Toulouse

Servicios:
Habitantes: 
471.941
Municipio: 
Toulouse
Departamento: 
Alto Garona

Alojamientos en Toulouse

 
12 €
 
18 €
A 4,2 km del centro (ver Observaciones)
Abierto: 
Todo el año
 
23,50 €
Céntrico, a un paso de la basílica de Saint-Sernin
Abierto: 
Todo el año, excepto una semana en Navidad
 
25 €
Céntrico, a 550 m del GR desde el Pont Saint-Michel, y a 350 m de la Place...
Abierto: 
De junio a principios de septiembre (puede variar)
 
50 €
 
56 €
Junto al Canal du Midi y la gare Matabiau
 
46-50 €
 
49-62 €
A 500 m de la gare Matabiau, a 800 m del Capitole
 
69-89 €
 
89-98 €
Céntrico, a 400 m del Capitole
 
59+ €
Céntrico, a 600 m del Capitole
 
50+ €
 
59+ €
Junto al Canal du Midi y la gare Matabiau

Notas destacadas

El recorrido urbano, desde el Canal du Midi hasta el Pont Neuf, está señalizado con indicadores jacobeos.

En la basílica de Saint-Sernin funciona un servicio de información y acogida al peregrino gestionada por voluntarios de los Amigos del Camino de Occitania. Expiden la credencial de la iglesia francesa (5 €) y ponen el sello. Están de abril a octubre, a diario de 15:00 a 18:00.

Al otro lado del Garona, pasaremos ante el monumental Hôtel Dieu Saint-Jacques, gran hospital y albergue jacobeo que mantiene su función médica, y en el que además de visitar un museo podemos estampar, en nuestra credencial, un hermoso sello (sólo jueves y viernes de 11:00 a 17:00).

Quien comience el Camino en Toulouse, podrá obtener información de las variantes a partir de la ciudad en la Association de Coopération Interrégionale “Les chemins de Saint-Jacques de Compostelle” (ACIR Compostelle), situada en pleno centro (4 Rue Clémence Isaure, telf. +33 562 270 005, www.chemins-compostelle.com). En ella también se expide la credencial, pero no la francesa, sino la de la Federación Española de Amigos del Camino, que en España cuesta 2 € y en Toulouse 10 €.

Es una ciudad muy extensa, y dependiendo de dónde decidamos pernoctar podremos alargar o acortar la distancia, así como modificar el recorrido final fuera del camino señalizado.

No hay albergues de peregrinos, y tampoco muchos hostel como en otras ciudades. Los precios de los hoteles suelen bajar a medida que nos alejamos del centro, y también los fines de semana. Una zona con mucha oferta, y tarifas relativamente económicas, es la de la gare. La mayoría de los hoteles disponen de habitaciones de tres y cuatro plazas, que salen mucho más baratas que las individuales o dobles si vamos en grupo.

Mercados de alimentación en el centro de Toulouse. Cubiertos: los de Víctor Hugo, des Carmes y, al otro lado del Garona, de Saint-Cyprien. Al aire libre: Boulevard Strasbourg, de fruta y verdura, a diario por la mañana salvo el lunes; Square Charles De Gaulle (tras el Capitolio), biológico, martes y sábado por la mañana; Place Arnaud Bernard (300 m al N de Saint-Sernin), de pequeños productores, mañana del sábado; Place Dupuy (entre la catedral y el Canal du Midi), de alimentación, mañana del jueves; Place de Belfort (cerca de la gare Matabiau), de alimentación, la tarde del jueves; Place Saint-Georges (junto al centro comercial homónimo), de alimentación, martes, miércoles, viernes y sábado mañanas, y jueves tarde; Place du Salin (al sur des Carmes), alimentación, mañana de martes, viernes y sábado.

Para moverse por la ciudad funciona muy bien el transporte público (www.tisseo.fr), donde con un billete único se pueden utilizar durante una hora en bus, tranvía y metro. Para nosotros es muy útil el billete de una jornada, con el que nos podremos mover 24h en todos los transportes urbanos. Por el centro también circula un microbús o navette que es gratuito (de lunes a sábado).

Otra opción muy recomendable y económica es la de utilizar una bicicleta de Vélô Toulouse (www.velo.toulouse.fr). La primera media hora es gratis, y las siguientes a 50 cts, pero es más conveniente sacar el tique de un día, que sólo cuesta 1,20 €, y el pago se efectúa en cada parking con la tarjeta bancaria. Se pueden recoger y dejar en cualquiera de los numerosos aparcamientos que existen por toda la ciudad.

En su extenso casco antiguo, con sus edificios construidos en ladrillo vista, sobresalen tres iglesias: la catedral de Saint-Étienne, de extraña planta en la que se han ensamblado dos templos; la soberbia fábrica gótica de Les Jacobins; y, desde luego, la monumental y enorme basílica de Saint-Sernin, románica, que fue el templo de peregrinación más grande de su tiempo.

- Toulouse: Cultura y Monumentos

Aparte del cassoulet, del que ya hemos hablado, uno de cuyos ingredientes es la salchicha tolosana, en la ciudad se pueden degustar y/o adquirir todos los productos de la región occitana, por ejemplo los embutidos de Lacaune o los quesos de Roquefort, así como las aves del Gers o el melón de Quercy. Y entre los vinos con denominación citar los de Gaillac, Fronton, Madiran o Cahors. De los dulces cabe reseñar las galletas a la violeta y, sobre todo, la famosa fénétra, tarta de almendra con fruta escarchada (limón y albaricoque) con merengue.

Posee un gran complejo industrial tecnológico que destaca en los sectores de la electrónica, biotecnología y aeroespacial; en el barrio de Blagnac, cerca del aeropuerto, se encuentran las fábricas en las que se montan los aviones Airbus.

Salir de Toulouse es un auténtico galimatías, por lo que conviene planificar bien la etapa con anterioridad, y saber bien a qué atenernos cuando nos topemos con las variantes, si es que llegamos a verlas. En todo momento recomendamos tener una guía o plano a mano, al menos la fotocopia que entregan en el ACIR, ya que las señales son escasas por la zona metropolitana, y conviene estar atentos al nombre de las calles para no extraviarse.

Una alternativa heterodoxa pasa por tomar el autobús, desde la estación de Saint-Cyprien-Arènes (800 m al sur del Camino), hasta la Place de La Bascule en Colomiers (la línea 2 pasa continuamente, y la duración del viaje es de 30 min.; horarios en www.tisseo.fr). De este modo se ahorran los 8 km peores, e incluso se podría llegar de un tirón a L’Isle-Jourdain (33 km). La distancia aún se reduce otros 2 km desde el centro de Toulouse si accedemos a Saint-Cyprien en metro (el mismo billete vale luego para el bus si no ha pasado 1 hora), por ejemplo desde Capitole (línea 1), pero nos perderemos el paso por este bonito barrio histórico de la ciudad.

Cultura e Historia

La colonia romana de Tolosa, cristianizada por St-Sernin en el s. III y capital de los visigodos en el s. V, se convierte en cabeza de un condado, prácticamente independiente entre el s. IX y 1271, cuyo dominio llega a extenderse de Aquitania a Provenza. Durante el Medievo Toulouse incluso llegó a reivindicar la posesión de la cabeza de Santiago el Mayor, aunque más tarde se conformaría con la riada de peregrinos que acudían a venerar el cuerpo de Saint-Sernin, contando también, a partir del s. XIV, con la tumba de Santo Tomás de Aquino. Raymond VI se la jugó al apoyar la heregía albigense, pues tras la cruzada comandada por Simon de Montfort, pereció tras ser herido en el tercer asedio de Toulouse (1218) y perdió sus posesiones. Su sucesor, Raymond VII, recupera el condado y funda la Universidad de Toulouse, pero en la paz de Meaux (1229) ve reducido notablemente el dominio y es obligado a que su heredera se case con un hijo de Louis IX, Alphonse de Poitiers. Al morir sin descendencia, en 1271 se extingue para siempre el condado. Ya bajo el control de los reyes de Francia, la ciudad se convierte en un centro para las letras y las artes, y también del comercio del pastel. Tras el calamitoso incendio de 1463, los burgueses levantan sus palacios renacentistas. La apertura del Canal du Midi en 1680 inaugura un nuevo período de prosperidad para el comercio, ahora centrado en los cereales. En la fase final de las Guerras Napoleónicas, el ejército anglo-luso-español, comandado por Wellington y compuesto por 52.000 hombres, se enfrentó a la armada del mariscal Soult, compuesta por 42.000, en Toulouse; la noticia de la abdicación del emperador llegó tarde, y en el asedio, que provocó grandes destrozos en la ciudad, cayeron, entre heridos y muertos, 3.200 franceses y 4.756 aliados. En el presente la capital de la región de Occitania, que con cerca de medio millón de habitantes es la cuarta aglomeración de Francia, sólo superada por París, Marseille y Lyon, posee un gran complejo industrial tecnológico que destaca en los sectores de la electrónica, biotecnología y aeroespacial, destacando las fábricas en las que se montan los aviones Airbus. Otro motor del desarrollo social es la Universidad, con alrededor de 100.000 estudiantes, lo que se traduce en un ambiente cosmopolita y multicultural. Toulose ha sido una de las primeras ciudades francesas en sumarse al renacimiento jacobeo, y actualmente es sede de la activa Association de Coopération Interrégionale Les Chemins de Saint-Jacques de Compostelle, promovida por las regiones de Occitania y Nouvelle Aquitaine.

Principales monumentos

Casco histórico, Basílica de Saint-Sernin (s. XI-XII), Catedral de Saint-Etiénne (s. XIII-XVII), Convento des Jacobins (s. XIV), Convento des Agustins (s. XIV-XV), Capitole (s. XVIII), Pont Neuf (s. XVII), Hôtel-Dieu Saint-Jacques (s. XVII).

Fotos de Toulouse

Basílica Saint-Sernin de Toulouse
Place du Capitole, Toulouse
Hôtel-Dieu Saint-Jacques, Toulouse
Convento des Jacobins, Toulouse