paisaje: 
3
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

13,5 km

Cruzamos a todo lo largo la villa de Quiroga, siguiendo la calle principal o Rúa Real. Al final del casco urbano ésta pasa a ser de nuevo la carretera LU-933, por la que seguimos.

1,1 Pasamos bajo la nacional N-120. Al cabo de 250 metros hay un mojón que induce a error: parece indicar hacia la izquierda (para cruzar el puente sobre el río, que nos llevaría a dar un rodeo absurdo por San Clodio), pero nosotros debemos seguir de frente por la misma carretera LU-933, siempre en paralelo al río Sil. Vamos cruzando grupos de casas sin servicios: Ponte do Sil, A Barca de Mancebico y Espandariz.

2,7 A la altura del p.k. 29 de la carretera, cuando ya intuimos la intersección con la N-120, tomamos por la derecha una rampa de tierra que nos permite cruzarla por un pequeño túnel; subimos la rampa del lado contrario, pasamos ante unos talleres y continuamos de frente por la misma carretera local LU-933, sin tránsito y en ligera subida; dejamos a mano izquierda el acceso a Nocedo e iniciamos un prolongado ascenso en el que ganaremos 345 metros de desnivel en unos 6 km. Tras varios días caminando a su vera, en este punto nos despedimos definitivamente del río Sil.

2,8 Justo ante el poste que indica el p.k. 26 abandonamos la carretera, girando casi 180 grados a mano derecha por una pista forestal, en subida constante.

2,0 Cruzamos la carretera local LU-P-5005 y seguimos de frente por un camino en subida; pronto la pendiente se suaviza y alcanzamos el collado; un giro a la izquierda, que nos evita volver a salir a la misma carretera, marca el inicio del descenso. La bajada es suave y magnífica, siempre por pista de tierra a lo largo de un bosque muy umbrío, con pinos a un lado y castaños y helechos al otro.

4,0 Llegamos a una pista ancha, cruce donde se halla la capilla de los Remedios (siglo XVII). Continuamos el descenso, siguiendo en cada encrucijada las indicaciones de las flechas.

0,9 Carballo de Lor.

13,5

1,9 km

Seguimos en firme descenso hacia el valle del río Lor, con magníficas panorámicas de su entorno natural. En este punto el camino pasa junto a una granja de piedra donde suele haber tres o cuatro perros guardianes (si bien están atados, siempre ladran al pasar los peregrinos).  Llegamos al precioso puente medieval de A Ponte, sobre el río Lor.

15,4

5,4 km

Cruzamos el puente medieval. Después de pasar la iglesia y el cementerio llegamos ante un cruceiro donde arranca una pista cementada en fuerte subida, y que después continúa por un tramo de tierra con aún mayor pendiente; aquí los ciclistas deberán bajar a empujar u optar por dar un rodeo, mientras que los caminantes nos lo tomaremos con calma, pues es un tramo muy duro pero breve; desembocamos en una pista asfaltada, junto a un alto donde se alzan dos antenas de telefonía; tomamos el camino de tierra junto a una de dichas antenas, y lo seguimos durante un tramo por bosque de pinos. Al cabo de 2 km accedemos a una zona de meseta, un paisaje muy agradable donde se alternan los prados y las manchas oscuras de las arboledas. Poco antes de llegar a Castroncelos cruzamos de frente la carretera LU-P-4710.

20,8

2,1 km

Atravesamos este pequeño núcleo agrícola, sin servicios, para pasar después junto a Vilarmao. Seguimos en la misma dirección, primero por pista asfaltada y luego por un agradable camino de tierra, que nos conduce hasta A Pobra do Brollón; al llegar a las casas descendemos por una calle estrecha que desemboca en una carreterita (avenida da Feira), la seguimos 40 metros hacia la izquierda, donde torcemos a mano derecha por una bajada empinada; salvamos un riachuelo por un paso con piedras y llegamos a un área de descanso junto al río Saa.

Aquí tenemos unas mesas de madera y una pequeña playa fluvial, un lugar perfecto en verano para descalzarse y refrescar los pies. Cruzamos el río Saa por un puentecito de madera, y tomamos a la derecha la avenida de Galicia, donde están los bares y restaurantes de A Pobra, y también el Concello (donde podemos sellar la credencial).

22,9