Etapa 4: Almadén de la Plata - Monesterio | Al Loro

Algunos peregrinos, sensatos, dividen en dos esta etapa, pernoctando en el agradable pueblo de El Real de la Jara. Además de la distancia, debemos tener presente que en el primer tramo hay algunos desniveles a considerar.

A la salida de El Real de la Jara, a la altura del arroyo de la Víbora, entramos en Extremadura.

A poco más de 2 km de Almadén de la Plata, y 150 metros pasado un puente de piedra, hay un desvío a mano izquierda; está bien señalizado, pero algunos peregrinos no lo ven.

Hasta El Real de la Jara no hay servicios; luego, entre dicha población y Monesterio encontramos la afamada (por sus jamones y embutidos ibéricos) Venta el Culebrín (miércoles cerrado), y, cerca, se encuentra el hotel-tienda-cafetería-restaurante Leo, que da servicio a la autovía y a la nacional y está abierto las 24 horas.

La N-630 se convierte en la Avenida de Extremadura, eje principal de la población; es donde está el albergue parroquial y casi todos los servicios.

El albergue municipal, sencillo, es la primera casa según llegamos. En la población hay otros dos alojamientos que, sin ser propiamente albergues, funcionan como tal.

Los que pernocten aquí no deben perderse la visita al castillo, distante 300 metros de la localidad. Merece la pena.