Etapa 24: Mauléon-Licharre - Saint-Just-Ibarre | Al Loro

Distancia: 
22,4 km
Duración: 
7 horas 15 mins
Dificultad: 
4
Paisaje/Naturaleza: 
4

Estamos ante una etapa de media montaña que destaca tanto por su belleza como por su exigencia. Las recomendaciones son obvias: sería bueno salir temprano, estar informados de las condiciones meteorológicas, evitar despistes y, por supuesto, llevar agua y alguna vitualla para comer durante el recorrido.

La ruta de salida de Mauléon-Licharre es hacia el oeste; pasa por la Place de Licharre y la rue Jaureguiberri, superando una pequeña rotonda de la carretera local D611.

Durante la jornada sólo atravesamos dos pueblos: Garindein, donde hay un bar y un restaurante (cerrados probablemente a la hora que pasaremos), y Ordiarp, con otro bar. El resto de la ruta es todo monte hasta Saint-Just-Ibarre, localidad que cuenta con un par de bares, un restaurante y varios alojamientos para peregrinos y randonneurs.

En la Edad Media el pueblo albergó un hospital de peregrinos regentado por monjes agustinos del cabildo de Roncesvalles. La iglesia de Saint-Michel (siglos XII-XVII), con su puente y un original muro-campanario, forma una estampa muy fotogénica a orillas del río Arangorena.

A 1,8 km de Ordiarp, junto a una granja y una cruz metálica, tenemos la bifurcación entre el trazado oficial, que va por la derecha pasando por el Col d’Ehutza, y la ruta alternativa por el Col de Napale, que sigue de frente. Los dos trazados disponen del marcaje del GR-78.

Col d’Ehutza: la bajada de este collado presenta pendientes durísimas y, además, después de días de lluvia el sendero suele estar impracticable debido al barro. Col de Napale: discurre por una zona más despejada, es 1,5 km más larga y, aunque el desnivel sea similar al del trazado oficial, tanto la subida como la bajada resultan más progresivas.

En el descenso hacia el valle del río Bidouze dejamos la comarca de La Soule (Zuberoa) para entrar en la Basse-Navarre (Baja Navarra), otra de las tres provincias históricas de lparralde, el País Vasco francés.

A 700 metros del pueblo está el lagar Eztigar, donde se elabora sidra a la manera tradicional, con una plantación de 15.000 manzanos de las variedades locales Anisa, Mamula, Ondo Motxa y Eri Sagarra. Las visitas guiadas son gratuitas e incluyen una degustación. Horario de lunes a viernes de 10:00 a 17:00. Hay que reservar en el teléfono +33 559 378 712.

Los amantes de los dulces disfrutarán con el chocolate, los macarons (galletitas redondas de almendra, unidas de dos en dos con relleno en medio) y el famoso gâteau basque, un pastel tradicional que se elaboraba en los caseríos para celebrar festividades; está relleno con crema de manzana o mermelada de cerezas, y a menudo se decora mediante un lauburu, la cruz o rueda de brazos curvos, símbolo solar de vascos y celtas.