Etapa 26: Don Benito - Torrefresneda | Recorrido

Distancia: 
25,3 km
Duración: 
6 h 15 min
Dificultad: 
3
Paisaje: 
2
Inicia sesión o regístrate para descargar el Track.

0,0

9,3 km

Desde la plaza de España, junto al ayuntamiento, tomamos la calle Arroyazo y salimos a la plaza de Sánchez Cortés; avanzamos de frente por la avenida del Pilar hasta el final del paseo, donde giramos a la izquierda y después, en una rotonda, a la derecha por la avenida de Badajoz, junto a la valla de un instituto. Pasamos ante la plaza de toros (mejor cambiar antes al lateral opuesto) y rodeamos la rotonda por la izquierda, para proseguir junto a la carretera EX-206; siempre por el arcén de la izquierda, superamos una gasolinera y varias naves, en dirección a Medellín.

Mucha atención aquí: llegamos al puente sobre la vía del ferrocarril Madrid-Badajoz, donde hay un cambio de rasante y el arcén es mínimo, con los coches y camiones pasando muy cerca. 250 metros más adelante, al final del puente, torcemos 180 grados a nuestra izquierda, retrocediendo por un camino de arena, para rodear unas naves y seguir en paralelo a la vía del tren. Al cabo de 400 metros, en una bifurcación, tomamos el camino de la derecha, que conduce a un andadero en paralelo a la carretera EX-206, junto a un canal de riego. 

Después de 2,2 km con firme irregular, nuestra ruta vira a la izquierda, donde rodeamos una hípica y superamos un puentecillo sobre un arroyo; pronto enlazamos con el cordel de Don Benito, una pista de tierra entre campos y acequias que nos conduce a la entrada de Medellín. Por las calles Otumba y Ponce de León llegamos a la plaza de Hernán Cortés, donde está el ayuntamiento y la oficina de turismo. Una vez aquí, recomendamos dedicar un rato para subir a la iglesia de Santiago (centro museístico) y visitar, junto a ésta, el teatro romano y el castillo.

9,3

6,3 km

Atravesamos el casco histórico y descendemos a orillas del río Guadiana, ante el gran puente de piedra construido en el siglo XVII, con veinte arcos y 416 metros de longitud; tras las fotos de rigor, lo cruzamos, pasando al final del mismo junto a las pilas del antiguo puente romano; una vez en la otra orilla torcemos a la izquierda por un camino ancho de tierra (que corresponde al trazado de la Cañada Real Leonesa) y al cabo de 900 metros nos incorporamos a la carretera local BA-142, continuando por su arcén a la izquierda, siempre con precaución. Al cabo de 600  metros superamos el arroyo Cagánchez (a apenas 150 metros hay un bonito puente medieval que vale la pena visitar), y poco más adelante encontramos el desvío a Santa Amalia, señalizado con un cartel explicativo (ver Al Loro). 

Nosotros continuamos por la carretera y al cabo de 2,5 km, tras atravesar una zona de campos de arroz, entramos en la localidad de Yelbes.

15,6

9,7 km

En la calle principal, a la altura de la iglesia (de corte racionalista), veremos un cartel con un mapa y fotografías, donde se explican las dos opciones a partir de este punto: el recorrido tradicional, que se dirige hacia el noroeste para enlazar con la carretera nacional N-430, o bien la variante del río, que sigue de frente para cruzar el caudaloso río Búrdalo por un vado, donde habrá que descalzarse (ver Al Loro).

[Variante del río: los que decidan seguir de frente encontrarán a partir del final del pueblo mojones de granito en las bifurcaciones. Son 7,9 km hasta el vado del río (ojo, cruzad con mucha precaución, especialmente si baja crecido), después del cual podemos girar a la derecha para salir a Torrefresneda (a 3,5 km) o, si lo preferimos, seguir de frente hacia San Pedro de Mérida (que queda a 6,6 km). Atención: En caso que el caudal sea importante y no lo veamos claro, existen pistas en paralelo al río que conducen, aguas arriba, hasta el puente de la carretera nacional, donde retomaríamos la otra ruta.]

En caso de optar por el recorrido tradicional, desde el cartel explicativo (frente a la iglesia) torcemos a la derecha por la calle Gredos, al final de la cual seguimos a la izquierda apenas 100 metros para abandonar el pueblo por un camino de tierra entre campos de arroz. Al cabo de 1,4 km, en un cruce donde ya no se puede seguir de frente, giramos a mano derecha; continuamos por este camino y 900 metros después, en una encrucijada, tomamos a la izquierda una pista asfaltada; avanzamos por ésta siempre de frente durante 2,7 km hasta la orilla del río Búrdalo, donde viramos a la derecha; nos incorporamos a la carretera N-430 y cruzamos, a la izquierda, el puente sobre el río.

Mucha atención aquí, especialmente en días de lluvia o con niebla, pues el arcén es estrecho y los vehículos circulan a gran velocidad. Después de 2,4 km por el arcén de la carretera, la dejamos por la izquierda tomando un vial de acceso a la pequeña localidad de Torrefresneda. Tras superar la iglesia, con su característica torre del campanario y un crucero de granito, salimos a la plaza del ayuntamiento.

25,3